El Síndic de Greuges investigará las colas del hambre de Benidorm por uso propagandístico del PP en la entrega de tarjetas monedero

Las 'colas del hambre' en Benidorm.

El Síndic de Greuges ha aceptado investigar las conocidas como “colas de hambre” de Benidorm, que se produjeron del 21 al 23 de diciembre cuando el Ayuntamiento entregó 3.000 tarjetas-monedero con valor de 200 euros cada uno a las familias más vulnerables por la crisis económica derivada de la pandemia.

La denuncia parte de la oposición del PSPV-PSOE y Ciudadanos, dos formaciones que, semanas antes del reparto que se produjo de estas tarjetas, avisaban de que no compartían la forma en la que se iban a entregar y que produciría colas, como acabó ocurriendo, llegando casi al kilómetro de distancia.

En su escrito, la oposición se refería “a la utilización partidista que realiza el Partido Popular en la entrega pública de tarjetas monedero que son entregadas por cargos de confianza del Partido Popular con supervisión de la práctica totalidad de los concejales del gobierno local”, aseguraron, aportando imágenes de estas personas en las instalaciones municipales.

A este respecto, el adjunto segundo al síndic anuncia que asume la investigación y por ello ha solicitado al Ayuntamiento de Benidorm, con fecha 23 de diciembre, un informe sobre las prohibiciones en el artículo 5 de la ley valenciana de publicidad institucional, en la cual se establece que no está permitida “la utilización de la publicidad institucional como elemento de propaganda personal de personas con cargos públicos o grupos institucionales”, señala el cuerpo legal, entre otras cuestiones.   

Sobre el supuesto incumplimiento de la ley de Protección de Datos en la entrega de estas ayudas municipales, el Síndic también ha preguntado al equipo de gobierno sobre “las medidas de protección de los datos de las personas beneficiarias de las ‘tarjetas monedero’”. Por último, el defensor del pueblo valenciano también va a indagar si se incumplió el protocolo para evitar los contagios por la Covid-19, como asegura la oposición.

Preguntado en su momento al portavoz del grupo del PSPV-PSOE, Rubén Martínez aseguró que si bien es cierto que en la plaza del Ayuntamiento la distancia entre las personas solicitantes “era amplia”, en el resto de calles hasta la plaza de toros, “estaban muy juntas sin respetar la distancia de seguridad y sin ser controladas por la policía local”.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Balastegui, reprochó al gobierno popular que “esté sometiendo a la población de Benidorm a estas colas en un momento en el que toca todo lo contrario, cuando hay otros métodos mucho más eficaces, como dijimos en el pleno, para poder ayudar a la gente”.

Respuesta del PP

El equipo de gobierno del PP ha reconocido que tienen constancia de admisión de la queja planteada ante el Sindic por Rubén Martínez y Juan Balastegui, del PSPV-PSOE y Ciudadanos, respectivamente, “queja que por cierto contiene falsedades de bulto y algunas imprecisiones, pero ayer mismo se remitió a los técnicos municipales para dar respuesta al Sindic cuanto antes mejor y siempre dentro del plazo de 15 días que tenemos para responder”.

Sobre las acusaciones, fuentes del ejecutivo local han asegurado a este medio que “ningún concejal del equipo de gobierno repartió tarjetas, ni atendió a beneficiarios de este recurso municipal dentro del dispositivo puesto en marcha para la entrega del mismo; un dispositivo en el que, además, en todo momento se garantizó el cumplimiento de las medidas de distancia y de seguridad higiénico-sanitarias”.

Etiquetas
Publicado el
12 de enero de 2021 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats