Del Mediterráneo al Atlántico: seis recomendaciones para disfrutar de un buen arroz

Paella de atún con lima

Cuántas veces vamos viajando, nos apetece una paella y no sabemos dónde acertaremos si paramos improvisadamente, ¿verdad? Vamos a arriesgarnos a daros unas cuantas pistas y recomendaciones de restaurantes donde las sirven por toda la costa levantina y andaluza, pero antes hemos de aclarar un par de conceptos. 

Cinco recetas de arroces del mundo que te alegrarán la desescalada

Cinco recetas de arroces del mundo que te alegrarán la desescalada

Lo que la mayoría de los españoles denominamos paella, los valencianos lo consideran "arroz con cosas", porque la auténtica paella valenciana en esencia, para ellos, que son sus inventores, lleva verdura, judiones, pollo, conejo y cerdo, por resumir... 

Sin embargo, como ya te desgranamos en este reportaje sobre arroces, los cocineros de media España elaboran infinitas más variaciones de la receta original y nos sorprenden con propuestas exquisitas en el mismo recipiente. Sea como sea, estos son los lugares que hemos probado y creemos que no te defraudarán.

1. Sa Tuna Hostal y Restaurante

Está en una preciosa cala bajando desde el pueblo de Begur, en la Costa Brava y, además de paellas muy apetecibles de verduras, de pescado y marisco y de langosta del Cabo de Begur (bien seca o bien caldosa), tienen como especialidad los arroces al horno en plancha, tanto para varias personas como para una sola, que es algo muy de agradecer cuando viajas a solas y se te antoja una paella. 

No obstante, en la zona del Ampurdán, lo más típico es el arros a la cassola, que hacen en el restaurante colindante, Es Furió de Fito. Después de pegarte la panzada, solo tienes que bajar a la cala a darte un chapuzón.

2. Chiringuito Kai Beach Club

Está delante de la estación de tren de Canet de Mar, reinando en su playa kilométrica con su buen servicio y una variadísima carta en la que no faltan la fideuá ni los arroces. Después de un buen aperitivo de papas bravas y morralla, prueba el arroz negro, que les queda caldosito, repleto de marisco y moluscos, con su correspondiente alioli. 

La calidad de su cocina en un chiringo en plena arena se explica porque detrás está la experiencia de los mismos propietarios del restaurante Can Carreras, una antigua masía de finales del siglo XIX totalmente restaurada en 1997. 

3. Casa Carmela

Es el típico negocio familiar de paellas hechas a leña que, desde 1922, ha ido pasando de generación en generación hasta que, en 2011, se hizo cargo el actual heredero y chef, Toni Novo, famoso por hacer los mejores arroces de Valencia, con el punto justo de socarrat y el sabor ahumado del fuego, en plena playa de la Malvarrosa

Aquí es donde puedes encargar la auténtica paella valenciana con verduras y carne, a comer preferiblemente con cuchara de madera en el propio recipiente. Aunque también están muy ricos el arros del Senyoret, de marisco pelado; la paella de bogavante (canadiense o azul) o la de langosta de la playa.

4. Bar Barro

En Almería capital, hace unos arroces estupendos por encargo y al punto, con su socarrat bien pegadito a la paella. El propietario y cocinero, Fran Bonilla, lo mismo te hace un arroz negro que otro con chuletón de vaca gallega, o de pulpo con pimentón de la Vera; un caldoso de rape y gambas o de bogavante; o un meloso de presa ibérica y setas o de atún rojo y lima. Tiene bien merecida la fama, así que reserva con antelación. 

5. Tito Yayo

Es un agradable chiringuito en el paraje natural de Almuñécar, en la Costa Tropical de Granada, ideal para comerse unos arroces a la sombrita de la vegetación de su terraza con el mar de Alborán de fondo (que no necesariamente con el cantante malagueño). 

Nos consta que está muy bueno el arroz con bogavante, pero tienen también paella de carabineros, de gamba roja, de pulpo salvaje, de bacalao, de marisco o mixta; y caldosos con carne y marisco e incluso fideuas. También funcionan por encargo, no te olvides. 

6. Chiringuito Feduchy Playa

Es un justo sucesor de su hermano mayor del centro del pueblo de Conil de la Frontera y, bajo su toldo circular como una carpa de circo, se congrega lo más granado de esta Costa de la Luz. Reserva para dar cuenta de sus exquisitas paellas y cazuelas variadas, entre las que destacamos el arroz meloso oriental con solomillo de atún de almadraba, almejas y mahonesa de kimchi

Y la paella de arroz negro con chocos, bacalao, algas marinas y salsa de alioli. Aprovecha que estás en la meca del atún de almadraba para degustar la cazuela de fideos con parpatana de atún rojo y almejas, pero no desprecies la cazuela de arroz caldoso con carabineros y almejas o la del señorito. Y nada, mira al Atlántico, que Cádiz es el último punto de la península en el que se pone el sol.

7. Sa Platgeta

Es un chiringuito escondido a la sombra de los pinos de la platja d'Es Migjorn en Formentera, más o menos en el medio de la bellísima isla más virgen de las Baleares. Podrás reservar, ir a bañarte en sus aguas turquesas con su posidonia salvando las aguas de la contaminación humana y luego subir a comerte una generosa paella de mariscos, o bien un caldoso de bogavante, un bullit de peix típico balear o un arroz negro supersabroso con un alioli casero de ese que te impele a repetir. Eso o es que en el medio del Mediterráneo todo sabe mucho mejor, y si acabas con un chupito de licor de hierbas ibicencas, pues encima harás mejor la digestión. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Etiquetas
Publicado el
25 de julio de 2020 - 22:11 h

Descubre nuestras apps

stats