eldiario.es

9
Menú

¿El futuro de la provincia de Cuenca pasa por las macrogranjas porcinas?

Esta semana plataformas vecinales han iniciado una ronda de protestas contra la ganadería industrial mientras Incarlopsa defiende las ventajas de las instalaciones para el medio rural

Desde la Diputación Provincial, Benjamín Prieto manda ‘recado’ a la Junta: “Debería implicarse más con los Ayuntamientos y ser partícipe de esa responsabilidad en la concesión de la licencia de actividad para dar seguridad y certidumbre a los vecinos”

El Gobierno regional, mientras tanto, sigue dando luz verde a macroproyectos  ganaderos, el último en la población de Vellisca, con 4.000 cerdos que ya tiene autorización ambiental integrada

- PUBLICIDAD -
Concentración vecinal en Cuenca contra las macrogranjas porcinas

Concentración vecinal en Cuenca contra las macrogranjas porcinas

La lucha contra la ganadería industrial en Cuenca continúa con movilizaciones vecinales. En la tarde-noche de este jueves, más de 150 personas, según los organizadores, provenientes de distintas poblaciones de la provincia, como Priego, Campillo de Altobuey, Villalba de la Sierra, Mota del Cuervo y otros se concentraron en Cuenca  para protestar contra las macrogranjas porcinas.

“La concentración contra las macrogranjas de Incarlopsa fue todo un éxito de participación”, aseguran, para recordar que la mayoría de los proyectos de ganadería industrial están siendo impulsados en esta provincia por esta empresa con sede en Tarancón que  “a su vez vende su producción en los supermercados Mercadona”, recuerdan, por lo que la concentración tuvo lugar a la entrada de un local comercial de esta empresa.

“Los cánticos llenos de chascarrillos no dejaron de escucharse, pudiéndose oír cómo se contaban macrogranjas en vez de elefantes en la típica canción infantil, o la sintonía comercial de Mercadona anunciando ofertas como el perfume Eau de Purín”, explican los organizadores.

Protestas en Cuenca contra Incarlopsa y Mercadona contra las macrogranjas porcinas

Protestas en Cuenca contra Incarlopsa y Mercadona contra las macrogranjas porcinas

 

No será la última movilización, para este mismo viernes a las 12.30 horas, las distintas plataformas locales agrupadas en torno a Pueblos Vivos Cuenca quedaron emplazadas a una nueva concentración en Villalba de la Sierra donde se espera reunir prácticamente a la totalidad de las poblaciones de Villalba de la Sierra, Portilla y Zarzuela que, según la plataforma, “se oponen rotundamente al proyecto de Incarlopsa en este último municipio, habiendo presentado cientos de alegaciones” más las de los propios ayuntamientos- tanto Villalba como Portilla- que rechazan el proyecto.

Icpor sostiene que la granja de Zarzuela será “una de las más modernas de España”

Pero a la postura de los vecinos, hay que sumar la de Icpor Soria S.A. la empresa integradora de Incarlopsa a través de la que se gestionan este tipo de explotaciones porcinas. La empresa se defiende de las críticas vecinales y asegura que la granja que está promoviendo en Zarzuela es “una de las más modernas de España”. Su proyecto, explica, “responde al modelo de desarrollo sostenible, generación de riqueza, creación de empleo y fijación de población en el medio rural de la compañía”, que lleva trabajando desde 2012 de forma especializada en integración porcina de cerdo blanco e ibérico.

Imagen con la que Icpor explica su futuro proyecto para Zarzuela (Cuenca)

Imagen con la que Icpor explica su futuro proyecto para Zarzuela (Cuenca)

 

Icpor da detalles del proyecto de una granja de madres que “incorporará los sistemas y tecnologías más avanzadas de gestión porcina que permiten minimizar su impacto ambiental”. Incluye una planta de tratamiento y depuración de purines para la obtención de compost e “innovadoras soluciones” de eficiencia energética. Se incluye, asegura, la “racionalización” del consumo de recursos energéticos e hídricos así como la “garantía del bienestar de los animales (madres y lechones), con un control permanente e individualizado de la alimentación y de las condiciones ambientales de la instalación, entre otros”.

“Nuestro modelo de negocio sostenible y a largo plazo genera riqueza. La ganadería en España es un sector tradicional y nosotros apostamos por contribuir a la modernización del sector porcino”, afirma Julián Redondo, gerente de ICPOR. “Nuestros proyectos son una alternativa más que contribuye a fijar población en el medio rural. Podemos convivir perfectamente con otras iniciativas y hacer frente común para combatir la despoblación”. 

La inversión en Zarzuela llegaría a los seis millones de euros en una granja con capacidad para 2.685 madres con su reposición y destete. Para este proceso, la compañía dice que priorizará la contratación de empresas y trabajadores locales, “contribuyendo a la dinamización de la economía de la zona y a la creación de empleo”. Sólo la fase de construcción de la instalación, explica, tendría un impacto económico en la zona de entre 2,2 y 2,5 millones de euros. En la construcción de una granja de madres como las que promueve ICPOR intervienen unas 75 empresas dedicadas a explanación y movimiento de tierras, cimentaciones y albañilería, instalaciones eléctricas o de fontanería.

Vecinos protestan contra las macrogranjas porcinas en Cuenca

Vecinos protestan contra las macrogranjas porcinas en Cuenca

Cuando la granja esté operativa, esperan que genere recursos económicos adicionales para el municipio, estimados en unos 700.000 euros anuales que, entre otros aspectos, incluyen los sueldos de los empleados y los honorarios de las empresas y profesionales que se encargarían del mantenimiento de la granja. “Una granja de madres como la que ICPOR ha proyectado en Zarzuela da trabajo a 60 personas, entre empleos directos e indirectos” y apunta que la población censada en Zarzuela, “cuyo ayuntamiento es favorable a la instalación de la granja”, contaba con 192 personas censadas en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística.

Icpor anuncia que comenzará la construcción de la granja una vez disponga de las autorizaciones necesarias.

Cartel en Cuenca, ayer, durante una protesta vecinal contra las macrogranjas porcinas

Cartel en Cuenca, ayer, durante una protesta vecinal contra las macrogranjas porcinas

Aunque la iniciativa de Incarlopsa es la principal en cuando a proyección de macrogranjas porcinas, no es la única en la provincia de Cuenca. Esta misma semana la  Viceconsejería de Medio Ambiente otorgaba autorización ambiental integrada para un proyecto de explotación ganadera de cebo de porcino, ubicada en el término municipal de Vellisca y  cuyo titular es la sociedad Gorvellis, SL. (se desconoce si será también proveedor para el matadero que Incarlopsa tiene en Tarancón). El proyecto presentado aspira a gestionar 4.000 plazas de cerdos de cebo.

El presidente de la Diputación insta a la Junta a “implicarse más” con los ayuntamientos

Precisamente, el presidente de la Diputación Provincial de Cuenca, Benjamín Prieto, ha comentado esta semana que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha “debería implicarse más con los Ayuntamientos en este asunto y ser partícipe de esa responsabilidad en la concesión de la licencia de actividad con el objeto de dar seguridad y certidumbre a los vecinos de los municipios donde se van a instalar esas macrogranjas”.

Reunión del presidente de la Diputación de Cuenca con ADERA

Reunión del presidente de la Diputación de Cuenca con ADERA

 

Lo hacía coincidiendo con una reunión mantenida con una delegación de la Asociación para la Defensa de la Economía Responsable de Almendros (ADERA), integrada por Antonio Heras, Hortensia Bustos y Marta Muñoz, que le trasladaban sus inquietudes y temores ante la instalación en su término municipal de su localidad de una granja porcina para 2.685 cerdas con lechones de hasta 20 kilos y su reposición.

Prieto recordaba que la Diputación no tiene competencias específicas en este asunto y sí la Junta de Comunidades por ser el organismo sustantivo competente en materia medioambiental y urbanística y aseguraba “respetar” las demandas de esta plataforma vecinal, si bien ha subrayado que este proyecto de explotación porcina ya cuenta con los informes favorables del Gobierno regional.

 

El presidente de la Institución provincial decía “echar de menos que, ante la avalancha de solicitudes de este tipo de explotaciones ganaderas en los últimos tiempos, el Ejecutivo de García-Page no haya elaborado un estudio global sobre sus posibles riesgos”. Tampoco sobre las posibles “oportunidades que generen en nuestro tejido socioeconómico y a raíz de ahí orientar sus políticas en este ámbito, siempre con el objeto de dar seguridad tanto a los emprendedores como a los ciudadanos”.

Hay que recordar que la Diputación Provincial de Cuenca ha iniciado contactos con el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) para la elaboración de un estudio de suelos para ver cómo pueden afectar estas explotaciones tanto a la cantidad de agua necesaria para su funcionamiento como a la calidad del agua en relación a la gestión de residuos, como los purines. “Esperemos que cumpliendo con la normativa vigente y con sentido común, se pueda compaginar el desarrollo económico del territorio con la calidad de vida de sus habitantes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha