La portada de mañana
Acceder
Los países más vulnerables al coronavirus están en América Latina y Europa del Este
Los seguros privados de salud se hacen fuertes en Madrid
Opinión – Contra la ignorancia, siempre, por Antón Losada

La absolución de la exjefa de los funcionarios valencianos con el PP que ayudó a copiar a una amiga de Vox reactiva el expediente disciplinario

Ana Brugger (izq) y María Gonzálvez (dcha) durante el juicio.

Tras la absolución de la exdirectora general de Función Pública valenciana con el PP, se retoma la tramitación del expediente disciplinario por la supuesta ayuda que prestó a una amiga para copiar en una prueba de oposición para acceder a la plaza de técnico superior del grupo A de la Administración de la Generalitat Valenciana.

El sindicato CGT, que ejercía la acusación particular, ha anunciado que no recurrirá la sentencia absolutoria de la sección primera de la Audiencia de Valencia, "exclusivamente por limitaciones económicas", aunque confía en que lo haga la Fiscalía, cuya representante se mostró durante el juicio oral "espeluznada" por la actuación de la Administración cuando Ana Brugger fue pillada pasando papeles manuscritos a su amiga María Gonzálbez, asesora de Vox en las Corts Valencianes, durante la prueba.

El sindicato ha mostrado en un comunicado su "total desacuerdo" con el fallo y remarca que la sentencia considera que los hechos han sido probados. "Nuestros limitados recursos económicos nos impiden continuar o iniciar procesos judiciales por corrupción como acusación popular", ha lamentado CGT.

La sentencia de la Audiencia de Valencia ha condenado al sindicato al pago de las costas del juicio al considerar que actuaron con temeridad, "lo que consideramos inaceptable, puesto que siempre hemos actuado con el fin de hacer justicia, y seguimos creyendo que el delito por el que hemos acusado existe". "Según la sentencia, Ana Brugger ha sido absuelta porque sus respuestas, su falsificación, eran malas, no porque no lo haya cometido", agrega.

El fallo recoge, en los hechos probados, que Brugger "comenzó a consultar su teléfono móvil y a escribir las respuestas a uno de dichos temas en varios folios de los repartidos a los opositores, en lugar de ejercer la labor de vigilancia encomendada". "Seguidamente (...) se aproximó a la opositora, quien mantenía con aquella una relación de amistad, depositando Brugger en su mesa los indicados folios con las respuestas escritas de su puño y letra", añade el fallo. 

La acusación pide "máxima diligencia" en el expediente

CGT recuerda que la Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública tiene abierto un procedimiento disciplinario contra Ana Brugger, que fue suspendido al iniciarse el procedimiento judicial y que "debe proseguir cuando la sentencia adquiera firmeza, para evitar la caducidad del mismo, por lo que exigimos la máxima diligencia en su tramitación". "La conselleria que debe actuar con la máxima diligencia para que el procedimiento disciplinario llegue a buen fin", pide el sindicato.

"A la vista de las declaraciones de las colaboradoras y de la responsable de Función Pública en el control del examen, se deduce una actuación de los responsables de Función Pública que consiguió ocultar el grave incidente al tribunal de la oposición, como señaló espeluznada la fiscal", añade.

Etiquetas
Publicado el
7 de abril de 2021 - 23:29 h

Descubre nuestras apps

stats