Elda y Elx defienden un mayor reconocimiento social y emocional del calzado

Los alcaldes de Elda, Rubén Alfaro (i), y Elx, Carlos González, momentos antes de intervenir en la comisión.

EFE

0

El sector del calzado, que tiene su centro neurálgico en las comarcas del Vinalopó con Elda y Elx como capitales, merece un mayor reconocimiento y dignificación por parte de Les Corts y del resto de instituciones valencianas por ser una industria resiliente, de vanguardia y de éxito, y que ha sido esencial en el desarrollo económico, social y emocional de una parte de la Comunitat Valenciana.

Así lo han expuesto los alcalde de Elda, Rubén Alfaro, y de Elx, Carlos González, en la última sesión de la comisión especial de Les Corts Valencianes de estudio sobre el futuro del sector del calzado que se ha celebrado en el Museo del Calzado de Elda, por ser esta ciudad uno de los principales centros productores españoles, especialmente en la categoría de zapato de mujer.

Los dos alcaldes han sostenido que el sector dejó de ser hace muchos años el epicentro de la economía sumergida y han puesto en valor su vanguardia, internacionalización y su futuro para contribuir a la prosperidad de la Comunitat Valenciana.

El alcalde de Elda, Rubén Alfaro, ha recalcado ante los diputados de todos los grupos que el calzado sigue siendo un sector “fundamental y estratégico” para la economía de Alicante y de la Comunitat y que tiene en las comarcas del Vinalopó “su punta de lanza”.

Tras incidir que los retos del sector pasan por la digitalización, la sostenibilidad y la formación, el alcalde eldense ha puesto el acento en que en torno al calzado hay “un intangible a defender como sociedad” ya que esta industria “es una parte de nosotros, del Vinalopó” íntimamente vinculada a “lo sentimental y a las emociones” de sus habitantes.

Alfaro ha defendido que las administraciones deben dar “un paso más allá” para dejar de ver al calzado simplemente como un producto industrial para ensalzar su valor de “emocionalidad social”, como ya ocurre en otros ámbitos como pueden ser los entornos naturales y tradiciones como las bandas de música.

A preguntas de la oposición parlamentaria, Alfaro ha asegurado que el calzado ya no practica la economía sumergida y que hay otros sectores donde este problema es mucho más preocupante, y en este contexto ha explicado que, a diferencia de lo que podía ocurrir hace 35 años, hoy las jornadas de trabajo se pueden definir como “de horario europeo” porque combinan la productividad con la calidad de vida, la formación y la emancipación personal.

Dirigida por Felipe Javier Carrasco, el alcalde de Elda ha acabado su intervención cogiendo con las manos con un par de zapatos de mujer del modelo Nudist de la conocida firma internacional eldense Stuart Weitzman, del que se han vendido centenares de miles en todo el mundo y con el que ha pedido a los diputados “que se emocionen cuando hablen del calzado porque detrás hay cantidad de horas de trabajo y de investigación”.

En la misma línea argumental, el alcalde de Elx, Carlos González, ha confiado en que el diagnóstico que haga esta comisión de Les Corts sobre el calzado ayude a la consolidación de este sector “de primera calidad y esencial para la economía y la exportación valenciana”.

Para González, las claves del futuro del sector zapatero pasan por la digitalización, la robotización dentro de la cuarta revolución industrial, la formación y la intensificación de la internacionalización para la apertura de nuevos mercados.

También se ha referido a la relocalización, al comentar que lo razonable sería la coexistencia entre un cierto grado de deslocalización y una paulatina vuelta de empresas.

El dictamen final sobre esta comisión del calzado queda a partir de ahora a expensas de un calendario que establecerá la mesa de trabajo la próxima semana para que esté listo en el horizonte de entre finales de julio y el mes de septiembre.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats