Bruno Bimbi, autor de una obra LGTBI secuestrada en Castelló: "El fascismo siempre empieza prohibiendo libros"

Un momento del acto contra la censura de los libros de temática LGTBI celebrado este lunes en Castelló.

"El fascismo siempre empieza 'solo' prohibiendo libros". Así de contundente se mostraba Bruno Bimbi, uno de los autores censurados cautelarmente por la jueza Carola Soria Piquer, titular del Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de la capital de la Plana. El autor de El fin del armario. Lesbianas, gays, trans y bisexuales en el sigo XXI, quien este mismo domingo recibió el respaldo público del presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, ha sentenciado: "España tiene que decidir si quiere ser España o ser Polonia, Rusia, Afganistán o Arabia Saudí".

Autores y editores de los 34 libros LGTBI secuestrados: "Es un derecho de los menores tener la formación adecuada"

Autores y editores de los 34 libros LGTBI secuestrados: "Es un derecho de los menores tener la formación adecuada"

Bimbi se ha expresado así este lunes en un acto que se ha celebrado en la 37 Feria del Libro de Castelló para defender la tolerancia tras la paralización cautelarísima por parte de un juzgado de la distribución de una treintena de publicaciones de temática LGTBI en once institutos de la localidad tras un recurso presentado por la asociación Abogados Cristianos.

El escritor argentino ha agradecido "la valentía y coherencia en esta lucha por la libertad" y se ha enorgullecido de que "a los fascistas no les guste el libro" porque, a su juicio, eso demuestra que algo bueno tiene que tener, aunque les ha invitado a leérselo bien y no solo quedarse con el título de "cuatro o cinco capítulos sacados de contexto". "Que se lean las 320 páginas, y si aun así no les gusta, están en su derecho, pero en una democracia no se prohíben libros, y aquí se han censurado 32, no solo el mío, y todos ellos tienen algo en común, que hablan de lesbianas, gays, trans...", ha dicho Bimbi.

En el acto también han participado la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra; la concejala de Feminismo y LGTBI de Castelló, Verònica Ruiz; Cristian Carrer, coordinador técnico del Observatori contra l'Homofòbia de Catalunya y coautor del libro LGTBI, claus bàsiques, y Mercè Pérez, editora en Sembra Llibres, así como el director general de Igualdad en la Diversidad, José de Lamo, impulsor de Ley LGTBI valenciana.

Esta "película puede terminar muy mal", ha dicho el escritor argentino, quien ha recordado su experiencia como corresponsal en Brasil, donde asistió al ascenso al poder de Bolsonaro, "cuando defendía el 'pin parental' hace diez años y era menos conocido que Santiago Abascal". Bimbi ha hecho un llamamiento a "frenar a la extrema derecha, que viene a por todo y siempre a por los grupos difamados por la sociedad". Y ha alertado: "Es una prueba; si los dejamos pasar ahora, vendrán a por mucho más".

El activista Cristian Carrer, por su parte, ha recordado la alarma que sintió cuando se enteró de la resolución judicial y ha defendido la unidad de los autores afectados: "Hemos de ser firmes y dar un grito por la libertad de expresión para seguir conquistando nuestros derechos sin dar pasos atrás".

La editora Mercè Pérez ha coincidido en que "ahora más que nunca hay que dar la cara" y ha advertido que este tipo de grupos "quieren atacar todas las formas de vida". "Continuaremos editando libros que hablen de movimientos LGTBI y del feminismo", ha aseverado, para lamentar que haya que hablar de "secuestro de libros" en pleno 2021.

El grupo ultra se querella por "abuso sexual a menores de 16 años"

La letrada de la Fundación Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha aprovechado la tesitura para interponer este lunes una querella contra la edil de Compromís por los presuntos delitos de prevaricación, abuso sexual a menor de 16 años y provocación a la discriminación y el odio. La organización ultraconservadora achaca a la alcaldesa socialista de Castelló, Amparo Marco, una "cierta responsabilidad in vigilando" y se compromete a aportar "copias íntegras" de los libros.

Para Castellanos, la difusión de las obras, con un "contenido sexual explícito" entre menores de 16 años los "incita a la práctica sexual". La supuesta incitación a la práctica sexual "independientemente de la orientación sexual de los menores, no está permitida en menos de 16 años", reza la querella. La entidad considera que la campaña municipal contra la homofobia supone un presunto delito de abuso sexual a menores de 16 años, castigado con una pena de prisión de seis meses a dos años. Así, el artículo del Código Penal se refiere al que "con fines sexuales, determine a un menor de 16 años a participar en un comportamiento de naturaleza sexual, o le haga presenciar actos de carácter sexual, aunque el autor no participe en ellos".

La querella considera que el objetivo de la edil de Cultura es "favorecer la ideología LGTBI en los colegios". La campaña, dirigida a los institutos (y no a los colegios) "se realizó por motivos exclusivamente ideológicos", asegura la entidad ultra. La letrada advierte de que los libros "pudieron ser leídos por los menores durante el tiempo en que estuvieron disponibles en los centros educativos, causándoles un daño irreparable".

Castellano acusa a la concejal de Compromís de "adoctrinar" a menores de edad y asegura que el Ayuntamiento de Castelló es un "órgano manifiestamente incompetente para el envío de tales libros a centros educativos". La Fundación Abogados Cristianos pide al juez que cite como testigo a la alcaldesa Amparo Marco y solicita la hoja histórico-penal de la edil Verònica Ruiz.

Querella "delirante"

La edil de Cultura, Feminismo y LGTBI ha tildado la querella de "delirante". Oltra ha sentenciado que el objetivo de este tipo de iniciativas es que la gente "tenga miedo", al tiempo que advertía que las querellas son "como un boomerang. A ver si van a volver y la querella por prevaricación acaba yendo en otro sentido". La vicepresidenta valenciana ha lamentado esta "guerra sucia" que la extrema derecha ha llevado a los tribunales "ya que no pueden ganar en las urnas".

"Ensayo general"

Mónica Oltra se ha referido a las leyes valencianas de Igualdad LGTBI y de Infancia y Adolescencia para defender la presencia de este material en los centros educativos, por lo que apela a los jueces a "aplicar las leyes, estén de acuerdo o no". "Esta es nuestra ley, que está vigente y que todo juez o jueza tiene obligación de conocer y cumplir, y tengo la impresión de que no se la saben", ha afirmado Oltra.

La vicepresidenta ha calificado este hecho como un "ensayo general" para ver si ese camino "se puede recorrer" y ha recordado el ascenso de otros fascismos que "siempre empiezan igual". "Necesitan algo más que esto para tumbar la democracia, y vamos a pelearlo. Seguiremos en pie, venga una asociación de juristas que tienen más de fascistas que de cristianos o venga quien venga", ha enfatizado Oltra, que recalca que "aquí se dividen las aguas entre los demócratas y quienes no lo son".

Los libros no se van a retirar de los institutos

La Conselleria de Educación ha confirmado que no tiene intención de retirar ninguna de las obras afectadas por la resolución judicial ni realizar ningún tipo de alegación al auto judicial. "A nosotros no se nos ha comunicado nada", aseguran fuentes del departamento que dirige el conseller Vicent Marzà, al tiempo que se mostraban contundentes al asegurar: "Por supuesto que no vamos a retirar nada".

En este sentido, la vicepresidenta Mónica Oltra mostraba sus dudas sobre el hecho de que, "tal y como está redactado el auto", se tengan que retirar los libros: "La medida cautelarísima va dirigida al Ayuntamiento de Castelló, que ya ha realizado la donación de los libros, que están en poder de los centros, por lo que la competencia de la retirada o no de este material corresponde a la Conselleria de Educación, que no es interpelada en la resolución judicial". "Esa es mi lectura como jurista", ha apuntado Oltra, para quien los libros, "están bien donde están, en las estanterías de los institutos".

La edil Verònica Ruiz, que ha informado este lunes a la alcaldesa Amparo Marco de todo lo sucedido en este asunto, ha explicado que los libros, dirigidos a jóvenes de secundaria y bachillerato y para formación del profesorado, están disponibles en la biblioteca municipal. Además, ha explicado que presentarán alegaciones a la cautelarísima: "Defenderemos los derechos humanos y las libertades de todas las personas".

Pregunta a la Comisión Europea

El secuestro de los libros en Castellón ha llegado a la Comisión Europea (CE) en forma de pregunta parlamentaria de Sira Rego, del Grupo de la Izquierda, quien ha recordado que la CE anunció que apoyará los proyectos que "se valgan de la expresión cultural para combatir la discriminación, desarrollar la confianza y la aceptación y promover la plena inclusión de las personas LGTBIQ". 

La europarlamentaria interpela a la CE sobre si la resolución dictada por la jueza de Castellón "cumple con la Estrategia de las Personas LGTBIQ 2020-2025" y, en el caso de ejecutarse, pregunta sobre las medidas que se tomarán, al tiempo que compara la resolución judicial con lo que sucede en Hungría.

Las editoriales valencianas condenan la retirada de libros LGTBI

L'Associació d'Editorials del País Valencià (AEPV) ha manifestado su absoluto rechazo a la medida cautelar solicitada por la Asociación Abogados Cristianos y la decisión de retirar un lote de libros de temática LGTBI de las bibliotecas escolares de Castelló. En este sentido, la AEPV ha querido mostrar su solidaridad no solo con todas las editoriales y autores afectados por esta ordenación, sino también con los profesionales de la educación y el alumnado, que "se verán perjudicados por la ausencia de estas lecturas". 

"Desde la AEPV defendemos los libros como vehículo excepcional de transmisión del conocimiento, una puerta para descubrir infinitas formas de vivir y ver el mundo y una herramienta para desarrollar la empatía y el respeto a la diversidad. Por eso, consideramos la retirada de estos volúmenes un ataque a la libertad de expresión, una nueva manifestación de censura y una manera de privar al estudiantado de una fuente de aprendizaje", sostienen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats