eldiario.es

9

CATALUNYA

El mosso que aporreó en la cabeza a un joven alega que al ver que sangraba no le volvió a golpear

El agente asegura que el porrazo iba dirigido a las piernas pero que se desvió a la cabeza porque tropezó con otra antidisturbios

Un bombero testigo de la agresión contradice la versión del mosso: "Le dio directamente en la cabeza. Pensé que lo había matado"

El centro Iridia pide una reunión a Interior para revisar los mecanismos de control internos de los Mossos

55 Comentarios

El mosso imputat és el que propina un cop de porra al jove en bicicleta de la imatge / PEDRO MATA (Fotomovimiento)

Momento del porrazo en la plaza de Sants de Barcelona PEDRO MATA (Fotomovimiento)

¿Agresión intencionada o golpe fortuito? Esto es lo que tendrá que decidir el tribunal de la sección 7 de la Audiencia de Barcelona, que ha dejado este miércoles visto para sentencia el juicio contra el agente de los antidisturbios de los Mossos d'Esquadra que aporreó la oreja de un joven, Iván J., tras el desalojo del centro social de Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona.

El agente ha reconocido que golpeó al joven, pero ha alegado que en realidad el impacto iba dirigido a las piernas. El cambio de trayectoria del porrazo hacia la oreja se produjo, según su versión, porque tropezó con su compañera antidisturbios presente en el momento de los hechos –la otra agente que se ve en la fotografía que acompaña a esta información.

"No fui consciente de dónde iba el golpe", ha dicho el agente, antes de asegurar que "en ningún momento" quería golpear al joven en la cabeza y que tras hacerlo, al ver que Iván sangraba, no insistió más. Además, ha explicado que la actuación policial se produjo porque Iván les insultó, extremo rechazado por la víctima, la Fiscalía y los testigos que no eran policías presentes en el momento de los hechos. Todos ellos destacan que la plaza de Sants estaba tranquila y que Iván no increpó a los agentes.

La Fiscalía pide para el mosso tres años de cárcel por un delito de lesiones. La acusación particular ejercida por el joven, representado por la letrada Montse Fernández, solicita seis años porque además de las lesiones ve un delito contra la integridad moral de Iván. La misma pena reclama la acusación popular pilotada por el abogado Andrés García Berrio del centro Iridia para la defensa de los Derechos Humanos.

Tal y como explicó a este diario el pasado domingo, Iván ha relatado ante el tribunal que iba con su bici por la plaza de Sants tras salir del trabajo. Sin previo aviso, ha expuesto, la agente antidisturbios le golpeó con la porra en las piernas, e inmediatamente después vino el porrazo en la oreja por parte del acusado. Hasta cuatro testigos han avalado la versión de Iván.

El relato de un bombero, que en el momento de los hechos se encontraba fuera de servicio en una terraza de la plaza de Sants, ha sido especialmente comprometedor para el agente acusado. "Le dio directamente en la cabeza. Pensé que lo había matado", ha asegurado. Ha añadido que los agentes no atendieron a Iván pese a que sangraba y que tras la agresión se replegaron en sus furgonetas.

Solo han respaldado la versión del acusado dos compañeros suyos antidisturbios. La agente que se encontraba junto al acusado en el momento del porrazo ha dicho que el antidisturbios llegó, se pegó a ella y que "de repente" vio que había "mucha sangre". También ha afirmado que Iván les llamó "hijos de puta os voy a matar" y que les golpeó con su bicicleta. Preguntada por la fiscal sobre por qué no arrestó o presentó denuncia contra el joven por el incidente, ha asegurado que fue "imposible" detenerle "por cómo estaban los ánimos", sin más concreciones.

Iridia pide una reunión a Interior por los antidisturbios

A la salida del juicio, el abogado García Berrio ha reclamado al conseller de Interior, Jordi Jané, una reunión para tratar los últimos casos judiciales en los que se han visto envueltos antidisturbios de los Mossos d'Esquadra.

El letrado ha expuesto que los mecanismos de control interno "no funcionan" y que, en el caso de Iván, no se pidieron explicaciones a los agentes sobre lo sucedido. García Berrio ha mostrado su disposición de trabajar conjuntamente con la conselleria para "resolver una cuestión que afecta a los derechos de la ciudadanía".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha