El eurodiputado del PP González Pons pide un debate sobre la ampliación del Puerto de València "para que la ciudad decida si quiere perder sus playas"

El eurodiputado Esteban González Pons.

El vicepresidente del Grupo Popular Europeo, el valenciano Esteban González Pons, ha vuelto a levantar la voz a través de sus redes sociales en contra de la ampliación del Puerto de València, en plena polémica por la reciente decisión de Puertos del Estado de desvincularse de la responsabilidad de tramitar una nueva Declaración de Impacto Ambiental, una decisión que ha derivado a la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) tras lograr un cambio normativo con la connivencia del Ministerio de Transición Ecológica.

Pons ha roto así la línea de apoyo a la ampliación portuaria expresada por dirigentes del PP de la Comunitat Valenciana como la presidenta, Isabel Bonig, o la portavoz municipal de València, María José Catalá, y ha afirmado en su perfil de Twitter : "El puerto de Rotterdam crea trabajos (ni tantos ni desde luego de alta cualificación), pero por su causa kilómetros y kilómetros de costa son sacrificados. Yo no quiero eso para Valencia y reclamo un debate público y libre para que la ciudad decida si quiere perder sus playas".

Esta posición contrasta con la nula oposición que realizó al proyecto como conseller de Territorio en el Consell de Camps, cartera que gestionó entre el 30 de mayo de 2006 y el 30 julio de 2007.

Y es que, según recoge la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) publicada en julio de 2007, el periodo de alegaciones a la ampliación se abrió el 19 de abril de 2006. En el mencionado documento tan solo constan alegaciones por parte de la Conselleria de Territorio referentes a temas de calidad del agua.

En un intercambio de tweets con elDiario.es al respecto de su cambio de posición, Pons se ha justificado: "Eran otros tiempos. Otro momento histórico. Entonces cuando yo hablaba de cambio climático nadie me seguía. Le recuerdo que fui el conseller sandía [se definía "verde por fuera y rojo por dentro"]. No he cambiado. Como con las plataformas petrolíferas, ¿se acuerda? Soy yo quien da bienvenidas. Y en todo caso, hay que reaccionar". Ha añadido que el proyecto se debe explicar a la sociedad valenciana.

"Es la ciudad quien debe decidir qué modelo quiere para el futuro. En mi opinión, descargar contenedores no es a lo que aspiran las mejores ciudades europeas. Es lo que nadie quiere hacer. Prefiero el mar y la playa", ha asegurado.

No es la primera vez que el eurodiputado popular se manifiesta en estos términos. En octubre de 2019 también sorprendió al publicar una columna en el diario Las Provincias en la que se alineó con Joan Ribó en su oposición a la ampliación norte del Puerto de València sin una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que avalara las modificaciones que ha sufrido el proyecto inicial.

Pons afirmó entonces que Ribó acertaba "al oponerse a la ampliación norte del puerto, o al exigir por lo menos garantías adicionales de protección de la playa".

El popular aseguró además que si el Puerto sigue creciendo "a costa de la Malvarrosa por el norte o de El Saler por el sur, València dejará de ser una ciudad que tiene puerto para convertirse en un puerto que tiene una ciudad", y sentenció: "Rotterdam no es el modelo en absoluto". "Pagar el precio de sacrificar la Malvarrosa o El Saler para tener un puerto gigante es una decisión que nos encuadra junto a las ciudades contaminantes, una decisión impropia de la edad digital y de la economía verde", sostuvo.

Pons se opuso también en su escrito de forma frontal al túnel del acceso norte. "Si se excava un túnel para camiones por debajo de la Malvarrosa perderemos para siempre la playa. No necesito informes de impacto para saberlo", apuntó.

Esta postura contrasta con la mostrada este martes por la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, quien se mostró "total y absolutamente" a favor de la ampliación del Puerto de València "con todas las condicionantes económicas, sociales y medioambientales".

"Defender el Puerto es defender la economía y a los valencianos, y ese es el nuevo valencianismo", apuntó Bonig, que ha señalado que desde el PP están a favor de la ampliación del Puerto de València "con todas las condicionantes económicas, sociales y medioambientales, pero para eso está la declaración de impacto ambiental, que es un proceso administrativo para que todas las obras que se hagan sean respetuosas con el medio ambiente".

La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de València, María José Catalá, exigió a Compromís, PSPV y Podemos que "no torpedeen la ampliación del puerto" porque de esa infraestructura "dependen miles de puestos de trabajo", justamente uno de los aspectos que cuestiona su correligionario González Pons.

Etiquetas
Publicado el
13 de abril de 2021 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats