Calp mantiene sin calefacción en plena ola de frío dos centros públicos, el de mayores y el ocupacional

A la izquierda, la única estufa del centro cívico. A la derecha, los usuarios de las instalaciones con bufanda y la temperatura del lunes pasado en ese momento, según fotos divulgadas por el grupo 'Defendamos Calpe'

Bufanda, chaqueta, abrigo y hasta mantas. Así deben permanecer dentro de sus respectivas instalaciones los usuarios de dos centros públicos que dependen del Ayuntamiento de Calp, gestionado por PP e independientes, y que carecen de calefacción en plena ola de frío, cuando la localidad ha registrado durante los últimos días mínimas de 7 y 8 grados.

Se trata de una situación agravada además por el delicado carácter social de ambas dotaciones. Por un lado, el centro cívico, donde acuden los mayores. Por otro, el centro ocupacional Maite Boronat. En ambos lugares hace frío, aunque por razones ligeramente diferentes Pero lo cierto es que al menos hasta este martes por la noche el consistorio que preside César Sánchez aún no había podido resolver ninguna de las dos problemáticas.

Centro cívico: Del bochorno al frío

El sistema de climatización del centro cívico lleva dando problemas desde hace mucho tiempo, al menos desde una fecha tan lejana como noviembre de 2016. En mayo de este 2017 también hubo mucha polémica justamente por la situación contraria: con la primera ola de calor del año no había aire acondicionado y así en el principal espacio público para la Tercera Edad del municipio se vivieron auténticas sensaciones de bochorno, con temperaturas que rondaban los 30 grados.

Ante las críticas, el ayuntamiento reaccionó e instaló unos aparatos de aire acondicionado de grandes dimensiones y de carácter provisional. Pero ahora en el invierno no hay calefacción. El centro apenas cuenta con una estufa eléctrica. Una sola. Y tal y como lo demuestran unas imágenes difundidas por el grupo de Facebook Defendamos Calpe, los mayores se sientan a las mesas envueltos en bufandas.

El Maite Boronat: comunicado oficial a las familias

Por su parte, en el centro ocupacional Maite Boronat el ambiente es bastante gélido desde hace aproximadamente un mes y medio. Aquí la razón es distinta. El consistorio eligió precisamente estas fechas en que el termómetro se desploma para renovar el sistema de calefacción y, consciente de lo que iba a pasar, comunicó oficialmente con las familias para recomendarles que los usuarios llevaran ropa de abrigo a este centro, mantas incluidas.

Hay que tener en cuenta que la finalidad social de este recinto es trascendente: según la página web municipal, asegurar servicios de terapia ocupacional y de ajuste personal y social a personas con discapacidad funcional, cuando por el mayor grado de su minusvalía no puedan integrarse en una empresa o centro de trabajo.

El ayuntamiento y sus presupuestos

Hasta antes de verano de este año, la excusa que dio el gobierno local ante este tipo de situaciones que vienen de lejos -en 2014 ya se rompió el aire acondicionado del centro cívico, también cuando hacía mucho calor- es que al no estar aprobados los presupuestos no había partidas económicas para afrontar las reparaciones necesarias.

Al fin, el ejecutivo de Sánchez sacó adelante esas cuentas en junio y entonces ya sí incluyó una dotación presupuestaria bastante importante, de 140.000 euros, para hacer frente al mantenimiento y renovación de las instalaciones de climatización de los edificios de titularidad municipal. Ahora bien, otro medio año después, los problemas persisten.

Etiquetas
Publicado el
19 de diciembre de 2017 - 23:11 h

Descubre nuestras apps

stats