En Comú Podem aguanta pese al subidón del PSC y confía en ser llave para un Govern de izquierdas

La candidata de los 'comunes', Jéssica Albiach, junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en una comparecencia ante la prensa el 14F.

En Comú Podem ha reeditado en las elecciones catalanas de este 14 de febrero la representación de 2017. Al 99% escrutado, Jéssica Albiach ha logrado ocho diputados, los mismos que hace cuatro años, aunque por el camino se ha dejado más de 130.000 sufragios, algo más de un 40% de los logrados entonces. En porcentaje de voto, los comunes pasan del 7,46% al 6,86%. La caída de la participación, que no ha alcanzado el 55%, ha afectado a casi todas las fuerzas, pero es la primera vez desde 2016 que el espacio político articulado alrededor de Podemos consigue mantenerse en unas elecciones en relación a la convocatoria anterior. Esto ha valido a Albiach para asegurar que son "un espacio sólido y fuerte" que está "convencido". Y para anunciar que este lunes llamará a Salvador Illa (PSC) y Pere Aragonès (ERC) para sentarles en una "mesa de negociación" y buscar "un Govern de izquierdas".

La pugna entre PSOE y Unidas Podemos se recrudece en la recta final de la campaña de las catalanas

La pugna entre PSOE y Unidas Podemos se recrudece en la recta final de la campaña de las catalanas

La irrupción de Salvador Illa en la campaña como cabeza de cartel del PSC presagiaba un mal resultado para En Comú Podem, que desde 2015 no ha repetido candidatura, ni siglas, en unas elecciones autonómicas. A diferencia de en las generales de 2015, y la repetición de 2016, cuando los comunes se hicieron con la victoria en las urnas, en los comicios catalanes siempre se habían tenido que conformar con una posición intermedia entre los dos bloques que se habían constituido en Catalunya, al apostar por un referéndum pactado como solución al conflicto territorial.

Tras los malos resultados en Galicia y Euskadi de julio de 2020, la apuesta del PSC señalaba en Catalunya un camino similar para En Comú Podem. No solo los socialistas mejoran. También ERC ha aumentado sus votos. Y la CUP, que ha duplicado su presencia en el Parlament. Tres partidos con los que los comunes comparten electorado. En palabras del vicepresidente del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, "auguraron nuestra debacle, pero nos consolidamos".

La reacción de Albiach en su primera comparecencia tras conocerse los resultados ha sido, así, de satisfacción. "Somos un espacio sólido y fuerte. Hemos resistido. Aquí estamos, fuertes y convencidos", ha dicho, tras defender la tradición del PSCU, de la que se dijo sentirse "herederos" y de ser el único partido que aún defiende el lema de Un sol poble.

Apuesta por un "Govern de izquierdas"

Los comunes se han posicionado durante toda la campaña como el factor clave para intentar "desbloquear" el panorama político en Catalunya y buscar un entendimiento "transversal" para logar un "Govern de izquierdas" en el que combinar sus votos, de alguna manera, con los del PSC y ERC.

Albiach ha insistido en ese mensaje en una comparecencia pública con el escrutinio casi finalizado. "Queremos un Govern de izquierdas", ha dicho. "Hay una mayoría de izquierdas", ha insistido. La candidata de En Comú Podem ha asegurado que el próximo Parlament será "el más de izquierdas de la historia", y se ha preguntado por qué lo que es posible en Madrid y Barcelona no lo es "para Catalunya".

Albiach también ha advertido al candidato del PSC, Salvador Illa, de que "la ciudadanía no está para investiduras 'fake". Aunque ha intervenido antes que el exministro de Sanidad, la dirigente de los comunes se ha anticipado a las palabras de Illa, quien ha anunciado su intención de presentarse a la investidura. Para eso, primero se tendrá que formar el Parlament, elegir al presidente y que este se lo permita aunque no tenga los apoyos necesarios garantizados, algo que no está claro que vaya a ocurrir.

Porque el 14F deja también otro titular, además de que por primera vez el PSC logra ganar en votos y escaños unas elecciones catalanas. El independentismo logra la mayoría absoluta y supera, también por primera vez, el 50% de los votos. Una cifra que palidece por la baja participación, pero que no será obviada en las cuentas que se harán las próximas semanas en los despachos de los dirigentes políticos catalanes, ya estén en Barcelona, en una cárcel o en Waterloo.

Los comunes son conscientes de que lo más probable es que se reedite un Govern independentista, esta vez con ERC al mando. Esta idea es también la que asumen en la dirección estatal de Podemos. Pese a ello, Albiach ha asegurado que este mismo lunes llamará a Illa y Aragonès para plantearles una mesa de negociación para lograr un acuerdo que permita una combinación de los tres para gobernar la Generalitat. "El Govern de izquierdas es posible. Antes o después llegará para abrir una nueva etapa a Catalunya", ha dicho en su comparecencia. "Y que se dejen de una vez por todas los vetos estériles, que no sirven ni suman", ha concluido.

Iglesias: "Ineludibles para que haya Gobierno y bloque parlamentario en España"

Pablo Iglesias ha felicitado en un mensaje en Twitter a Albiach por el resultado. El vicepresidente del Gobierno, así como el resto de ministros de Unidas Podemos, han participado de forma activa en la campaña de los comunes, en la que han defendido su presencia en el Gobierno central como imprescindible para acometer políticas sociales. Tras los últimos resultados electorales, y ante la irrupción del "efecto Illa", mantener el resultado de 2017 puede ser considerado como un éxito para el espacio político.

Pase lo que pase en la Generalitat, en Unidas Podemos creen que el resultado de esta noche estabiliza al Gobierno central ya que elimina la posibilidad de que ERC retire su apoyo por la presión de Junts. A diferencia de lo ocurrido hace cuatro años, esta vez sí ha habido un cambio también en el bloque independentista y, por primera vez, los republicanos se han impuesto a los únicos herederos que quedan del derrumbamiento de Convergència.

Para el vicepresidente, el espacio político de Podemos es "ineludible para un Gobierno de izquierdas en Catalunya y para que haya Gobierno y bloque parlamentario en España, frente a una derecha cada día más ultra".

La de Iglesias no ha sido la única felicitación para Albiach que ha llegado de referentes del espacio político. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también ha enviado un mensaje a la candidata de En Comú Podem y ha apostado por un Govern de izquierdas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats