eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

España acudirá al examen ante la ONU sin una estrategia para cumplir la agenda global contra la pobreza

Tres años después de la firma de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Estado español se someterá a un examen voluntario ante Naciones Unidas sobre sus avances en la agenda 

La sociedad civil ha presentado un diagnóstico alternativo en el que España tiene aún muchas asignaturas pendientes para alcanzar las metas en 2030, entre ellas, elaborar una Estrategia de Desarrollo Sostenible

"Es evidente que España no cumple, pero no es menos cierto que en este mes de Gobierno se han tomado decisiones que ponen a España en la senda de cumplir estos objetivos", explica la ministra Teresa Ribera a eldiario.es

- PUBLICIDAD -
España es el país en el que más ha aumentado la desigualdad salarial

España es el país en el que más ha aumentado la desigualdad salarial EFE

A punto de cumplirse tres años de la firma de la agenda de Naciones Unidas contra la pobreza y el cambio climático, España se someterá el próximo 18 de julio a su primer examen en Nueva York para presentar los pasos que ha dado desde entonces en este terreno. Por ahora, como punto de partida, lleva en la mochila el suspenso en los 17 objetivos marcados para 2030, según los balances anuales de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, impulsada por Naciones Unidas, y del Observatorio de la Sostenibilidad.

Tampoco llevará bajo el brazo una nueva Estrategia Nacional de Desarrollo Sostenible en la que se defina qué leyes deben adaptarse y crearse, qué organismos se necesitan, cómo se van a medir los progresos o qué recursos van a destinarse para lograr los 17 objetivos que España suscribió en 2015.

Después de tres años, el Gobierno popular no la había puesto en marcha. El nuevo Ejecutivo acudirá al Foro Político de Alto Nivel con un plan de acción que ha tenido que rehacer en pocos días y en el que se compromete a estudiar y diseñar "de forma inmediata" esta estrategia para poner en marcha la llamada Agenda 2030, tal y como acordaron los países reunidos en la Asamblea General.

En declaraciones a eldiario.es, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que formará parte de la delegación española que viajará a Nueva York, defiende que el Gobierno del Partido Popular "solo avanzó tímidamente" en la agenda, "obligado por el examen que Naciones Unidas nos hace la semana que viene". "Es evidente que España no cumple, pero no es menos cierto que en este mes de Gobierno se han tomado decisiones que ponen a España en la senda de cumplir estos objetivos", recalca Ribera.

"La Agenda 2030 es una prioridad para este Gobierno. Y por ello presentaremos un plan de acción que nos ponga en el camino de conseguir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)", prosigue. 

España enviará a unas 60 personas al foro que se celebrará en la ONU, que iniciará sus sesiones el próximo lunes. Entre ellas estarán representantes de la sociedad civil, que este jueves han presentado  un diagnóstico alternativo de cara al examen en el que demandan al Gobierno de Sánchez que comience a partir del 19 de julio a sentar las bases de la futura Estrategia de Desarrollo Sostenible.

"Lo ideal hubiera sido ir a Nueva York con la estrategia y con indicadores más positivos, pero la situación política en España ha sido la que ha sido, y era muy difícil. Si hace tres años el Gobierno de Rajoy se hubiera puesto a elaborar la estrategia, hoy estaría. Vamos con retraso, suspendemos en todos los objetivos, no se han hecho bien los deberes hasta ahora", recalca Cristina Monge, representante de Futuro en Común, una red compuesta por cerca de 50 organizaciones.

Desde la red piden al Ejecutivo que elabore una hoja de ruta para definir una estrategia que, reclaman, cuente con la participación de la sociedad civil y el consenso de los grupos políticos, y sea "concreta y medible". De momento, Juan Pablo de Laiglesia, Secretario de Estado de Cooperación Internacional, ha avanzado que será elaborada en 2019. "Nos urge una estrategia participada. Han sido tres años en estando muy parados. Hay que acelerarlo mucho y se debe trabajar en 2018 para que, a poder ser, esté a finales de año", sostiene Carlos Susías, de Futuro en Común.

El Gobierno acelera la aplicación de la agenda

Las ONG y expertos consultados coinciden en que, desde la llegada de Pedro Sánchez al poder, el nuevo Gobierno ha pisado el acelerador para dar un impulso a los ODS. Las principales medidas han sido la creación del departamento que dirige la propia Ribera y del  Alto Comisionado para la Agenda 2030 que dependerá directamente del presidente del Gobierno y liderará la periodista Cristina Gallach. "Ha habido un cambio de actitud. Ahora hay que concretarlo y mantener la ambición", apunta Monge.

Asimismo, en el plan de acción, el Ejecutivo se compromete a crear un Consejo de Desarrollo Sostenible con participación de todos los actores implicados, algo que estos habían reclamado en distintas ocasiones. Por su parte, la ministra Ribera defiende otras decisiones en la línea de los ODS, como "el aumento de la ambición en las metas de energías renovables de la UE, la reuniversalización del acceso a la sanidad, o la reinstauración del ministerio de Igualdad".

"La sensación que tenemos es de impulso renovado y reforzado, de una apuesta más contundente por parte del Gobierno, con acciones claras e inmediatas. Estos cambios han generado muchas expectativas entre los actores sociales, que hemos valorado positivamente que se hayan incorporado reivindicaciones que se venían planteando desde hacía meses", comenta Pastora Martínez Samper, vicerrectora de la Universitat Oberta de Catalunya, que también acudirá a Nueva York la semana próxima.

Las asignaturas pendientes: pobreza y más emisiones

Las organizaciones agrupadas en Futuro en Común insisten en una máxima: la estrategia de desarrollo sostenible debe focalizarse en el cuidado del planeta y la erradicación de la pobreza "y todas las desigualdades" en España. Son estos ejes los que, dicen, deben marcar la acción política del Gobierno de Sánchez y recuerdan que aún son muchas las asignaturas pendientes para cumplir los ODS.

Con datos de Eurostat, las ONG recuerdan que España es el cuarto país más desigual de Europa y que, en 2017, más de 12 millones de personas seguían en riesgo de pobreza, según el Instituto Nacional de Estadística. Esta realidad se agrava en el caso de los niños y niñas: con uno de cada tres, 2,6 millones de menores, en riesgo de exclusión social.

"La situación que tenemos no es consecuencia de la crisis. La crisis ha hecho más intensa la pobreza y desigualdad, pero estos datos son estructurales y nos vienen desde hace mucho tiempo. Es el modelo económico, las medidas no se pueden plantear para volver a antes de 2007", explica Susías.

La red hace énfasis, además, en el mercado de trabajo español, "cada vez más precarizado". La Agenda 2030 llama a España a luchar contra la pobreza fuera y dentro de sus fronteras, y por esta razón, las organizaciones sociales reclaman que se reviertan los recortes en cooperación de más del 70% ejecutados por el Gobierno de Rajoy.

Se acorta el tiempo para mitigar el cambio climático, dice el informe de la OMM

Se acorta el tiempo para mitigar el cambio climático, dice el informe de la OMM EFE

Por otro lado, España acudirá al examen de Naciones Unidas sobre desarrollo sostenible tras el mayor incremento en un año en las emisiones de gases de efecto invernadero desde 2002. El año pasado, las emisiones de CO2 crecieron un 4,4%, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica. Además del cambio de modelo energético, Desde Futuro en Común subrayan que otros problemas ambientales a los que el Gobierno debe hacer frente en este momento son la pérdida de biodiversidad, "el mal uso del agua" y el modelo de producción y consumo de alimentos.

Asimismo, las organizaciones sociales ponen el foco en su análisis en las más de 900 mujeres asesinadas por violencia de género desde 2003. Su eliminación es, dicen, una de las metas "más contundentes, claras y específicas" de la Agenda 2030, recogida en el ODS 5. También mencionan "otros tipos de violencias" que persisten en España, como la trata de personas, el racismo o la vulneración de los derechos de las personas migrantes.

Del diagnóstico de las ONG se desprende que el camino para cumplir los ODS es largo. De momento, España rendirá cuentas por primera vez ante la ONU. La cuestión sigue siendo, dicen, qué pasará a partir del día después. La demanda de los actores sociales es clara: cumplir con lo anunciado. "Este examen es un punto de partida para trabajar la Agenda entre todos. Hay que poner el foco en qué pasará después, porque las expectativas son bastante altas", afirma Martínez Samper.

"La música que suena parece que está mejor que antes, pero tiene que concretarse. En Nueva York no termina nada, empiezan más cosas. Tenemos que pasar de los gestos, que son de valorar a la concreción de la estrategia nacional, meternos en faena para ver cómo vamos a cumplir estos objetivos, porque es una nueva forma de afrontar el país que queremos", sentencia Susías.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha