El concierto sin distancias de la Sala Apolo de Barcelona acaba sin contagios

Concierto-ensayo en el Apolo

El ensayo clínico que se llevó a cabo el pasado 12 de diciembre en la Sala Apolo de Barcelona para validar la eficacia de los test de antígenos como estrategia para posibilitar la celebración de conciertos ha revelado que ninguno de los cerca de 500 asistentes al evento se contagió.

"Los resultados son contundentes y permiten afirmar que, si se reproduce un estudio con las mismas condiciones, los resultados serían siempre los mismos. Es seguro llevar a cabo este tipo de actividades y conciertos", ha remarcado este miércoles el doctor Josep Maria Llibre, uno de los responsables del estudio, en la presentación de los resultados, informa EFE.

Llibre ha destacado que los resultados obtenidos "son incluso mejores de los esperado", ya que, teniendo en cuenta las tasas de transmisión de la infección en este momento en Barcelona, se esperaban entre uno y tres infectados entre los asistentes al concierto. El director del Primavera Sound, que impulsó el ensayo, Pablo Soler, ha celebrado los resultados y, aunque ha señalado que aún quedan "muchos meses" de trabajo, ha augurado que "este es el inicio del camino de la reapertura".

El estudio reunió a un millar de voluntarios que se sometieron a pruebas de antígenos y PCR y fueron divididos en dos grupos de unas 500 personas de características similares: uno asistió a un concierto en el que no se guardaron las distancias de seguridad y el otro, el grupo control, hizo vida normal.

Ocho días después del concierto-ensayo, todos los voluntarios se hicieron otra prueba PCR, cuyos resultados revelaron que ninguno de los 463 asistentes al recital se había infectado, mientras que en el grupo control hubo dos contagios. De los 500 voluntarios que tenían que asistir al concierto, unas 30 personas no llegaron a entrar y otros siete que sí lo hicieron aún no se han podido hacer la prueba PCR posterior.

"El análisis estadístico nos permite afirmar que no hay más riesgo de contagio en las personas que participan en un evento masivo si se siguen las medidas que nosotros implementamos en el estudio", ha insistido el otro responsable del estudio, el doctor Boris Revollo.

Según los investigadores, el ensayo, que ha sido impulsado por el festival Primavera Sound, la Fundación Lucha contra el SIDA y las enfermedades infecciosas y el Hospital Universitario Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), demuestra la eficacia de los test de antígenos para detectar a personas transmisoras del virus.

Al respecto, han explicado que tres de los participantes en el estudio -uno del grupo de control, un asistente al concierto y un miembro del equipo de seguridad de la sala- dieron negativo en el test de antígenos pero positivo en el PCR realizado antes del concierto, lo que apuntaría a que tenían una carga viral muy baja y una capacidad "prácticamente nula" de infectar.

"Hay estudios que demuestran que el test de antígenos es mejor que la PCR para saber si una persona es transmisora del SARS-CoV-2. Nosotros intentamos saber si los asistentes son transmisores. Para esto es más fiable el test de antígeno que la PCR. Ya hay estudios previos que demuestran que una de cada 200 personas con un test de antígenos negativo podría tener una PCR positiva, que se asocian a una cantidad de virus muy baja y no son transmisores", ha explicado Llibre.

Preguntado por los próximos pasos, Soler ha señalado que "aún queda mucho trabajo por hacer con autoridades y con el sector", pero ha confiado en que las medidas adicionales aplicadas en el ensayo, como los test de antígenos, la delimitación de zonas para fumar y para beber o el control de flujos, puedan facilitar la reactivación de algunas actividades.

Asimismo, Llibre ha destacado que este ensayo es el primer estudio de estas características que se ha llevado a cabo en el mundo -"mucha gente está pendiente de estos resultados", ha señalado- y ha augurado que en los próximos meses habrá más estudios que permitirán saber si esta estrategia se puede extrapolar a eventos más masivos, como congresos, festivales o eventos deportivos.

"Aquí nació esta chispa, porque Barcelona tiene mucha tradición en la actividad cultural y de ocio y porque hubo esta colaboración mágica con el Primavera Sound, que fue capaz de ver que si ellos no generaban los datos nadie lo iba a hacer", ha señalado Llibre.

Etiquetas
Publicado el
30 de diciembre de 2020 - 14:13 h

Descubre nuestras apps

stats