eldiario.es

9

El Corredor del Henares, punto ‘caliente’ en el desarrollo de Castilla-La Mancha

CEOE-CEPYME Guadalajara pide al Gobierno regional que ponga en marcha un plan de marketing “que nos ponga en el mapa de los inversores” y que la fibra óptica sea una realidad en las zonas industriales

Cabanillas del Campo y Marchamalo son dos de los motores del desarrollo económico de la zona con su apuesta por el I+D+i y la logística, respectivamente

Polígono SI20 en Cabanillas (Guadalajara)

Polígono SI20 en Cabanillas (Guadalajara) Grupo Montepino

El futuro económico de Castilla-La Mancha pasa, en buena medida, por el Corredor del Henares, en la provincia de Guadalajara. Es uno de los ‘puntos calientes’ del desarrollo empresarial de la región que, en esta nueva legislatura, toma nuevos bríos. Y es también uno de esos escenarios en los que se puede comprobar si la tan cacareada recuperación económica es o no cierta.

Los empresarios de la provincia miran hacia el ‘viejo’ corredor (algunos de sus polígonos como el del Henares, en la capital tienen más de 50 años) ubicado  en plena A-2 que une Madrid con Barcelona y lo hacen con esperanzas renovadas. La delgada franja de desarrollo económico que era en sus orígenes ha crecido y ahora su zona de influencia llega hasta municipios como Fontanar, Yunquera de Henares o Torija y Quer. Más espacio, más oportunidades con suelos disponibles cuyo precio oscila entre los 40 euros/m2 y los 150 euros/m2.

El secretario general de CEOE-CEPYME Guadalajara, Javier Arriola, es optimista. “Lo hemos pasado muy mal en los últimos siete años y en 2015 hemos visto una revitalización con nuevas implantaciones de empresas. La salud empresarial de Guadalajara ha dejado de estar en la UVI para pasar a planta”.

“Falta un plan de marketing para que nos conozcan”

Arriola considera “un privilegio” estar en la zona de influencia de Madrid aunque eso también sea su ‘talón de Aquiles’. “Cuando viajamos a China, a Marruecos o Estados Unidos y hablamos de Guadalajara, aún piensan que hablamos de Méjico”, explica, y por eso considera fundamental la puesta en marcha del II Plan del Corredor del Henares.

Y en este plan, varios retos. “Somos una zona prioritaria dentro de la Unión Europea pero falta que nos conozcan y crean en nosotros porque el Corredor es un presente con mucho futuro”. En la lista de imprescindibles falta un Plan de Marketing y Posicionamiento de la zona y esperan que el nuevo Gobierno regional “nos ponga en el mapa de los inversores”.

Por otro lado, dice, “los ayuntamientos tienen que ser facilitadores para que, por ejemplo, una licencia de obras no tarde seis meses”. Además, otro de los caballos de batalla es la elaboración de “un plan serio” por parte de la Junta y de los operadores para que la fibra óptica sea una realidad y facilitar las conexiones de alta velocidad. “Para que se haga una idea, hace poco una de las empresas que están interesadas en instalarse aquí nos preguntaba por la conexión a internet y el gas”. En CEOE-CEPYME Guadalajara creen que la logística es el presente y el futuro del Corredor. “Para algunos es un sector denostado pero nosotros lo apreciamos”. 

Marchamalo y la ‘Ciudad del Transporte: este verano llegan las máquinas

Quienes también están pendientes del sector logístico son los habitantes de Marchamalo. Este municipio, a unos cinco kilómetros de Guadalajara, lleva 13 años esperando hacer realidad su proyecto de ‘Ciudad del Transporte’, una plataforma logística intermodal que una el transporte de mercancías por ferrocarril y carretera sobre una superficie de 2,2 millones de metros cuadrados junto a la vía férrea Madrid-Barcelona y la autopista R-2, con conexión directa a la A-2.

La inversión comprometida por el puerto de Tarragona para este ‘puerto seco’ - sería el segundo de la provincia tras el de Azuqueca de Henares- es de 15 millones de euros y el camino hasta la actualidad ha sido, según el alcalde Rafael Esteban, “muy tortuoso” aunque ahora el proyecto está “despejado de trabas administrativas y a expensas de iniciar las obras” algo que espera que ocurra este verano.

“Supondrá una impronta en el territorio para Guadalajara y el Corredor” dice el alcalde que explica que tendrá también zonas de camiones, hoteles, empresas con expectativas de crear 6.000 empleos, la mitad de ellos directos aunque aún siguen pendientes de que la Abogacía del Estado valide el proyecto. “Espero que la situación política nacional no lo ralentice”.

Marchamalo no se plantea ampliar su suelo disponible más allá de propiciar la segunda ampliación del polígono de SEPES para que pueda crecer en 700.000 m2. También llevan años de espera y “si SEPES no lo desarrolla  lo hará el ayuntamiento”, dice, “porque podemos arrogarnos la gestión del suelo si el promotor no lo hace”.

Con un nivel de desempleo del 16% y 500 parados, Marchamalo tiene abiertas sus puertas a las empresas a las que ofrece, para nuevas implantaciones, una reducción del 50% del Impuestos de Actividades Económicas (IAE) durante cinco años. Y, además, el alcalde anuncia que pondrá a disposición de la Junta un espacio de formación y empleo, una especie de vivero de empresas, que “anime a fomentar la realización de trabajos o proyectos que sean de utilidad para empresas ya implantadas o por llegar”. En septiembre quiere tenerlo en marcha.

Cabanillas del Campo en busca de la I+D+i

No muy lejos de Marchamalo está Cabanillas del Campo, otro de los bastiones del desarrollo económico dentro del Corredor del Henares. Esta población tiene expectativas diferentes porque su prioridad es atraer a empresas “innovadoras y tecnológicas”. Y es que según su alcalde, José García Salinas, la apuesta pasa por el I+D+i y en eso están trabajando de la mano del  Parque Científico y Tecnológico de Guadalajara.  

“El sector logístico es positivo pero no suficiente, queremos otro tipo de empleo y dentro del Corredor ser un nido que no sólo atraiga a ese tipo de empresas”, entre otras cosas para dar salida a los actuales 600 desempleados que tiene el municipio y todo eso con las limitaciones que supone pasar de disponer de 22 millones de presupuesto en época bonanza a los 9 millones de euros en la actualidad.

Cabanilllas dispone de varios polígonos industriales con casi tres millones de metros cuadrados: Cantos Blancos, el polígono de La Quinta y el SI-20. Este último es el más grande, el más nuevo y con mejores comunicaciones donde recientemente se implantó una planta de Inditex e Inversiones Montepino construye una plataforma logística privada.

Ahora el Ayuntamiento se dispone a enajenar parcelas de su propiedad para sacar a subasta para “evitar ralentizar el crecimiento”. El alcalde prevé que este polígono se llenará en un par de años, entre otras cosas porque pronto llegarán dos nuevas empresas relacionadas con los sectores del transporte y la logística. De momento el edil prefiere mantener la discreción sobre estas nuevas implantaciones empresariales pero habla de varios proyectos, como el relacionado con un concesionario de vehículos, una campa de camiones, un hotel, restaurante y hasta una gasolinera. “La idea es que tengamos un polígono de servicios”

“No descartamos que este polígono se quede pequeño y que tengamos que replantear dentro del Plan Municipal la dotación de nuevas zonas de crecimiento industrial. Para Cabanillas es una prioridad combinar crecimiento de la población con el industrial y que la gente pueda trabajar aquí”. “Tenemos una población con muchos perfiles profesionales, joven y formada” y el alcalde apuesta por que tengan salidas laborales.

Para ser más competitivos  ofrecen una reducción del IAE, como su vecina Marchamalo, en este caso del 30% para aquellas empresas que contraten a vecinos de la localidad. Se trata de evitar  “decepciones” entre la población como la que generó la llega de Inditex. “Tuvo saturado al ayuntamiento porque se le dio prioridad pero se desatendió a los vecinos y luego resulta que solo 15 o 20 de los 300 contratados fueron vecinos de Cabanillas”.

En su horizonte inmediato, el alcalde quiere poner fin a un escollo en las comunicaciones de acceso a los polígonos 1 y 2 (Cantos Blancos) que pasa por cambiar la señalización que quedó tras las obras del tercer carril de la A-2 y recuperar el doble sentido en la vía de servicio para evitar el rodeo que tienen que realizar quienes quieren acceder a la zona. “Es de sentido común”, dice, y espera recibir una pronta solución del Ministerio de Fomento. “Vamos a seguir con líneas de crecimiento industrial”, dice el alcalde que apuesta por convertir a su pueblo “en el motor económico de la provincia”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha