eldiario.es

9

CATALUNYA

Insultos a las mujeres políticas: una violencia machista en aumento

Alguien todavía duda de que los insultos, ridiculización, desvalorizaciones, etc ... que han recibido las mujeres políticas en este país en los últimos tiempos son una manifestación más de las violencias machistas?


La última y más flagrante ofensiva la hemos vivido en estos últimos días y las mujeres políticas de la CUP "han pagado el pato". Pero ya viene de más lejos, llevamos tiempo oyendo y leyendo despropósitos hacia las mujeres políticas únicamente por el hecho de ser mujeres tengan la ideología política que tengan. Una vez más, esta cuestión ha sido invisibilizada porque "únicamente" afecta a las mujeres y, en medio de todo el ruido político en que nos encontramos, supongo que la igualdad real entre hombres y mujeres que también se traduce en: igualdad en el trato, en el reconocimiento público y privado, en el que nuestra voz valga igual que la de cualquier hombre, en definitiva, en la capacidad de incidir en la política del país, no parece suficientemente importante. Pero lo es. Feministas de Cataluña ha redactado un Comunicado contra el acoso a Mujeres políticas para dejar clara la denuncia respecto a esta situación.


Es evidente que cuando alguien utiliza argumentos personales, estéticos, estereotipos de género, etc. para argumentar en un debate político, es porque le faltan argumentos políticos de altura y, además muy probablemente se siente amenazado por el avance imparable de la igualdad y la visibilización de las mujeres en la esfera pública. Se pone en ridículo. Lo que ya no es tan claro es por qué socialmente toleramos que esta violencia se siga produciendo y lo vemos sólo como un "daño colateral" de la crispación política que estamos viviendo. Ya podemos hablar de nueva política o de transformación social, si no nos plantamos y dejamos de tolerar este doble rasero entre los hombres y las mujeres en los análisis políticos estaremos siendo conniventes con este sistema patriarcal que sigue aceptando que insulte o se trate las mujeres políticas como objetos despreciando sus opiniones como algo inevitable e inherente a la humanidad y no cambiaremos nada.


Las mujeres ̶ esperamos ̶ seguirán yendo en aumento en la política y este hecho incide e incidirá en cómo sea esta política. Esta es una oportunidad que tenemos. Que haya suficiente mujeres como para poder plantear alternativas y posicionamientos diferentes y no adaptarse a los modelos masculinos imperantes hasta ahora. Esperamos con ello contribuir a generar, junto con los hombres, cambios que mejoren la sociedad para todos (hombres y mujeres) pero, para que esto ocurra, es necesario tener espacio para ser escuchadas, sin ser coaccionadas ni despreciadas.


Estamos en la primera semana de enero y ya ha habido 4 mujeres muertas en España por violencia machista. Aterrador. Parece que hay que recordar, una vez más, que en base a las violencias machistas que nos dejan estas consecuencias tan crueles está la desigualdad estructural entre hombres y mujeres que sigue igual de vigente. Estos asesinatos machistas son vidas humanas que nos deberían hacer pensar y confrontar con la responsabilidad que tenemos cada uno / a de nosotros en nuestra cotidianidad, en nuestras acciones, en lo que hacemos o lo que dejamos de hacer en relación con esta ansiada igualdad. Cuando alguien sonríe de forma cómplice ante un comentario aparecido en un artículo o un tweet donde se insulta una mujer política apelando a cualquier cuestión personal está participando de esta estructura patriarcal, y así, día tras día toleramos la repetición de estereotipos que nos evocan permanentemente una sociedad desigual y por tanto injusta. Ya sabemos que para las mujeres todo lo personal es político. Sería bueno no olvidarlo.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha