El debate de los candidatos del 14F en RTVE no alcanza el 1% de audiencia fuera de Catalunya

Debate de RTVE para las elecciones del 14 de febrero

El interés sobre la política catalana ha ido a la baja en los últimos años, desde el pico alcanzado en 2017 durante las jornadas más álgidas del procés. El debate celebrado este domingo por RTVE, a través de su desconexión en Catalunya y del Canal 24 horas para toda España, dio una buena muestra de ello, pues en el conjunto nacional no alcanzó ni siquiera el 1% de audiencia y se quedó en el 0,9% de cuota con solo 152.000 espectadores.

Y eso pese a que la televisión pública española ofreció el primer Debate televisado en el que se vieron las cartas los 9 candidatos principales en las elecciones al Parlament del próximo 14 de febrero, conducido por Xabier Fortes, actual presentador de La Noche en 24 horas. RTVE había apostado por realizar un debate íntegramente en castellano por primera vez, algo que había suscitado críticas del equipo profesional de RTVE en Barcelona.

Las cifras fueron bastante mejores en Catalunya. En su emisión de La 1, el debate obtuvo un 9,8% y 223.000 espectadores. En la emisión simultánea, 'simulcast', el debate llegó a un 10.7%, lo que representa a 242.000 espectadores, y un total de 774.000 contactos.

En el debate de candidatos de este 14F la cadena pública contó con la participación de Carlos Carrizosa por Ciudadanos (Cs), Àngels Chacón por el Partit Demòcrata de Catalunya (PDeCat), Pere Aragonès por Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Salvador Illa por el Partido Socialista de Catalunya (PSC), Jéssica Albiach por Catalunya en Comú (CatComú), Carles Riera por la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), Alejandro Fernández por el Partido Popular (PP), Laura Borràs por Junts per Catalunya (JxC) y Ignacio Garriga por Vox.

Finalmente los partidos independentistas optaron por hablar en catalán, ante lo que el moderador recordó que el programa estaba pensando para que se viera en toda España. "En esta campaña va a haber al menos tres debates, dos en catalán y este, que hemos decidido ofrecerlo también al resto de España porque lo que pasa en Catalunya es también muy importante para el resto del Estado", explicó Fortes al inicio de la emisión.

Sin embargo, los datos de audiencia no acompañaron la pretensión de la cadena, pues el interés del debate fuera de Catalunya se quedó en una cifra más baja que la conseguida por el mismo formato en 2017, entonces en catalán, cuando sumó un 1,4% de audiencia.

Otra de las polémicas de la noche tuvo que ver con la traducción simultánea por la que optó la Corporación pública tras la negativa de varios de los participantes en dirigirse en castellano. Un doblaje que despertó críticas en las redes sociales, tanto por quienes lo consideraban molesto como por quienes entendían que los participantes debían utilizar la lengua española en RTVE.

Por parte de trabajadores en la televisión pública ya se habían vertido críticas a la apuesta de la cadena por el formato lingüístico. "Es la primera vez que un debate de candidatos a las elecciones catalanas organizado por TVE se emite solo en castellano", expresaron en un manifiesto impulsado por profesionales de Informatius de RTVE Catalunya. Los trabajadores consideraron además que la decisión de la cadena no respeta la ley 17/2006 de la radio y la televisión de titularidad estatal, en concreto el apartado E del artículo 3.1 que les obliga a promover la cohesión territorial, la pluralidad y la diversidad lingüística de España. 

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 14:16 h

Descubre nuestras apps