Rechazo al “efecto muerte” en el Mediterráneo ante la Comisión Europea en Barcelona

Una de les personas organizadoras habla a los manifestantes / ENRIC CATALÀ

Tres centenares de manifestantes se han concentrado, esta tarde, ante la sede de la Comisión Europea en Barcelona y han aplaudido la lectura del Manifiesto en el que se la ha acusado “de renunciar a su vertiente más humanitaria y de compromiso con los derechos humanos y preferir 'el efecto muerte' como medida disuasoria de la inmigración a través del Mediterráneo”.

Amnistía Internacional: "Europa no tiene ni el plan ni la voluntad" de rescatar a inmigrantes

Amnistía Internacional: "Europa no tiene ni el plan ni la voluntad" de rescatar a inmigrantes

El Manifiesto y la concentración han sido impulsados por un colectivo nacido de la indignación por la muerte de más de 800 personas el pasado domingo al hundirse un barco que las transportaba de Libia en Italia. Sólo se salvaron de esta tragedia una veintena de inmigrantes que, según el texto mencionado, “huían de conflictos armados y de la precariedad de sus países de origen”.

“Stop Madre Mortum” es el lema que ha encabezado la protesta, que ha contado con la adhesión de las asociaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, como Sos Racismo, Cerremos los Cíes, Unidad contra el Fascismo y el Racismo y varias asociaciones de inmigrantes. También se ha adherido partidos y agrupaciones como el PSC, ERC, ICV, EUiA, Barcelona en Común o las CUP. A la concentración han asistido diputados y dirigentes de estos grupos políticos, como Ferran Pedret, Oriol Amorós, David Companyon, Gerardo Pisarello o David Fernández.

El periodista Carles Solà ha dicho que “la Unión Europea tiene en sus manos acabar con estas muertes”, antes de que los actores Miguel Ripeu y Nausica Bonín leyeran el manifiesto “Paremos el genocidio en el Mediterráneo”. “Según estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, se calcula que durante 2015 pueden llegar a perder la vida intentando llegar a Europa hasta 30.000 personas. Esta situación dramática contrasta con las políticas migratorias de la Unión Europea, que sigue viendo la inmigración irregular como una vulneración de las fronteras europeas, y no como una crisis humanitaria, poniendo los intereses económicos por delante de la vida y de la dignidad de las personas”, se lee en ese texto.

Además, se acusa a las instituciones europeas “de falta de implicación a la hora de aplicar políticas de asilo y refugio con garantías”, y de “complicidad con aquellos gobiernos de terceros países que, por diversos motivos, no dan respuesta a las necesidades de sus ciudadanos y ciudadanas”.

La Plataforma que ha convocado la protesta lamenta que la respuesta de la Comisión Europea a la tragedia de los cientos de muertos ahogados en el Mediterráneo en los últimos días pase “por reforzar el control de los flujos migratorios, obviando la necesidad de dar una primera respuesta de socorro y salvamento a todas aquellas personas que intentan cruzarlo”. Y exige a la Unión Europea y sus Estados miembros que “doten de presupuesto y reorienten las funciones de la Agencia Europea de Control de Fronteras, Frontex, con el objetivo de que realice tareas de rescate a las víctimas del drama del Mediterráneo” y que “faciliten las vías legales para que las personas demandantes de asilo puedan ejercer su derecho de pedir refugio a los estados europeos y no se vean obligadas a arriesgar su vida en un camino que, muy probablemente, les llevará a la muerte”.

Los asistentes a la protesta, que ha contado con la música de Djibril Ngom, han encendido velas ante la puerta de la Oficina de la Comisión Europea en Barcelona. Dos de ellos han intentando descolgar una gran pancarta desde el edificio de La Pedrera, en frente de la sede de la Comisión, pero vigilantes de seguridad del recinto se lo han impedido, ante las protestas de los manifestantes.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats