eldiario.es

9

Los socialistas ganan pero la izquierda valenciana cede posiciones ante el empuje de la derecha y el auge de Vox

El PP crece en la Comunidad Valenciana y arrebata a las fuerzas del Pacto del Botánico, que gobierna la Generalitat Valenciana, un escaño que pierde Unides Podem

La extrema derecha se come el espacio electoral de Ciudadanos, que sufre un descalabro

Vox y Ciudadanos han intercambiado sus papeles en las elecciones generales de este domingo. La extrema derecha ha pasado de la quinta a ser la tercera fuerza política en la Comunidad Valenciana, como ha ocurrido en toda España, al pasar de tres a siete diputados, y el partido de Albert Rivera se ha desplazado al quinto lugar que antes ocupaba Vox, al pasar de seis a dos escaños. Es el movimiento más llamativo en los resultados de estas elecciones generales celebradas solo seis meses después de las anteriores del 28 de abril. El equilibrio entre los bloques de izquierda y derecha, empatados a 16 escaños entonces, se ha decantado a la derecha, que suma 17 diputados frente a 15.

El PSPV-PSOE, del presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, repite el resultado de abril y los 10 escaños en toda la Comunidad Valenciana. A su vez, Unides Podem pasa de cinco a cuatro diputados en el conjunto del territorio valenciano. Mientras tanto, Compromís revalida el único escaño que obtuvo en abril por Valencia.

Los socialistas mantienen su liderazgo en el Pacto del Botánico, que gobierna la Generalitat Valenciana, Unides Podem sufre un relativo desgaste y Compromís no consigue rentabilizar su acuerdo con Más País para ensanchar su representación.

Por su parte, el PP crece en cerca de cuatro puntos en relación con los resultados de abril y aumenta de siete a ocho diputado. Vox se le acerca, con un crecimiento de más de cuatro puntos que le permite enviar siete diputados al Congreso.

El gran descalabro, como en el conjunto de España, es el de Ciudadanos, cuyo espacio es engullido por la extrema derecha. El partido de Toni Cantó pasa de seis a dos diputados y sufre una caída de vértigo, de más de 10 puntos en relación con el 28 de abril.

La decisión del presidente del Gobierno, el socialista Pedro Sánchez, de optar por la repetición de las elecciones, que la izquierda valenciana de todos los colores (incluido el PSPV) recibió con aprensión, ha confirmado sus temores. Ha servido para que la derecha recupere terreno y se escore hacia su versión más extrema. No es una buena noticia para el gobierno que comparten Ximo Puig, Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, aunque los resultados dejan KO al partido del más gesticulante opositor al Pacto del Botánico.

Toni Cantó, que aspiró en algún momento a hacerse con el liderato de la oposición en las Corts Valencianes, animado por unos resultados autonómicos que lo situaron a un escaño del PP el mismo 28 de abril, no solo ve cómo el partido de Isabel Bonig se refuerza al frente de la oposición mientras Ciudadanos se hunde, sino que le ha pasado la extrema derecha por encima como una apisonadora.

El presidente de la Generalitat y líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig se congratuló de la victoria de su partido en la Comunidad Valenciana pero dedicó la mayor parte de su breve parlamento en la noche electoral a lamentar la irrupción de la extrema derecha, que calificó como el "punto amargo" de la jornada. "No habrá retorno alguno al pasado", advirtió, tras referirse a los "fanáticos" que celebraban el ascenso de la extrema derecha y comprometerse en mantener la apuesta por construir "un país avanzado".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha