25.000 metros cuadrados de tejido polipropileno reciclable azul plateado, atado con 3.000 metros de cuerda roja, cubren en estos días el Arco del Triunfo de París. Una instalación que la pareja artística formada por Jeanne-Claude y Christo, ambos ya fallecidos, diseñaron e imaginaron durante gran parte de su carrera y nunca pudieron llevar a cabo. Como homenaje póstumo, el monumento se inaugura el sábado 18 de septiembre y así seguirá hasta el 3 de octubre de 2021.

Se trata de una intervención artística que debía haberse realizado en 2020, al tiempo que el Centre Pompidou inauguraba la retrospectiva Christo y Jeanne-Claude. Paris! La pandemia lo aplazó todo y el 31 de mayo de 2020 Christo falleció en Nueva York.

Tras seis décadas de imaginar el proyecto, la autorización para empaquetar el Arco del Triunfo le fue concedida de repente. Christo y su taller trabajaron durante año y medio el diseño y la producción del montaje. El coste de la instalación, que asciende a 14 millones de euros, no saldrá de los bolsillos de los parisinos: se cubrirá con la venta de los bocetos que prepara Sotheby's, y cuyos precios se han disparado en los últimos meses. Según el diseño y la pieza, lo que la pareja de artistas imaginó oscila de 150.000 euros a 2,5 millones de euros.

La pareja de artistas había empezado a imaginar esta intervención en 1962, pero los trámites burocráticos que requerían sus obras de arte eternizaban los procesos: esta intervención se hará un año después de que falleciese Christo y doce después de que lo hiciese Jeanne-Claude. Para cubrir el Pont Neuf de París (en 1985) necesitaron diez años. Para el Reichstag de Berlín (en 1995), 25 años porque fue rechazado hasta en tres ocasiones.

Quienes visiten el monumento durante estos 16 días, serán obsequiados con muestras gratuitas del mismo tipo de tela con la que se ha ocultado el Arco del Triunfo. Un pedazo de plástico reciclado y un trozo de historia del arte contemporáneo.

Etiquetas
Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats