Podcast en directo para pedir la regularización de 500.000 personas

Cartel del I Festival de Podcast por la Regularización Ya.

Lara Lema


0

Este fin de semana, varias organizaciones sociales han organizado un maratón de podcast para apoyar la campaña por la regularización de personas migrantes en situación administrativa irregular en España. Durante este sábado y domingo, Madrid acogerá un festival de podcast con un directo de casi 24 horas. Su objetivo es conseguir las 500.000 firmas necesarias para presentar en el Congreso y obligar a debatir la iniciativa legislativa popular (ILP) que podría dar papeles a cerca de medio millón de personas.

Inmigrantes sin papeles exigen su regularización ante el Congreso: "No queremos seguir siendo la mano de obra barata de este país"

Inmigrantes sin papeles exigen su regularización ante el Congreso: "No queremos seguir siendo la mano de obra barata de este país"

“A nuestras manifestaciones antirracistas suele ir gente de la comunidad migrante y muy pocas personas de fuera de ella”, explica Gabriela Wiener, una de las participantes y columnista de elDiario.es. “Por eso se nos ocurrió la brillante y estrambótica idea de aliar dos cosas que parecían lejanas: los podcast como fenómeno de éxito y de público y la campaña por la regularización”.

El evento, que tendrá lugar en el madrileño barrio de Embajadores, en los espacios de La Parcería, La Maliciosa y Espacio Afro, cuenta con podcast como No hay negros en Tíbet, Saldremos Mejores, Puedo Hablar y Gente 20/20, y artistas y activistas como Alba Flores, Pamela Palenciano, Hajar Brown y Moha Gerehou (el cartel completo se puede consultar aquí).

La artista Asaari Bibang, una de las creadoras del podcast No hay negros en el Tíbet, señala la importancia de “aprovechar todos los espacios y códigos de comunicación” para hacer algo que transcienda “la idea inicial del arte y que aporte esta conciencia y esta lucha antirracista”. “Yo, que siempre he trabajado desde una perspectiva de género y con una conciencia bastante clara de mi identidad, siempre he aprovechado todos los espacios y códigos de comunicación”, dice.

La artista se animó a crear el podcast con sus compañeros porque “no había nada parecido” en el mercado, algo con toques de humor y no con aspectos tan pedagógicos. Bibang considera que el humor y los podcast pueden servir para hacer llegar la lucha antirracista y feminista al público, para ella no hay límites. “Cualquier espacio que tenga la oportunidad de llegar al público puede ser un buen método”, señala.

Los podcast pueden ser un espacio que también sirva para dar voz a las minorías y a temas cotidianos como la masculinidad frágil, la maternidad y la violencia de género. Es un formato en crecimiento que despuntó en 2021 superando el millón de oyentes diarios.

Bibang dice que “es una oportunidad maravillosa que como artistas podamos acceder a este tipo de espacios”. La artista explica que, al margen del espectáculo y el humor, es su “responsabilidad” hacerlos desde la honestidad y buscar que se pueda transmitir “algo más”.

La gente que participa en los podcast son “aliados” y llegan a lugares “donde nosotros no podemos llegar”, dice Marita Zambrana, de la plataforma Regularización Ya. Tampoco rechaza usar el humor y el entretenimiento para tratar la lucha antirracista. Con claridad política, señala Zambrana, se puede comunicar desde el humor y usar las emociones para llegar a un público mayor.

“Tema incómodo”

Wiener dice que el tema de la migración es “incómodo” y la gente “prefiere mirar a otro lado”. Se queja de la lentitud con la que avanza la recogida de firmas por todo el territorio, poco más de 150.000 hasta el momento, porque “aun en los medios no se habla como debería hablarse de su urgencia”.

“Estamos muy solas, esa es la verdad”, dice Wiener. “No conseguimos que nuestras luchas sean sexys, masivas, que estén en los medios, que estén en boca de los políticos, que sean hegemónicas como el feminismo”. Según ella, la indiferencia tiene que ver con el racismo que muchas personas migrantes sufren diariamente.

Cree que este festival es una oportunidad histórica para “soñar con una en la que los derechos de les migrantes no sean algo marginal”. Y dice que no solo buscan recoger las suficientes firmas, sino “hacerse fuertes juntas en el antirracismo en un contexto tomado por la ultraderecha”, usando el humor, el antirracismo y los feminismo como “armas de autodefensa”.

Gabriela dice que la lucha no acabará una vez recojan las suficientes firmas y se tenga que debatir la iniciativa popular en el Parlamento. “Dependemos del Congreso. O lo que es peor, dependemos del PSOE. Parece imposible, pero estamos intentando hacerlo posible”, dice.

Pero Zambrana se muestra más optimista y asegura que apelan a los partidos progresistas y a la “herencia histórica” para poder aprobar la iniciativa. “En este caso [de herencia histórica] hablo del PSOE”, dice, y señala que los socialistas regularizaron a personas migrantes en cuatro ocasiones durante la democracia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats