eldiario.es

9
Menú

'Félix': las montañas de Andorra como entorno de terribles secretos

El director barcelonés Cesc Gay crea, dirige y escribe este thriller con toques de humor negro y romanticismo

El actor Leonardo Sbaraglia interpreta a Félix a un personaje que se ve superado por la situación

- PUBLICIDAD -
Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

El paisaje más salvaje de Andorra se levanta desmesurado, sublime y melancólico, en medio de él se encuentra un hombre semi descongelado, una figura humana solitaria y postrada en la tierra al borde de la muerte; la naturaleza mira ajena este suceso. Félix se levanta asustado, sudoroso y temeroso con la extraña sensación de que algo fallará ese día...

‘Félix’ es la nueva serie de la factoría Movistar+ que estrenó el pasado viernes y que ya se encuentra completa en video bajo demanda, que  compite estos días en la sección oficial del Festival Canneseries junto a otras diez ficciones. El barcelonés Cesc Gay, premiado con cinco Goyas por ‘ Truman’, se inmiscuye de nuevo en el mundo de la ficción televisiva tras 'La Riera' creando, escribiendo y dirigiendo este thriller con toques de humor negro y romanticismo. El actor argentino Leonardo Sbaraglia insufla de vida a su protagonista: un hombre sencillo, sin visos de hacer algo extraordinario y un poquito bobalicón.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

La historia de ‘Félix’ se desarrolla en la blanca Andorra, unos años antes como avisan en la pantalla. Un país pequeño vertebrado por una carretera que lo cruza de sur a norte y de norte a sur; y que une España con Francia. Cientos de senderos y decenas de valles salpican un terreno virgen e inhóspito cubierto de una gruesa capa de nieve. Su imponente y estremecedora imagen, pero, a la vez tranquila dota de todo el sentido a la historia de Félix.

Una historia de un profesor de literatura normal y corriente que de un día para otro rompe con su cotidianidad y, se enfrasca en una búsqueda que se termina convirtiendo en algo demasiado grande para un hombre como él. El detonante de esta es Julia (Mihoa Lee), una mujer de origen asiático, de la que se enamora locamente tras apenas unos pocos encuentros furtivos. Sin embargo, Félix (Leonardo Sbaraglia) intuye que es la mujer de su vida, pero, su desaparición, sin dejar apenas señales de vida, le cambiará su vida para siempre.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

Cesc Gay se vale del imponente y espectacular escenario de Andorra para montar esta historia de seis episodios con mucho aroma a ‘Fargo’ o Hitchcock. Thriller que se adentra en el humor negro y que navega por los mares de lo absurdo. La historia de un don nadie, de un ciudadano, que se ve atrapado en una espiral de acontecimientos que le superarán por completo. El director juega a la hibridación de géneros pasando por el thriller, la comedia negra, el suspense y el romance; además, de conseguir construir una paleta cromática perfecta para una eficaz recreación de los espacios.

Félix, interpretado por el actor argentino Leonardo Sbaraglia, recuerda mucho al Lester Nygaard de Martin Freeman en ‘Fargo’, por eso forma de verse superado por los acontecimientos. Sin embargo, el personaje creado por Cesc Gay se encuentra en mitad de la balanza: entre el absurdo y la comicidad y lo lógico y serio. Un protagonista honrado, bobalicón y con férrea convicción moral que ve la vida con cierta simplicidad. Su comportamiento que un principio puede rayar lo insoportable; sin embargo, se reconduce muy bien con el paso de los episodios.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

Si el universo que se compone en ‘Félix’ es pelicular y especial, los personaje que pululan en él también; sobre todo, Óscar, interpretado por el genial Pere Arquillué (‘ Sé Quién Eres’), como fiel escudero de Félix, un moderno Sancho Panza sabiondo y metomentodo, que sirve como contrapunto cómico esperpéntico y absurdo a lo dramático de la historia; Ginés García Millán, interpreta a Mario, un policía que mantiene un affaire con la ex de Félix, que vende marihuana a los padres de los niños del colegio; Mihoa Lee, da vida a Julia, el auténtico interrogante y suspense de ‘Félix’. Solo un instante vale para enamorarse de una persona de la que no sabes nada de ella y, además, embarcarte en su búsqueda sin más motivo que el amor puro y duro. Un viaje que se volverá más peligroso según avanza.

Las montañas se levantan de forma imponente en un entorno cuasi idílico y tranquilo, pero, ellas acallan los más terribles secretos. Andorra actúa como ese espacio frontera, esa tierra de nadie, esa región limítrofe donde hay lugar para lo ilegal. Un imán para la corrupción, para los negocios turbios y para el crimen. Hay entra la mafia de todos los colores, políticos y empresarios corruptos. Por eso, la historia de ‘Félix’ se va tornando más oscura con el paso de los episodios, tras un inicio bastante titubeante.

Foto: movistar.es

Foto: movistar.es

Sin embargo, ‘Félix’, a pesar de ser una historia redonda, es decir, cierra muy bien todos sus flecos en sus seis episodios, le pesa algunos de sus aspectos: en particular echo mucho en falta más ritmo narrativo, a veces, ‘Félix’ necesita un chute de adrenalina para hacer avanzar la historia, e, incluso, se podría denotar cierto aburrimiento en mitad de la temporada. Tiene un inicio titubeante, demasiado contemplativo y lento. El problema es si el público es capaz de adecuarse a una latencia narrativa que a muchos no le terminará de funcionar; incluso, esa hibridación de géneros, a veces, no termina de cuajar en muchos tramos de ‘Félix’. El personaje de Leonardo Sbaraglia puede llegar a ser incomprensible.

‘Félix’, la serie creada por Cesc Gay, se escuda en el imponente entorno de Andorra para contar una historia, la de Félix, que en algunos tramos no termina de cuajar como debiera -en mi opinión-; sin embargo, no deja de ser una ficción recomendable por todo el universo que construye.

¿Dónde está Julia? ¿Qué le habrá pasado a Julia? ¿Quién es Julia?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha