Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

"Un plan de negocio", el puntal que necesita la moda española

La directora de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, Nuria de Miguel, durante la entrevista concedida a la Agencia Efe. Tras finalizar la 71 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, es momento de hacer balance y saber qué necesita la moda española y los diseñadores para fortalecerse y poder dar el salto al deseado mercado internacional. La solución: "Un plan de negocio".

EFE

0

Tras finalizar la 71 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, es momento de hacer balance y saber qué necesita la moda española y los diseñadores para fortalecerse y poder dar el salto al deseado mercado internacional. La solución: "Un plan de negocio".

La creatividad de la moda española palpita al galope, pero no ocurre lo mismo con su vertiente económica, el verdadero motor para mantenerse en el sector. El buen hacer de la moda de autor no siempre se traduce en ventas en un país en el que el "fast fashion" es el favorito del consumidor.

La directora de la pasarela madrileña, Nuria de Miguel, se ha estrenado en esta edición en el cargo, aunque está vinculada a su organización desde hace más de dos décadas, conoce bien el mundo de la moda y está atenta a sus necesidades.

La pasarela tiene que ser una herramienta de marketing, "de promoción y visibilidad del trabajo", pero los diseñadores necesitan algo más: "desarrollar un plan de negocio", ha dicho a Efe, De Miguel, que hace hincapié en la necesidad de fortalecer el "planteamiento empresarial" de las firmas.

En España no existen grupos empresariales como en Francia que agrupen a las firmas de moda y las hagan más fuertes. La Asociación de Creadores de Moda de España, (ACME) es quién hace un gran trabajo de "cohesión" entre los diseñadores a través de diferentes iniciativas que van encaminadas a darles visibilidad con un "interés común".

Un sector que tiene que ir avanzando, "Ifema organiza un evento dos veces al año, pero no somos industria", añade De Miguel, quien considera que no basta con desfilar en las ediciones MBFWMadrid para crear marca, "damos soporte y apoyo".

Cuando se le pregunta si es posible una pasarela sin Ifema, De Miguel responde: "sería difícil" por los gastos que conlleva y que asume Ifema -maquillaje, peluquería, vídeo del desfile, localización, luces, visita de los compradores, acceso de la prensa extranjera-. Hay diseñadores que no tienen ese músculo financiero.

A día de hoy, el diseñador además de los gastos de la colección, que no son pocos, paga 6.000 euros por desfilar en el pabellón 14.1 de Ifema y 15.500 si lo hacen en el Palacio de Cibeles o en la sede de la Comunidad de Madrid, lo que supone una gran inversión para las pequeñas y medianas empresas de moda española.

Conscientes de que las críticas están siempre presentes, De Miguel señala que entre los valores de la organización está dar "apoyo y visibilidad" a diferentes sectores económicos, entre ellos la moda, y "lo vamos a seguir haciendo".

Ifema es negocio, no una ONG. "Tenemos una labor de servicio, y nuestro deseo es hacer una pasarela que dé servicio a los diseñadores", de hecho con los desfiles no recupera el dinero invertido, incluso se "pierde", algo que no sucede con ferias como Fitur o Arco.

Vertebrar una imagen de marca y darle visibilidad es otro de los pilares de los que adolecen algunas empresas de moda españolas, algo que tienen muy aprendido las firmas internacionales. "Lo que no se cuenta no existe".

El reto de Nuria de Miguel es, además de que las firmas salgan fuera, "que en España haya moda española" a través de tiendas multimarca, una razón por la que en esta edición también se ha invitado a compradores nacionales.

"La prensa y el público tienen que conocer qué hace la marca durante el tiempo que pasa entre una edición y otra", una manera de no perder presencia, de seguir manteniendo el interés.

En la 71 edición de MBFWMadrid el calendario se ha extendido a pesar de que algunos de los diseñadores habituales han decidido no participar, aunque ha habido nuevas y reseñables incorporaciones como Pertegaz o Mans.

Cuando las luces de la pasarela se apagan, la música deja de sonar y los expositores se desmontan llega el momento de reflexión para la directora de la pasarela que tiene ya ideas de mejora, reuniones con los diseñadores para conocer su visión y establecer nuevos criterios de participación.

"Es un pasarela viva. Desconozco cuál será el futuro, pero hay que seguir evolucionando", concluye Nuria de Miguel, que tiene la idea de reducir la pasarela un día, de los seis días actuales a cinco.

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2020 - 11:02 h

Descubre nuestras apps

stats