Dos incendios en Catalunya queman más de un millar de hectáreas y obligan a evacuar a un centenar de personas

El incendio originado en Santa Coloma de Queralt (Conca de Barberà), el sábado por la tarde.

ACN

0

Dos incendios declarados el sábado en Catalunya han quemado ya un millar de hectáreas y han obligado a evacuar a casi un centenar de personas. El primero se declaró en Ventalló (Alt Empordà), ha quemado unas 50 hectáreas y ha sido estabilizado por los bomberos (aunque todavía no está extinguido). Sin embargo el segundo, declarado en la Conca del Barberà (Tarragona), avanza descontrolado, ha quemado más de 1.000 hectáreas y ha obligado a evacuar a más de un centenar de personas.

Así ha quedado la reserva natural del Cap de Creus después del incendio que quemó 415 hectáreas

Así ha quedado la reserva natural del Cap de Creus después del incendio que quemó 415 hectáreas

La Generalitat pidió al Estado ayuda para combatir este incendio que se originó el sábado en Santa Coloma de Queralt y que se ha extendido por varios municipios tanto de la comarca de la Conca del Barberà como de la comarca del Anoia, en Barcelona. Así lo explicó el conseller de Interior, Joan Ignasi Elena, en declaraciones a la prensa desde el centro de mando durante el sábado por la noche. Concretamente, se solicitó la movilización de medios aéreos y de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que el domingo ya estaba colaborando en las tareas de extinción.

Tras reunirse este domingo con el conseller de Interior y el president de la Generalitat, Pere Aragonès, los Bomberos han explicado que afrontan "horas críticas" ante un incendio que ha quemado ya 1.200 hectáreas. El riesgo es que el fuego, muy estrecho y largo, gire hacia el norte por la zona boscosa hacia Sant Martí de Tous (Anoia) y los esfuerzos se concentran hoy en el flanco izquierdo. La zona de evacuación se ha ampliado este domingo ante la expansión de las llamas.

El fuego, que según los Bomberos tiene potencial para afectar 5.000 hectáreas, había obligado a desalojar el sábado por la noche a unas ochenta personas de la zona. Se trata de 50 vecinos de masías de Santa Maria de Miralles, unos veinte en Bellprat, de 12 jóvenes que acampaban en una zona regulada de Sant Martí de Tous y otros vecinos que vivían en otras masías repartidas por la zona. El domingo por la tarde ya eran 168 el total de vecinos desalojados ante el avance del incendio, entre ellos los ocupantes de una casa de colonias donde había unos 40 menores y monitores. El hecho de que el incendio siga sin control y haya coincidido con otro fuego en el Empordà ha hecho que Protección Civil ponga en fase de emergencia el Plan especial de emergencias por incendios forestales de Catalunya (Infocat).

"La situación de hoy [por el sábado] no es normal, hemos tenido que activar el plan Infocat en fase de emergencia, que hacía años que no se hacía por la simultaneidad de los incendios, dos incendios importantes en fase activa y con potencial, nos ha hecho redoblar esfuerzos y recursos", explicó el jefe de Bomberos de la Generalitat, David Borrell. Durante toda la noche del sábado han trabajado unos 270 efectivos terrestres que han centrado los esfuerzos en reducir la cabeza del fuego y el flanco izquierdo. "Tenemos muchos efectivos aquí, se está trabajando sobre todo en la cabeza del incendio para que no siga avanzando; en estos momentos no se puede avanzar más", detalló el conseller de Interior.

De las 1.191 hectáreas quemadas, la mayoría son del término municipal de Bellprat (Anoia) y 600 forman parte del Espacio Natural Protegido del Sistema Prelitoral Central. Trabajan en la extinción hasta un centenar de dotaciones terrestres, con cerca de 400 efectivos, de los cuales unos cincuenta corresponden a la la UME. Según fuentes del Gobierno central, se prevé que lleguen hasta 150 efectivos más de esta unidad para colaborar en la lucha contra el fuego.

El incendio se extendió durante la tarde del sábado rápidamente entre los cultivos, principalmente, de cereales, y después tuvo un "componente muy violento" cuando empezó a quemar masa forestal. "A estas alturas, el viento de poniente ha aflojado y las previsiones que tenemos es que mañana el viento no sea de componente sur o suroeste y nos haga priorizar el flanco izquierdo que prevemos que se pueda abrir", indicó el sábado el jefe de los Bomberos.

En cuanto al origen del incendio, los Agentes Rurales están investigando las posibles causas. Por ahora, solo han localizado el punto donde se ha originado. "Durante el día de mañana haremos una inspección muy detallada en el área de inicio, situada a muy cerca de la carretera C-37, para ver si encontramos algún indicio", ha dicho el jefe de los Agentes Rurales, Toni Mur. El incendio ha obligado a cerrar la circulación en las siguientes carreteras: la T-201 en Santa Coloma de Queralt, la C-241d en Sarral, la B-220 y la BV-2201 en Bellprat.

Etiquetas
Publicado el
25 de julio de 2021 - 09:00 h

Descubre nuestras apps