Sanidad requiere a Ribera Salud la autorización para recibir al PP en el hospital de Torrevieja en plena tercera ola

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig (tercera por la izquierda), con el resto de responsables populares en el hospital de Torrevieja.

La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Isabel Bonig, visitó este martes el hospital de Torrevieja junto al presidente del PP de la provincia de Alicante, Carlos Mazón, el alcalde de la localidad, Eduardo Dolón y el portavoz de Sanidad del Grupo Popular en las Corts, José Juan Zaplana, donde se reunió con representantes del comité de empresa del departamento de Salud y de la dirección del centro que gestiona la empresa Ribera Salud en virtud de una concesión que finaliza en octubre del presente año y que el Gobierno valenciano ya ha anunciado que no renovará, asumiendo la gestión de todo el departamento sanitario.

El acceso de la comitiva popular al recinto hospitalario se produjo en un momento en el que están restringidas con carácter general las visitas a todos los centros sanitarios de la Comunitat Valenciana, tal y como aprobó la Conselleria de Sanidad el pasado 7 de enero en el protocolo de 'Medidas organizativas de asistencia sanitaria en respuesta a la COVID-19', según el cual, "se suspende cualquier actividad grupal o comunitaria de promoción, prevención de la salud o autocuidado salvo que se realicen por videoconferencia" y "se prohíben las visitas a pacientes ingresados en términos generales", entre otras medidas.

Por este motivo, la Conselleria de Sanidad tiene previsto remitir un requirimiento a Ribera Salud este mismo miércoles para solicitar toda la información relativa a esta visita de la que no tenían constancia en un momento aún de máximo riesgo por la crisis sanitaria.

Desde Sanidad han insistido en que actualmente por las medidas aprobadas ante la situación excepcional que se vive hay que pedir autorización para que cualquier persona ajena a los hospitales pueda acceder, cosa que en este caso no ha sucedido.

Por su parte, fuentes del PP han argumentado que han asistido invitados "por el comité de empresa y por la dirección" y que no han accedido a dependencias asistenciales como podría ser urgencias o consultas externas, sino que han hecho declaraciones a las puertas del hospital y después han entrado "al edificio administrativo, separado de las zonas asistenciales, donde están las oficinas y el salón de actos".

En cualquier caso, han asegurado que el protocolo de medidas no impide expresamente este tipo de reuniones en edificios anexos a los propios hospitales.

Por su parte, fuentes de Ribera Salud aseguraron que están "a disposición de la Conselleria y de todos los responsables políticos o sociales q quieran venir, sobre todo si apoyan a los profesionales", al tiempo que negaron que cursaran la invitación.

"La Conselleria puede preguntar a los miembros del comité de empresa de Torrevieja y puede contar con nosotros si desea mostrar su apoyo personalmente a los profesionales como ha hecho al visitar otros centros", insistieron desde la empresa.

La portavoz socialista de Sanidad en Les Corts Valencianes, Carmen Martínez, criticó que “en un momento tan complicado como este, cuando el personal sanitario necesita más que nunca unas fuerzas políticas a la altura de las circunstancias, Bonig y Mazón se dedican a hacer un tour fotográfico por instalaciones sanitarias en busca de un minuto de fama, y lo hacen sin los permisos necesarios oficiales necesarios para estas visitas".

Precisamente, al mismo tiempo que los populares visitaban el hospital de Torrevieja para oponerse a su recuperación para el sistema público al entender que es una decisión "puramente sectaria" que no reponde a "criterios técnicos, ni sanitarios", el presidente del Consell, Ximo Puig, y la consellera de Sanidad, Ana Barceló, asistieron al inicio de las obras de ampliación y reforma del bloque quirúrgico del Hospital General Universitario de Elche, lo que permitirá "renovar" el espacio dedicado a la actividad quirúrgica y "continuar avanzando" en la modernización de este hospital general, con una inversión prevista de 11,4 millones de euros.

En este caso, fuentes de Sanidad confirmaron que ambos tenían permiso para acudir a las inmediaciones del centro y que en cualquier caso no accedieron a ninguna zona hospitalaria.

Etiquetas

Descubre nuestras apps