Los grupos de izquierdas en el Parlament reclaman a Torra que se adelante al Supremo y convoque elecciones

El president de la Generalitat, Quim Torra, es aplaudido por sus compañeros de grupo parlamentario

Pocas veces en esta legislatura los grupos de la izquierda en el Parlament catalán habían mostrado una coincidencia como la que se ha producido en el debate de política general que ha tenido lugar entre el miércoles y este viernes. Todos ellos, sin importar si están en el Govern, como ERC, o en la oposición, como PSC, Catalunya en Comú o la CUP, y también el PP, han reclamado al president de la Generalitat que se adelante a la decisión del Tribunal Supremo sobre su inhabilitación y convoque elecciones mientras conserve esa prerrogativa. Una decisión que Quim Torra ya confirmó este jueves que no tenía intención de tomar.

El miércoles los partidos ya se habían posicionado sobre esta cuestión, incluyendo ERC, que por boca de su líder parlamentario Sergi Sabrià pidió por primera vez en pública unas elecciones anticipadas. Sin embargo, después de que Torra pasara por el Supremo en la vista preliminar antes de que los magistrados confirmen o no su inhabilitación, y de que el president asegurara que no sería él quien pusiera punto y final a la legislatura, los mensajes de socios y rivales a favor de los comicios se han redoblado en las intervenciones parlamentarias.

Con todo, las iniciativas que reclamaban unos comicios inmediatos no han recibido el apoyo de ERC, por lo que no han prosperado. El socio de gobierno de JxCat ha optado por no romper la unidad del Ejecutivo en esta cuestión, pese a que ha reiterado que su apuesta es por "decidir" el calendario electoral, algo que solo puede hacerse antes de la inhabilitación de Torra.

"No nos merecemos un Govern que agoniza", ha asegurado la diputada socialista Alicia Romero, que ha reiterado el mensaje enviado por su jefe de filas el pasado miércoles. "Hoy ustedes no deberían aprobar ninguna propuesta de resolución, atendiendo lo que han dicho aquí todos los grupos políticos, que necesitan elecciones y que es un gobierno agotado", ha asegurado Romero, que ha afeado al Govern llevar "meses en una carrera electoral". "Hacen falta elecciones cuanto antes, hoy mejor que mañana", ha remachado la diputada.

También los 'comuns' han dejado clara su apuesta por unas elecciones convocadas desde la presidencia. A diferencia de los socialistas, la formación morada ha mostrado su desacuerdo con el posible cese judicial de Torra, de la que han dicho que sería "desproporcionado". "No es normal ni se puede normalizar que en medio de un debate de política general el president haya de ir al Tribunal Supremo", ha asegurado la diputada Susana Segovia. Pero, a renglón seguido, los 'comuns' han considerado que dadas las circunstancias, Torra debería optar por disolver el Parlament. "Su fin como president no debería ser por una inhabilitación, debería ser por unas elecciones, las mismas que dijo en enero que convocaría", ha indicado Segovia.

Los dardos más duros contra Torra y su partido han llegado este viernes desde la bancada de la CUP, formación que desde la semana pasada promueve un acuerdo entre los grupos independentistas para clarificar la el futuro del Govern tras la eventual inhabilitación del president. Una iniciativa que, sin embargo, fue descalificada por la consellera portavoz del Ejecutivo, Meritxell Budó, que acusó a los anticapitalistas de "normalizar la represión". Ante estas palabras la diputada de la CUP Natalia Sànchez ha afeado al Govern no haber dado respuesta a su mano tendida para pactar un calendario electoral.

Sànchez además ha rebatido la acusación de Budó enumerando diferentes capítulos en los que el Govern se ha personado judicialmente contra activistas independentistas o episodios de cargas policiales, el último este mismo miércoles en un desahucio. "Normalizar la represión es lo que hacen ustedes cada día", ha reprochado la diputada anticapitalista a la consellera, que asistía sentada en la bancada del Govern.

Por su parte, ERC ha rebajado este viernes el tono, después de una intervención el pasado miércoles en la que los republicanos optaron por un papel más propio de la oposición que de un socio del Govern. En la última jornada del debate, en cambio, la portavoz Marta Vilalta ha eludido exigir directamente las elecciones y se ha centrado en mostrar su solidaridad con Torra por su paso por los tribunales. Esquerra ha propuesto también al president que forme "un frente amplio" contra "la represión". Con todo, Vilalta ha anunciado que aunque su formación continua a favor de consensuar el calendario electoral tal y como proponen grupos como la CUP, votaría en contra a las propuestas en ese sentido, pues considera que tratan de "desgastar" al Ejecutivo.

Etiquetas
Publicado el
18 de septiembre de 2020 - 12:04 h

Descubre nuestras apps

stats