Las niñas quieren ser Darth Vader

Ciclo de humor femenino 'Princesas y Darth Vaders' de La Casa Encendida

Ahora las risas se escriben en un femenino cada vez más plural. Desde los festivales cinematográficos, hasta los insurgentes guiones de sitcoms o los monólogos de YouTube con un efecto viral, las mujeres están estigmatizando el mundillo humorístico. Aunque se está avanzando progresivamente, resulta necesario un lavado de cara a los prejuicios de género. Iniciativas como Princesas y Darth Vaders ponen el foco no sólo en las mujeres cómicas, sino en las temáticas estereotipadas que explotan el humor de chicas sobre costumbres femeninas.

Nuestra colaboradora, Lucía Lijtmaer, es la embajadora de la causa que se estrena esta tarde -30 de marzo- en La Casa Encendida de Madrid. Con este ciclo se recupera a algunas de las monologuistas más famosas e influyentes de nuestro tiempo. Sarah Haskins, Margaret Cho, Amy Schumer y Malena Pichot serán las encargadas de iniciar esta serie mensual de la capital.

Recogen el testigo de heroínas del humor como Amy Poehler o Tina Fey, que empezaron como guionistas en la sombra, o de Ellen DeGeneres, que recuperó los temas tabú como la homosexualidad con un carisma que le procuró un imperio. Pero tampoco hay que olvidarse del terreno nacional. Lucía destaca a Lina Morgan que, como pionera, se puso el franquismo por montera con sus irreverentes chistes. Pero también Eva Hache o incluso la modelo Martina Klein, que aportan aire fresco a un panorama liderado por hombres legitimados.

Cheerleaders, yogures y humor queer

Amy Schumer es el prototipo de rubia estadounidense con un papel muy claro: hacerse la princesa WASP (blanca, anglosajona y protestante). A partir de ese estereotipo juega sobre el escenario en un terreno sexual que ha conquistado al mismísimo Judd Apatow, que la ha fichado para su próxima Trainwreck.

Sarah Haskins es todo un fenómeno viral con su canal en YouTube, Target Women. El título del ciclo bien le debe la inspiración a esta humorista, que satiriza acerca de la imagen artificial de la mujer en la sociedad de consumo. Como aseguró Lijtmaer a la revista Playground, “me encanta una frase de Haskins que define muy bien una imagen de la mujer en televisión: 'En los anuncios de yogur, todas las mujeres visten con el look ‘estudié un máster pero después me casé y ahora llevo chaquetas de chándal”. Sus vídeos tendrán un podio de lujo en la parte audiovisual de La Casa Encendida.

Margaret Cho es quizá la más reconocida del cuarteto, entre otras cosas por las muchas comedias y sitcoms que ha protagonizado. Su estilo queer y su humor casi escatológico resulta lo más radical de la muestra. Pero la marca de la casa de Cho, sin duda, es la de relatar la relación con su madre. La Mommy coreana actúa como un resorte que invita a analizar con gracia los estereotipos de los estadounidenses de origen asiático.

Por último, el monólogo castellano llega de la mano de Malena Pichot y de la moda mainstream de los sketches caseros. La Loca de Mierda le da esa ironía que critica despropósitos del estilo de ese infame artículo GQ sobre Las locas del coño. “Además le da la vuelta a esa imagen espantosa que fue Bridget Jones en su momento. Ahora con la serie Cualca!, sigue haciendo cosas estupendas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats