VÍDEO

Agresión de un vigilante de seguridad a una mujer trans en la estación de Sants de Barcelona

Fragmento del vídeo de la reducción

Renfe ha abierto un expediente informativo y ha expulsado a un trabajador de seguridad que ha agredido a una mujer trans en la estación de Sants de Barcelona en la mañana de este viernes mientras la estaban reduciendo, tal y como ha avanzado betevé. El Ayuntamiento ha reclamado investigar la agresión como un caso de discriminación tránsfoba.

Según explica la cadena, todo ha comenzado cuando la mujer ha increpado a un cámara pidiéndole que no la grabara. Al verlo, se han acercado agentes de seguridad privada, de la empresa Sureste, que han reducido a la mujer en el suelo. Entre cuatro guardias la han esposado, al tiempo que uno de los agentes le pegaba con la mano y le propinaba un puntapié.

El agente ha sido expulsado del servicio poco después de los hechos. Fuentes de Renfe han asegurado que ha sido la propia empresa quien ha requerido la retirada inmediata del servicio del trabajador. Las mismas fuentes han querido dejar claro que no tolerarán actitudes de este tipo.

El concejal de derechos de ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona, Marc Serra, ha pedido "investigar esta agresión tránsfoba", ya que mientras la mujer era reducida uno de los agentes le ha dicho "'cállese señor' para vejarla", ha agregado. El consistorio ha activado el protocolo y ha ofrecido el apoyo jurídico y psicológico de la Oficina para la No Discriminación para la mujer.

Agresión homófoba en Girona

Por otro lado, los Mossos d'Esquadra han detenido este viernes en Salt (Girona) a un hombre de 23 años, de nacionalidad española, como presunto autor de un delito de odio y discriminación por motivos homófobos y un delito leve de lesiones producido la pasada madrugada en un botellón en Girona.

Según los Mossos, el detenido preguntó por su condición sexual a la víctima, un chico de 20 años que participaba en un botellón en una céntrica plaza de Girona, y a renglón seguido le propinó varias patadas y puñetazos.

La víctima se pudo deshacer de su agresor y se encontró con una patrulla, ante la que denunció los hechos, para después ser trasladado al hospital, donde ha sido atendido de lesiones de cáracter leve. La denuncia de la víctima y la información facilitada por los testigos ha sido fundamental para la investigación que ha culminado con la detención.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats