Antonio Fernández: "A pesar de todo lo que ha pasado, el clan Pujol no ha escarmentado"

Antonio Fernández periodista y escritor / ENRIC CATALÀ

"Pujol & Puig" (‘La esfera de los Libros’) es el último libro publicado que analiza la corrupción en Catalunya durante los tiempos del pujolismo. Lo hace desde el análisis de la trayectoria de quienes el periodista Antonio Fernández, su autor, califica como 'los dos Jordis': Jordi Pujol Ferrusola, hijo del ex-presidente de la Generalitat, y Jordi Puig, hermano del dirigente convergente y consejero de diversos ámbitos del gobierno catalán, Felip Puig. El subtítulo no deja lugar a dudas sobre el contenido de este riguroso trabajo: 'Los increíbles negocios y chanchullos de dos poderosas familias catalanas'.

La Generalitat condecora al sector negocios de Convergència

La Generalitat condecora al sector negocios de Convergència

El periodismo de investigación forma parte del ADN de Antonio Fernández, incorporado, desde diciembre de 2008, a la plantilla de 'El Confidencial'. Pocos periodistas están tan bien informados y documentados como él.

¿Por qué enfocar la corrupción en Catalunya desde la perspectiva de los jordis Pujol y Puig?jordis 

Yo estaba escribiendo mucho sobre el caso Pujol y la editorial me encargó hacer un libro al respecto. Me estaba comiendo demasiada información. La idea de hacer "Pujol & Puig" es porque hay un episodio de la historia de los Pujol que es la asociación entre Jordi Pujol Ferrusola y Jordi Puig, y que es el mucho más importante de lo que la gente se piensa.

Empieza como una novela de serie negra.

Comienza cuando alguien entra en el despacho de Jordi Puig, que está dentro del de Jordi Pujol Ferrusola, y roba datos sensibles de un ordenador. Una historia verídica, que he contrastado con muchos protagonistas.

Para los que estaban acostumbrados a un mundo de rosas, donde la corrupción y las jugadas sucias en los negocios y la política parecían ajenos a Catalunya, aun cuesta creer hechos como éste.

Hay que retrotraerse al momento en que ocurre ésto. Había episodios de escándalos y espionaje. Todo el mundo espiaba a todo el mundo. El despacho oval catalán, que estaba en Ganduxer 5-15, era un caramelo para quien quisiera información sensible. La historia me pareció muy bonita. Tenía mucha información y datos inéditos de la trayectoria de los Pujol y de Jordi Puig.

¿El despacho aún existe?

Sí, sí. Continúa funcionando. Hay quien dice que los Jordis vuelven a hacer algunos negocios juntos. Estuvieron durante años trabajando juntos, codo a codo, eran socios en la gran mayoría de operaciones que hacían, a pesar de que Jordi Pujol Ferrusola dijo lo contrario en el Parlamento. Mintió descaradamente. Hacia el año 2006 o 2007 se separaron. Jordi Puig siguió su camino y Jordi Pujol, el suyo.

Años atrás contabas estas cosas y nadie te hacía caso. O no te creían o no te querían creer. Lo atribuían a campañas orquestadas desde Madrid para perjudicar a CiU y al nacionalismo catalán. Todo era verdad.

Había una serie de intereses políticos y económicos controlados por el entorno del clan Pujol. El clan Pujol era el más poderoso de Catalunya. A su alrededor había otros clanes familiares, que son los que han medrado en las últimas décadas con adjudicaciones públicas. Son favores recíprocos. Estos clanes blindaban económicamente a la familia Pujol.

Aquí no mandaban 300 familias. Ni 30 familias. Mandaba una docena de familias, que son las que han manejado los designios de Catalunya, en el terreno político y en el económico. Y el tronco de este entramado de intereses, el eje fundamental, es la familia Pujol.

¿Hay que entender que Jordi Pujol estaba al tanto de las actuaciones irregulares y corruptas que se hacían utilizando su nombre y poder y que Artur Mas estaba al margen?

No, no. Hay un capítulo del libro, que se titula 'El gobierno en la sombra', donde explico que Artur Mas era manejado por Jordi Pujol Ferrusola. El hijo mayor de Jordi Pujol era, en realidad, un jefe de gobierno paralelo, un gobierno bis, que hacía y deshacía, y mandaba sobre el gobierno catalán. Y Mas sabía cómo se movía su amigo. Evidentemente.

Jordi Pujol era el jefe y Artur Mas, un empleado. Jordi Pujol Ferrusola tenía ascendencia sobre Artur Mas. También sobre Felip Puig. Eran amigos desde pequeños y era socio de Jordi Puig, su hermano. Hay que pensar, además, que no es una persona a la que le guste pasar desapercibida; le gusta mandar.

Este carácter fuerte de Jordi Pujol Ferrusola se demuestra tanto en los negocios como en su catalanismo. Explicas en el libro algunas anécdotas de actitudes de exigencia catalanista que lo hacen simpático a la parte de la sociedad catalana que lo es.

Es un perfil bilateral. Tiene muchos prontos. Es su carácter. Le gustaba el poder, mandar. Podía hacerlo porque era el hijo del dueño. Y ejerció de hijo del amo. Ordenaba y manejaba mucho. Toda la operación anti-Roca fue pilotada por él y Marta Ferrusola. Movía sus peones. Un altísimo cargo de Convergencia me explicó que la familia Pujol lo que quería era controlar las finanzas del partido, que, en aquel momento, pasaban por las manos de Miquel Roca. Jordi Pujol, por su parte, confió, en esta ocasión, más en su primo que en su hijo.

Victoria Alvarez, ex-compañera de Jordi Pujol Ferrusola, es muy determinante en esta historia. Sin ella tal vez no se habría destapado todo lo que hemos acabado sabiendo de los negocios de los Pujol, incluida la confesión del padre.

Es posible que hubiera salido algo, pero se habría tardado mucho más en destapar todo. Las informaciones que ella aportó pusieron a la policía sobre pistas muy determinadas. Aportó nombres, datos, fechas, que se iban confirmando a medida que se averiguaba todo. ¿Se habría llegado a las cuentas de Andorra? Es posible pero no es seguro.

Había más personas que aportaron información, como la amante de Jordi Pujol padre.

¿Qué ha sido de esta mujer?

Vive felizmente casada. La tengo identificada. Sé quién es. Como se conocieron. Ella era secretaria en un congreso de Convergencia. Explicó a la policía cosas sobre cuentas en el extranjero. De repente, sin embargo, cerró toda comunicación. Lo que estaba contando era una bomba y cesó este flujo de información.

Es a partir de las informaciones sobre las cuentas andorranas que se empieza a descubrir todo el pastel.

Hay unos documentos filtrados. Hay un alto directivo de un banco andorrano que los filtra. ¿Porqué? Porque lo despiden y no le dan ni un euro de indemnización. Y decide vengarse.

La famosa captura de pantalla.

La captura de pantalla es muy anterior a su filtración, que se produce en 2012, después de que este directivo vea cómo fracasan las negociaciones para conseguir una indemnización. Se encuentra en la calle, sin trabajo, sin indemnización y sin paro. Y aparecen estos documentos.

Y Jordi Pujol confiesa, entonces, que tuvo dinero escondido en el extranjero durante 34 años.

Le avisan de que hay una fuga de información y se da cuenta de que no le queda más remedio que confesar. En cualquier momento pueden detener a sus hijos. Es algo muy gruesa. Él se negaba a reconocerlo. No confesó porque estuviera arrepentido, por altruismo o decencia política. Lo hizo por miedo escénico a que sus hijos pasasen por 'la pena del telediario'.

Las relaciones con CDC se rompen.

Yo creo que no ha pisado ninguna sede del partido desde julio pasado. Los Pujol están muy enfadados con el partido porque consideran que no los ha defendido con suficiente fuerza. "¿Qué querían que hiciéramos?", me decían miembros de la dirección de CDC, que, además, se quejaban de que los Pujol no actuasen en beneficio del partido. Jordi Pujol Ferrusola trabaja para él. La dinamización económica que dice que hace no es para el partido sino para su provecho personal.

¿Nadie supo durante aquellos 34 años que Jordi Pujol tenía dinero en el extranjero?

Se sabía, pero faltaban las pruebas. Se decía, se rumoreaba. Dos de los hijos tenían cuentas en Andorra en 1997. El informe de un detective lo dice y daba detalles.

Pero cuando el 25 de julio del año pasado hace la confesión coge a todo el mundo por sorpresa.

Es lo mismo que ocurre con Artur Mas, que aún no ha explicado qué pasa con la cuenta de su padre en Liechtenstein. ¿Repatrió el dinero? Murió su padre. Él era beneficiario de la cuenta mientras era consejero de Economía. ¿Tiene Mas dinero en el extranjero ahora? Es una pregunta que no ha sido contestada. En algunos informes policiales se deja caer que está moviendo dinero en cuentas en el extranjero. Pero no aportan datos concretos.

También es cierto que hay informes policiales con muchas incorrecciones y falsedades.

Los hay y lo critico. Hay informes que están relativamente bien. Y los hay que son basura, que no sirven para nada. Estamos hablando de documentos oficiales. No apócrifos. Los que salieron en 'El Mundo' durante la campaña de las elecciones autonómicas de 2012 eran apócrifos. Nadie sabía de dónde salían. Me habían hablado de ellos unos meses antes, durante una comida en Barcelona, y yo había advertido de que si empezaban a sacar informaciones sin ton ni son los que quedarían desacreditados serían los que los filtraran.

En aquellos momentos había buenos informes sobre la mesa. Porque había una lucha de poder dentro de la policía. Cada uno iba a su aire. A ver quién sacaba más cosas de los Pujol. Estaban los grupos de la UDEF, la Guardia Civil, Asuntos Internos, uno especial, los servicios de inteligencia, ...

¿Se utilizaron estos informes para intentar desprestigiar, para atacar al movimiento independentista?

Sí. Descaradamente. Si no, no habría habido la filtración a 'El Mundo' del informe apócrifo. Evidentemente, había una intención política para frenar el proceso independentista y dar un toque de atención. Estamos hablando de tocar la figura fundamental, la más simbólica que tenía Catalunya y el proceso independentista.

Pujol se había lanazdo en brazos del ala más radical de Convergencia. Había enviado cartas de agradecimiento a los pseudo-historiadores que se estaban reinventando la historia de Catalunya. Las tengo. Es inconcebible que se pueda dar crédito a estas versiones históricas. Un dirigente independentista de peso me ha comentado la vergüenza ajena que le provoca ver las interpretaciones históricas que se están haciendo y diciendo.

Una de las razones del disgusto de Jordi Pujol con su partido es que si CDC no se hubiera radicalizado se habría ahorrado, quizá, toda la persecución que ha sufrido y la situación en que se encuentran, ahora, él y su familia.

Posiblemente. En 2012, estaba prácticamente ultimado un pacto Rajoy-Mas y todo saltó por los aires por presiones de la FAES. He hablado con personas que participaron en reuniones para evitar ese pacto. Tengo datos concretos. La FAES amenazó a Rajoy con reventarle el Gobierno.

La culpa de lo que pasa no es sólo de Artur Mas. Madrid tiene culpa también. El 20 de septiembre de 2012, Rajoy podría haber dejado la puerta abierta a la negociación de un nuevo pacto fiscal o lo que fuera. Además, estaba a punto de vencer el plazo de vigencia del sistema de financiación de las autonomías y había que negociar uno nuevo. Era una cuestión de lógica y de sentido común y de Estado. Pero no sólo le dice que NO sino que no le da ninguna alternativa. Mas se radicaliza pero Rajoy le empuja a hacerlo. La culpa es de los dos. Aquí no hay buenos y malos.

Que uno tenga más culpa que el otro, depende de la perspectiva con la que lo mires. Había intereses cruzados y alguien equivocó sus cálculos. Esto ha llevado a Catalunya a una situación políticamente peligrosa. Ha comenzado una cierta ruptura. Hay diputados del Parlament que no se hablan, por cuestiones de ideología. Cuando esto comienza en la política desciende, poco a poco, como una gota de aceite, y llega a la sociedad y aparece el riesgo de fractura social, civil. En el País Vasco lo hemos visto. Ahora detecto cosas en Catalunya que compañeros que trabajan en el País Vasco me explican que las vieron allí. No hay que ser alarmistas tampoco. No estamos en una situación extrema. Los procesos son diferentes aquí y en el País Vasco. Allí había un grupo armado.

Los políticos de aquí y los de Madrid nos han llevado a esta situación.

De los dos Jordis de los que hablas en el libro el que parece que ha salido más mal parado de estos escándalos es el hijo del presidente de la Generalidad.

Jordi Puig tiene una querella viva en República Dominicana y una investigación abierta sobre blanqueo de dinero. Felip Puig no tiene, de momento, ningún procedimiento abierto, aunque ha sido acusado por un francés que fue testaferro de su hermano. Creo que lo que dice de Felip Puig es mentira. Esto no quita que haya algunas sospechas que le afecten. Su nombre aparece en una investigación policial que está teóricamente parada. Puede haber novedades.

El apellido Pujol antes abría puertas. Ahora las cierra. Felip Puig aún está vivo políticamente.

Felip Puig controlaba antes todos los resortes de Convergencia y ahora ya no. Controlaba el partido mediante una serie de personas repartidas por el territorio y tenía una red de intereses que iban más allá del dominio político de CDC. Hay un informe que analiza esta red, que influía en las concesiones municipales de basuras, limpieza, o lo que fuera. Aparecen algunos testaferros de Felip Puig. ¿con ellos Los mantiene hoy? Mantiene buenas relaciones pero los resortes del partido no están en sus manos.

No le ves futuro político.

No. Hace tres o cuatro años estaba bien posicionado. Estaba dispuesto a dejar pasar a Oriol Puig pero seguir siendo él el hombre fuerte verdadero del partido. Ahora está apartado.

¿Cómo te explicas la pasión por el dinero de los Jordis y, especialmente, del clan Pujol?

Viene del abuelo que se arruinó. Tenía una fábrica de corcho en Figueres y la familia pasó penurias. Como Scarlett O'Hara juraron que nunca más volverían a pasar hambre. Todos se han beneficiado, en mayor o menor medida, del erario público. Incluso, la hija pequeña, que vive en un piso de protección oficial, que, además, tiene unas dimensiones ilegales.

¿Han escarmentado con todo lo que les ha pasado?

Esta sería una buena pregunta para Jordi Pujol Ferrusola y la respuesta sería que no. No han escarmentado

Hace unos días se publicaba que el Ayuntamiento de Barcelona encargó informes a una empresa de Pere Pujol Ferrusola pocos meses después de que Xavier Trias se hiciera con la alcaldía.

Y a la sobrina de Artur Mas. En el Ayuntamiento de Trias comenzaron a dispararse de forma brutal las contrataciones a las empresas de familiares de Mas. Estamos hablando de muchos millones en adjudicaciones. Si no me equivoco, la UDEF ha abierto una investigación por las adjudicaciones de la Generalitat a las empresas de familiares de Mas.

Tendrás material para más libros.

Material hay. Y me he guardado mucho en este libro, para no hacerlo demasiado pesado.

El libro termina con un abogado que habla de una grabación telefónica donde un empresario insinúa que Felip Puig está implicado en un fraude económico. Y concluye: 'Catalonia is not different'. ¿No lo es?

No. Catalunya es exactamente igual que Valencia, Mallorca, Madrid, Galicia o Andalucía. En Catalunya, la vinculación entre política y economía es 'typical spanish'. No se separa una de otra y cuando llega un virrey, como Jordi Pujol, amparado por sus clanes, hace y a deshace a su antojo. Han hecho de Catalunya su cortijo.

Si los Pujol en vez de haber sido catalanes hubieran nacido en La Rioja o Murcia, ¿habrían actuado igual?

No habrían sido independentistas. Habrían manejado dinero y voluntades como lo han hecho otros dirigentes del PP o el PSOE. Aquí, Pujol tuvo la habilidad de transformar el nacionalismo en pujolismo y, después, con los clanes de amiguetes, montó su tinglado y blindó su clan, que es más Ferrusola que Pujol. La verdadera empresaria, con rauxa, es Marta Ferrusola. Es ella la que enseña a sus hijos a hacer caja.

¿Veremos a Jordi Pujol Ferrusola en prisión?

Es difícil decirlo. Depende de cómo vaya la investigación en la Audiencia Nacional. Por los delitos que se le acusa podría ir a la cárcel. Que esto ocurra o no depende de la Justicia, que en este país es tan ciega que a veces va por donde no debe ir, se equivoca de camino. Por las historias investigadas hay indicios más que suficientes para presumir que puede tener problemas serios y que puede ser condenado a penas que implican prisión.

Quizás confía en que la independencia de Catalunya le ahorre este trance.

Uno de los puntos del programa de CDC, y creo que también de ERC, pone la justicia bajo el control total del poder político. Imagínate lo qué podrían hacer. ¡A ver quién es el guapo que va a la cárcel!

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2015 - 21:13 h

Descubre nuestras apps

stats