La número dos de Consuelo Císcar le endosa la negociación de la adquisición de las obras de Rueda por el IVAM

La exdirectora del IVAM Consuelo Císcar a la salida de la Ciudad de la Justicia.

Raquel Gutiérrez, actualmente responsable de exposiciones y acción exterior del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), estuvo imputada en el marco del caso que afecta a la exdirectora del museo, Consuelo Císcar. Este martes Gutiérrez ha declarado en condición de testigo ante la sección quinta de la Audiencia Provincial de Valencia y ha endosado a su antigua jefa la decisión de la adquisición de las obras póstumas de Gerardo Rueda.

La mujer, que ha asegurado que no mantiene relación de enemistad con los acusados, ha detallado cómo se desarrollaban las reuniones para diseñar las adquisiciones de obras en el museo: en el despacho de Consuelo Císcar, con la presencia del entonces director financiero Juan Carlos Lledó y del crítico de arte Tomás Llorens. "Abría la sesión la directora y era un diálogo entre Tomás Llorens y la directora", ha declarado. La mujer ha asegurado que ella y Lledó eran meros espectadores y en la reunión no se votaba.  La testigo ha reconocido que las condiciones impuestas de que la compra-donación fuera acompañada por una exposición no eran habituales.

Gutiérrez ha dicho que fueron Císcar y el heredero de Rueda los que negociaron las condiciones del contrato. La mujer, con una larga trayectoria al lado de Consuelo Císcar, ha hecho un perfil de ambos personajes. La exdirectora del IVAM, ha dicho, supervisaba todo lo que pasaba en el museo. "Sabía perfectamente lo que se gestionaba y tenía claro lo que gestionaba, había que darle un reporte continuo", ha declarado. También ha explicado que era una "persona 100% volcada en su trabajo, no tenía ningún tipo de horario". Sobre los textos introductorios que publicaba Císcar, la mujer ha dicho que se los escribía Norberto Martínez. La testigo también ha asegurado, a preguntas del letrado de Císcar, que su antigua jefa nunca le planteó ninguna "acción ilegal".

José Luis Rueda "hablaba con todo quisqui"

Raquel Gutiérrez ha descrito a José Luis Rueda como una persona "muy omnipresente en todo tipo de detalles" a diferencia de "un comisario al uso". Entre otros asuntos, "determinaba los honorarios" pero antes, ha apostillado Gutiérrez, "tenía que dar el visto bueno" Consuelo Císcar porque Rueda "no es el IVAM". "José Luis [Rueda] hablaba con todo quisqui, llamaba a todo el mundo de todos los departamentos, era una persona muy insistente, es su forma de ser", ha declarado Gutiérrez, quien ha añadido: "Menos mal que no hay muchos José Luises en el sentido diario".

En la sesión de este martes ha declarado también el sucesor de Císcar al frente del IVAM, el profesor José Miguel García Cortés, quien ha enmarcado su papel "estrictamente en la dirección artística". García Cortés no ha querido atacar a su antecesora y ha asegurado que Joan Llinares, actual director de la Agencia Valenciana Antifraude, fue el encargado de revisar las presuntas irregularidades de la época anterior. "Había una situación delicada en diferentes aspectos", ha recordado. A pesar del amplio eco que ha tenido durante años el 'caso IVAM', el exdirector del museo ha declarado que no recuerda "si apreciaron alguna irregularidad anterior".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats