La portada de mañana
Acceder
Unidas Podemos marca perfil propio frente al PSOE tras el acuerdo presupuestario
La "revolución" de los nuevos currículos de la ESO
Opinión - Ábalos empieza por A, por Esther Palomera

La protesta contra la ampliación de El Prat se convierte en una multitudinaria manifestación por el clima

Los manifestantes contra la ampliación del aeropuerto del Prat, en la calle Tarragona de Barcelona

Una multitud de personas ha tomado la calle en Barcelona este domingo para exigir que se descarte definitivamente la polémica ampliación del aeropuerto de El Prat, hoy paralizada por el Gobierno, y de cualquier infraestructura aeroportuaria debido a la emergencia climática. Convocados por Zeroport y la ‘Xarxa per la Justícia Climàtica' –dos plataformas que congregan a cientos de entidades ecologistas y sociales–, los manifestantes han ocupado la calle Tarragona bajo el lema 'Ampliaciones, no. En lucha por el clima, la salud y la vida'.  

La Generalitat sabía desde julio que la propuesta de Aena para El Prat afectaba al espacio protegido

La Generalitat sabía desde julio que la propuesta de Aena para El Prat afectaba al espacio protegido

Llenando el tramo entre las plazas Països Catalans y Espanya, los asistentes han coreado lemas como "justicia climática ya", "no a la ampliación" o "más calabacines y menos aviones", mientras esperaban a que comenzasen los parlamentos, que se han demorado tras una actuación musical. Una vez los activistas han tomado el micrófono, se han sucedido los mensajes contra el aumento de los vuelos, en defensa del medio ambiente y, en general, para exigir mayor valentía a la clase política frente al cambio climático.

"Ministra Raquel Sánchez y presidente Pedro Sánchez: ampliaciones no. No es una petición, es una advertencia. Y president Pere Aragonès y vicepresident Jordi Puigeró: esto no es negociable, ni ahora ni en cinco años", proclamaba la portavoz de la Xarxa per la Justícia Climàtica, Joana Bregolat. "Por el planeta y por la justicia social, cualquier plan de aumento del tráfico aéreo debe ser tumbado para siempre y en su lugar desarrollar proyectos de sostenibilidad", añadía Daniel Pardo, de Zeroport y el colectivo ABDT contra el turismo masivo. "No se trata solo del aeropuerto de Barcelona, sino de luchar contra la emergencia climática", refería al inicio la socióloga Iolanda Fresnillo, del Observatorio de la Deuda, que recordaba que el documento de regulación de Aena incluye también planes para Girona y Reus, así como para Barajas, en Madrid.

Al término de la protesta, el Ayuntamiento de Barcelona ha cifrado los asistentes en unos 10.000. La organización, por su parte, lo ha elevado hasta unos 90.000.

Más allá de la Ricarda

La cancelación del proyecto de Aena por desavenencias con la Generalitat se vivió como una victoria por parte del movimiento ecologista, especialmente porque esto supone que no se dañará la laguna protegida de La Ricarda. Pero las entidades ecologistas, que ya habían convocado la manifestación para este domingo, quisieron mantenerla. No solo porque no se fían de que el plan haya sido aparcado para siempre, sino porque consideran su lista de demandas sigue vigente: desde el cierre de aeropuertos deficitarios y la eliminación de vuelos que tengan alternativa ferroviaria hasta una mejor protección de toda la zona del Delta del Llobregat.

"Para mí lo de la Ricarda no es en absoluto el principal motivo de que hayamos venido", se expresaba Joan Vallvé, del barrio barcelonés del Guinardó, que acudía a la protesta junto a su mujer y su hija. "Lo que más nos preocupa es que aumenten las emisiones tal y como estamos, y que quieran que haya más turismo en una ciudad tan saturada como Barcelona", añadía.

La encargada de abrir las intervenciones desde el escenario ha sido la filósofa Marina Garcés, que ha hecho un llamamiento a oponerse a las ampliaciones aeroportuarias para evitar la "destrucción de la vida". En un alegato contra los intereses de la patronal y de parte de la clase política, ha proclamado: "Sus negocios de futuro no son nuestros caminos de presente. Ni sus ampliaciones son la base para volar hacia una vida más digna".

Desde los agricultores a los opositores a los Juegos Olímpicos

La concentración ha contado con 40 columnas procedentes de distintos barrios de Barcelona y otras ciudades catalanas, algunas de ellas conectadas a reivindicaciones territoriales y medioambientales que nada tienen que ver con el Aeropuerto de El Prat, pero que veían en esta protesta un catalizador del malestar por la emergencia climática y el actual modelo económico. De esta forma, se citaron en la manifestación desde la plataforma Stop Juegos Olímpicos, contra el proyecto olímpico para el Pirineo en 2030, hasta colectivos por el derecho a la vivienda y contra el turismo masivo. También el sindicato agrario Unión de Pagesos. Especialmente nutrida ha sido la representación de colectivos del Baix Llobregat, la comarca donde se ubica el aeropuerto, incluidos los campesinos del parque agrario, que han acudido al lugar con sus tractores. 

Entre los asistentes se han contado también distintos representantes políticos. Se daba por descontada la asistencia de los 'comuns', que desde los ayuntamientos de El Prat y Barcelona han batallado contra la ampliación y alentado el movimiento de protesta. Varios ediles se han manifestado, entre ellos la segunda teniente de alcaldía, Janet Sanz, pero no la alcaldesa Ada Colau. Eso sí, por la mañana lanzó un mensaje en Telegram: "Decimos 'no' a las ampliaciones de aeropuertos, 'no' al negacionismo climático y al negacionismo económico que nos pone en peligro". También de la CUP han asistido diputados.  

Una de las incógnitas durante días, que se despejó el viernes, es si acudirían miembros del Govern, tal y como dejó entrever en su día ERC y que dio argumentos al Gobierno para paralizar la inversión. Finalmente, no acudió nadie del Ejecutivo pero sí los republicanos Meritxell Serret, Raül Romeva y otros cargos del partido.

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2021 - 12:57 h

Descubre nuestras apps

stats