La piezas robadas en el museo San Pío V están valoradas en 1.200 euros

El museo San Pío V de Valencia

EFE

Valencia —

Las 45 pequeñas piezas robadas en el museo de Bellas Artes San Pío V de Valencia la madrugada del pasado lunes están valoradas en 1.200 euros, según han informado a EFE fuentes de la Consellería de Cultura. El robo se produjo en una zona que se encontraba sin videovigilancia debido a la desconexión de una cámara con motivo de unas obras de ampliación.

El robo en el San Pío V enfrenta al Consell con el Gobierno

El robo en el San Pío V enfrenta al Consell con el Gobierno

Las piezas robadas son tres tallas de madera de 30 centímetros de la escuela de Vergara, un cincuentín de plata de Juan Carlos I -adquirido en 1995 por 10.000 pesetas- , tres rosarios de madera, un arma de fuego de principios de siglo XX inutilizada y 37 medallas de latón conmemorativas de fiestas, asociaciones y méritos educativos.

Estas piezas se encontraban dentro de tres vitrinas en uno de los almacenes perimetrales del museo, junto a grupos escultóricos de gran tamaño y peso, entre ellos el mausoleo de Joselito (Mariano Benlliure). Al parecer, los ladrones accedieron al recinto del museo saltando una valla y forzaron la puerta del almacén utilizando materiales de construcción -de los que se utilizan en la obra de ampliación-, que también robaron.

Vigilancia con guardias nocturnos

La vigilancia en esta zona del museo se limita a la presencia de vigilantes nocturnos, que realizan varias rondas por diversos espacios, de modo que el robo se produjo de forma rápida, entre una de las rondas, han señalado las mismas fuentes. Tanto el Cuerpo Nacional de Policía como el grupo especialista en Patrimonio de la Policía Autonómica investigan este robo, y se confía en que las piezas puedan ser localizadas en rastros o anticuarios.

Las obras de ampliación del San Pío V están dirigidas por el Ministerio de Cultura, afectan al ala este del recinto y se encuentran en su última fase. Aunque el museo y sus fondos son de titularidad estatal, la gestión de la pinacoteca es autonómica.

El robo derivó en un cruce de declaraciones entre el gobierno autonómico, que reclamó más recursos económicos, y el Gobierno central, que argumentó que las obras de ampliación no afectan al pabellón que fue asaltado.

La jefa de sección de Museos de la Dirección General de Museos y Patrimonio de la Generalitat, Pilar Ineba, aseguró a EFE que las piezas sustraías no tenían gran valor económico y si eran puestas a la venta interesarían más a personas que quieren comprar "cosas curiosas" que a "grandes coleccionistas de arte".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats