Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El Gobierno retoma una actividad legislativa que lo enfrenta a sus socios
"Te vamos a joder la vida": las amenazas de una banda de desalojos ilegales
Opinión - Libertad de extorsión. Por Rosa María Artal

El TSJ de Castilla y León ordena repetir el juicio contra un alcalde de Ávila y su hijo tras ser absueltos

Archivo - Sede del TSJCyL en Burgos.

EFE

0

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha ordenado repetir el juicio contra el exalcalde de la localidad abulense de Hoyocasero (246 habitantes), Alejandro Picós, y su hijo, tras ser absueltos por la Audiencia Provincial de Ávila de sendos delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio respectivamente.

La sentencia emitida a principios de este año, después del juicio celebrado a finales de 2022, absolvió a ambos con el voto a favor de dos de los tres magistrados, mientras que el tercero emitió un voto particular en el que proponía la absolución del exregidor y la condena de su hijo a un año y medio de prisión.

El fallo fue recurrido por quien en su momento interpuso la denuncia, un exconcejal en el Ayuntamiento de este pueblo situado a 55 kilómetros al sur de Ávila, adhiriéndose parcialmente el Ministerio Fiscal.

Como consecuencia de dicho recurso, el alto tribunal ha decretado “la nulidad” de la sentencia dictada por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Ávila, obligando a repetir el juicio y “retrotrayendo las actuaciones al momento de la celebración de la vista”.

Al mismo tiempo, el TSJCyL ha ordenado “la práctica de un nuevo juicio ante el tribunal diferente al que lo ha anunciado en la estancia”, resolviendo así el recurso de apelación presentado por el exedil y el fiscal, sin que quepa la posibilidad de recurrir este fallo.

La sentencia que ha quedado anulada estimaba probado que el hijo del exalcalde de Hoyocasero solicitó al Consistorio una licencia de obra menor para “reformar y ampliar” una caseta de aperos situada en una parcela de su propiedad.

Igualmente, el hijo de Alejandro Picós pidió una autorización a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) para realizar esta actuación que afectaba a una zona de cauces.

En agosto de 2017, tanto el Consistorio como el organismo de cuenca concedieron la licencia para “reformar y ampliar” esa caseta de aperos de 7 por 5 metros y un porche de acceso en esa parcela situada en suelo rústico común.

Sin embargo, en ese terreno se realizó una edificación nueva en una ubicación distinta, sobre una base de hormigón de 10 metros de ancho por 12 de largo que, además de un porche de acceso de 5 por 4 metros, contaba en el interior con varias edificaciones, según el informe de la Guardia Civil.

Los agentes señalaron durante el juicio que la construcción se parecía a una vivienda, más que a una caseta de aperos de uso agrícola, lo que hizo que el Consistorio iniciara una expediente sancionador por una supuesta orden de paralización, al no ajustarse los trabajos a la licencia concedida.

A raíz de estos hechos, el hijo del exalcalde presentó la documentación necesaria para legalizar la construcción, eliminando algunas de las instalaciones, de manera que el 6 de julio de 2020 consiguió la licencia de edificación.

Etiquetas
stats