La portada de mañana
Acceder
El mapa de todas las inmatriculaciones de la Iglesia
¿A qué enfermos crónicos vacunar primero?
Opinión – No, no ha lugar, por Esther Palomera

El CIS sitúa por primera vez al PSC de Salvador Illa en cabeza en las elecciones catalanas



Preelectoral CIS Catalunya 2021

Estimación de voto CIS (en % sobre el total del voto válido)


Vuelco en el escenario electoral catalán. Según el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el PSC está en cabeza en la carrera electoral en Catalunya y el ministro Salvador Illa podría ser el ganador de las elecciones si se celebran el próximo 14 de febrero. Según la encuesta del CIS, los socialistas obtendrían un 23,9% de votos, más de tres puntos por delante de los que obtendría ERC, que cae a la segunda posición. En escaños, la proyección del instituto demoscópico dibuja una horquilla amplia para el PSC, de entre 30 y 35 escaños, mientras que para los republicanos pronostica entre 31 y 33.

El sondeo de este jueves es el primero que detecta el adelantamiento de los socialistas a ERC. El partido de Pere Aragonès ha ido en cabeza durante toda la legislatura y en el último estudio del CIS en noviembre pasado los republicanos aparecían claramente consolidados como primera opción en intención directa de voto. Sin embargo, el cambio de Miquel Iceta por Illa como candidato del socialismo ha cambiado las tendencias.

El ministro es además el único candidato que aprueba en valoración, con un 5, mientras que sus dos rivales directos, Aragonès y Laura Borràs (Junts) obtienen un 4,6 de media. En el lado opuesto, la peor valoración la obtienen el candidato de Vox, Ignacio Garriga, con una puntuación del 2,5.

En la proyección electoral, Junts pierde fuelle y queda como tercera fuerza, incapaz de superar la barrera de los 30 escaños y con un porcentaje de voto sensiblemente más bajo que sus rivales. Los de Laura Borràs obtienen entre 20 y 27 escaños con un 12,5% de voto, lo que les situaría lejos de los resultados obtenidos por Carles Puigdemont hace tres años, cuando consiguieron superar a ERC en el último momento.

Por detrás de los tres primeros aparece un pelotón de partidos que compiten por la mínima. Ciudadanos obtendría entre 13 y 15 asientos, lo que supone un batacazo respecto a los 36 escaños conseguidos en 2017. En Comú Podem se mantiene en una franja similar a la actual, con entre 9 y 12 representantes, mientras la CUP crece, llegado a sumar entre 8 y 11 diputados. Al final de la tabla, el PP quedaría en 7 escaños, un crecimiento importante respecto a sus actuales 4, mientras para Vox se pronostica una entrada con fuerza en la Cámara catalana, consiguiendo una horquilla de entre 6 y 10 diputados.



La ventaja de Illa por encima de los partidos independentistas se fundamenta sobre la provincia de Barcelona, donde el candidato socialista es más sólido que Aragonès. En la provincia que más escaños reparte dos de cada tres escaños del Parlament, el ministro de Sanidad supera al republicano en casi 6 puntos de voto, y podría sacarle entre 4 y 6 escaños de ventaja. Illa en cambio va tercero en Girona y Lleida, pero vuelve a remontar en Tarragona, donde es primero aunque en este caso solo por un punto respecto a ERC.

Respecto a los bloques que podrían sumar pactos tras las elecciones, la proyección del CIS permite diferentes combinaciones. El dato insólito que ofrece el estudio es que la suma de las tres fuerzas independentistas quedaría en el 39,1% de voto, lo que supondría una cifra casi 10 puntos por debajo de lo ocurrido en 2017 y 2015. Como consecuencia, el bloque partidario de la secesión solo sumaría en la franja alta de su horquilla de escaños, una situación que tampoco ha ocurrido nunca. Quienes sí sumaría son los tres partidos del antiguo 'tripartit' de izquierdas, PSC, ERC y 'comuns', que podrían llegar sin dificultad a la mayoría absoluta a partir de los 68 escaños.

La encuesta del CIS se realizó entre los días 2 y 15 de enero, por lo que capta el llamado 'efecto Illa', ya que el ministro fue presentado como candidato tres días antes del inicio del estudio. Según la ficha técnica, se realizaron 4.300 entrevistas telefónicas en Catalunya.

síguenos en Telegram

PP y PDeCat ponen en duda la encuesta del CIS, mientras que el PSC destaca "el factor Illa"

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha puesto en duda la encuesta preelectoral del CIS publicada este jueves y ha acusado al presidente de la institución, José Félix Tezanos, de "mover estados de ánimo" de cara a los comicios catalanes.

"Lo que más me preocupa es el 40% de las personas que dice que no saben o no contestan y que están completamente desconectados de la política o que no saben a quien votar", ha reconocido Casado que, con todo, cree que la encuesta no presenta "novedades en el frente". De hecho, para el líder del PP, demostraría que solo hay dos alternativas en los comicios autonómicos: "Puede pasar que ERC presida y el PSC lo apoye o que Illa presida a las órdenes de ERC".

Al mismo tiempo, desde el PDeCat, su candidata a la Presidencia de la Generalitat, Àngels Chacón, ha restado credibilidad al sondeo sobre las elecciones catalanas, resaltando el hecho de que incluya preguntas sobre la candidatura de Salvador Illa, tan solo dos días después de que fueran anunciada por el PSC.

"Durante las vacaciones de Navidad el CIS cocinó muy intensamente. No nos acaban de cuadrar esas fechas", ha comentado, recordando que la candidatura de Illa se conoció el 30 de diciembre y el trabajo de campo del sondeo arrancó el 2 de enero.

Mientras tanto, desde el PSC, el diputado de la formación en el Congreso de los Diputados José Zaragoza cree que esta encuesta demuestra el "factor" del candidato socialista, Salvador Illa, ante la falta de proyecto de las formaciones independentistas, que a su juicio pretenden "mantenerse en el poder suspendiendo las elecciones".

Etiquetas
Publicado el
21 de enero de 2021 - 11:45 h

Descubre nuestras apps

stats