eldiario.es

Menú

Cultura

La pasión por el dibujo del colombiano José Antonio Suárez Londoño

- PUBLICIDAD -
La pasión por el dibujo del colombiano José Antonio Suárez Londoño

La pasión por el dibujo del colombiano José Antonio Suárez Londoño

Más de mil obras, entre dibujos, grabados y aguafuertes forman la primera exposición antológica con la que la Casa Encendida se adentra en los personales laberintos del artista colombiano José Antonio Suárez Londoño.

Enmarcada en el programa expositivo ArcoColombia, "Muestrario", comisariada por Yara Sonseca Mas, exhibe obras realizadas por Suárez Londoño (Medellín, 1955) desde los años setenta hasta la actualidad y su título hace referencia tanto a las cualidades propias de su afán compilador y clasificatorio como a las distintas técnicas y formatos.

La aproximación a la obra de este artista colombiano implica también acercarse a sus fuentes: su entorno cotidiano, la literatura, la historia del arte y del arte marginal. En la obra de Suárez Londoño se encuentran y se cruzan referencias a escritores, artistas, creadores populares, canciones, noticias, frases populares, etc.

Buena parte de su trabajo ha sido realizado en pequeñas libretas de dibujo que poco a poco han ido tomando el carácter de diario íntimo. Precisamente ese carácter de diario y de obra privada, sumado a la voluntad de Suárez Londoño de permanecer hermético, ha hecho difícil el conocimiento de su trabajo, si bien sus dibujos son reconocidos internacionalmente, como en la Bienal de Venecia o en el Drawing Centre New York, en 2012.

En este recorrido por la totalidad de su obra, la exposición incluye algunos de sus primeros dibujos como estudiante de arte, los "Cuadernos suizos", realizados durante sus años de formación en Ginebra, entre 1978 y 1984 y en los que se puede ver el germen de su simbología, y sus primeros intentos por hallar la composición perfecta.

Estas primeras obras se complementan con los dibujos agrupados bajo el título "Colección Pizano", nacidos del empeño propio por vivir la academia sin haber pasado estrictamente por ella, por lo que se enseñó a sí mismo copiando a los clásicos.

Junto a sus cuadernos de viaje, "Muestrario" incluye también los calendarios en los que Suárez Londoño dibuja cada día a partir de las azarosas citas de un almanaque.

La serie "365", que realizó entre los años 1994 y 1995, durante 365 días, a dibujo por día, sentó el precedente para sus cuadernos anuales.

Uno de los apartados de la exposición muestra "Sellitos", una "gliptoteca" particular de camafeos o matrices de piedra muisca convertidos por Suárez Londoño en minúsculas gomas de borrar, el material que mejor se corresponde con su oficio de dibujante.

La exposición se completa con una selección de sus grabados, al aguafuerte, que muestran su dominio técnico y su disciplina metodológica, además de más de cien dibujos sueltos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha