¿Por qué fue València (y no Manchester) el escenario de la Ruta del Bakalao?

Stones Roses, en la discoteca Barraca. Facebook Ruta del Bakalao Valencia.

¿Cuáles han sido las continuidades y las rupturas de la ruta destroy? ¿Por qué motivo fue València (y no cualquier otra ciudad) el escenario de este circuito de música electrónica? ¿Qué queda en la València actual y en su música de todo aquello?

Estas y otras cuestiones se debatirán en la mesa redonda «A vueltas con ‘la Ruta’. La evolución de las músicas de vanguardia en València», en la que intervendrán el periodista, Joan Manuel Oleaque; el DJ, ex residente de la discoteca Spook Factory y uno de los mayores representantes a nivel internacional del sonido de València, Fran Lenaers; y Pablo Finalversion3, DJ y promotor del Club Gordo.

El acto, organizado este jueves 6 de febrero a las 19.30 horas por la librería La Primera (C/Guillem de Castro, 106), en colaboración con la editorial Barlin Libros, toma como punto de partida el libro En Éxtasis. El bakalao como contracultura en España, de Joan M. Oleaque.

El ensayo, escrito en una primera versión en valenciano en 2004 y reeditado en 2017 en castellano, es el primer estudio publicado sobre la Ruta del Bakalao y en el que el autor realiza una radiografía de la escena de baile valenciana en los ochenta y noventa. “Las consecuencias de este movimiento social y cultural sin parangón, todavía reverberan en el modo de entender el día y la noche valenciana”, señalan los organizadores del coloquio.

En la charla de este jueves se debatirá sobre cómo ha influido todo aquel movimiento que situó a las discotecas valencianas como una parada obligatoria de los aficionados a la música electrónica. “La idea es analizar la evolución, la involución o lo que sea que hubo, desde principios de los 80 cuando València empezó a ser un sitio muy destacado y pionero dentro de la música electrónica en discotecas, hasta el momento actual, donde València es una ciudad más dentro de ese cosmos”, explica el periodista Joan M. Oleaque.

València se convirtió durante esos años en “una difusora y precursora de una música que no se pinchaba en ningún otro lugar”. En cuanto a cómo ha evolucionado la música y sobre si hay herencia o no, apunta el periodista, hay opiniones para todos los gustos: “València sigue con una personalidad tan diferenciada como la tuvo en su momento. Ahora destaca por ser un receptáculo de nuevas tendencias, pero no en crear algo propio, como sí sucedió en las discotecas de entonces”.

Tal como expresa el autor de ensayo, el concepto que se tiene de la Ruta ha pasado por muchas etapas, desde la negación a que tuviera importancia o el auto odio y la renuncia, hasta los que se enorgullecen de haberlo vivido y lo reivindican como un movimiento único: “Si buceas en cómo se inició la vanguardia electrónica, inevitablemente te vas a encontrar con València, guste o no guste, pero la cronología no engaña”.

A través del testimonio del DJ Fran Lenaers, que continúa en activo y fue una figura especialmente clave a la hora de expandir esa música, y del promotor Pablo Finalversion3, analizarán cómo se vivió todo aquello en primera persona y si se puede conectar o no con las vanguardias actuales.

Sobre este blog

Secció de cultura de l'edició valenciana d'eldiario.es

    Autores

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2020 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats