STEPV reclama a Educación la negociación de un plan de choque para el inicio del próximo curso escolar

Alumnos durante una clase en un centro valenciano antes de la crisis de la COVID-19.

Europa Press

0

El sindicato se opone a la apertura de los centros educativos en la fase 2 porque "no compensará" la mejora del rendimiento que pueda conseguirse en las solo tres semanas lectivas que quedan con el esfuerzo organizativo y el riesgo que supondrá esta reanudación de la educación presencial. Además, exige a la conselleria que convoque una comisión para negociar ya "un plan de choque" para el próximo curso académico.

Así, lo ha señalado este martes el coordinador de Acción Sindical de STEPV, Marc Candela, en una rueda de prensa telemática, para explicar la posición del sindicato ante un fin de curso y un próximo año lectivo que serán "muy complicados" por la COVID-19.

Candela ha lamentado que la conselleria de Educación se haya negado a esta petición y mantenga su intención de abrir los centros para los últimos cursos de cada ciclo y para tutorías en el resto porque "ni los centros ni la sociedad en general están preparados" para la vuelta a la educación presencial aunque sea con grupos reducidos.

Al respecto, ha aclarado que cuando dice que los centros no están preparados no se refiere a la falta de medios, sino que "aún es pronto" para reunir a tantas personas. De hecho, ha recordado que en Francia se han abierto colegios y se han tenido que cerrar.

En ese sentido, ha argumentado que supondrá "un esfuerzo organizativo muy grande" porque, mientras que se continúa con la educación telemática, habrá que "adaptar espacios, los horarios y decidir qué alumnado entra" en las aulas. Candela ha señalado que si se dispusiera de un mes y medio habría tiempo de cumplir con el objetivo de conselleria de repasar, pero que "no se puede recuperar un trimestre en tres semanas".

En esta línea, ha argumentado que la apertura tampoco beneficiará a las familias más desfavorecidas con dificultades en el acceso a las nuevas tecnologías porque para evitar aglomeraciones Educación plantea abrir de 9 a 13.00 horas con grupos reducidos en horas sueltas, con lo que antes de los exámenes solo podrán asistir a "tres o cuatro sesiones y no se recupera nada en absoluto". Por contra, considera mucho más efectivo facilitar material por escrito y que las familias lo recojan.

Además, ha advertido del riego de contagios que puede suponer la concentración de alumnos de los centros muy grandes. Desde conselleria les han garantizado que en la resolución se incluirá un artículo en el que se establezca que se deberá evitar la acumulación de alumnos y profesorado, pero ha advertido de que será "muy complicado de organizar". Por ello, ha exigido que si abren los centros "se garantice las medidas de higiene y prevención para que nadie se contamine".

Del mismo modo, ha constatado que el profesorado está ya "muy cansado" por el "gran esfuerzo" realizado por adaptarse a este cambio y ahora deberá combinar las clases presenciales con las telemáticas, lo que implica más preparación y reuniones de coordinación, con lo que "aún trabajará más de lo que está trabajando".

Asimismo, ha rechazado el argumento del secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, de incluir a sexto de primaria en esta apertura de curso para que estos estudiantes puedan despedirse del centro, compañeros y profesorado en el que han estado diez años. Así, ha señalado que será "más traumático" para ellos mantener la distancia de dos metros y ha advertido de que será "inevitable" que se abracen.

Por otra parte, ha exigido que la conselleria convoque una comisión de trabajo, en la que están presenten sindicatos, patronal, equipos directivos y AMPAs, para planificar con tiempo un plan de choque para el próximo curso escolar como ya se hizo en marzo justo antes de decidir la suspensión de clases.

"Pedimos recuperar esa manera de trabajar de forma corresponsable", ha reclamado Candela, que ha apuntado que si se debate ya "se evitarán sorpresas" como ver en la instrucción de Fase 2 que se ha incluido a 6º de primaria y tutorías para el resto de curso.

En ese sentido, ha criticado la justificación de conselleria de dar a conocer cómo se reanudará el curso solo cuando esté claro para evitar confusiones porque "si ya están trabajando los agentes implicados podemos realizar aportaciones y buscar soluciones".

Así, ha explicado que de los tres escenarios posibles, la vuelta norma a la educación presencial, seguir solo con la telemática o la combinación de ambas, la más probable es la última, lo que exige "revisar las condiciones laborales del profesorado".

Al respecto, ha reclamado más profesorado para desdoblar grupos, una reducción de su horario lectivo para "disponer de más tiempo de coordinación", cambiar las condiciones de los grupos de los equipos directivos, que están "sobrecargados" y crear una figura de coordinación en los centros para las cuestiones de seguridad y medidas preventivas.

Este plan de choque debe incluir asimismo formación específica para el profesorado no solo en el uso de las tecnologías sino también de las nuevas metodologías porque "si se agrupan asignaturas se requiere una forma de trabajar diferente".

Del mismo modo, ha reclamado conocer con tiempo los nuevos currículum para aligerar los actuales, que sobre todo en secundaria y bachillerato son "muy densos", y que los profesores puedan ajustar su programación didáctica.

Candela ha señalado que tienen constancia de que hay asociaciones de padres a favor de la vuelta a la educación presencial mientras que en centros concretos se oponen. Al respecto, ha rechazado la consideración de los centros como "guarderías" y ha pedido "una reflexión" en el ámbito laboral para facilitar la conciliación de los padres.

Etiquetas
Publicado el
26 de mayo de 2020 - 13:29 h

Descubre nuestras apps

stats