eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Rajoy anuncia la rebaja de cotizaciones que le pedía la patronal

El presidente del Gobierno informa que a partir del debate, cualquier nuevo contrato indefinido que haga una empresa que aumente plantilla de forma neta pagará 100 euros de cotizaciones

Esboza una reforma fiscal que dice que supondrá una rebaja de impuestos para 12 millones de contribuyentes

Rajoy ofrece a la oposición pactar nuevas medidas anticorrupción, como la financiación ilegal de partidos

Rajoy anuncia una batería de medidas fiscales para 2015.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado una de las noticias más esperadas, y deseadas, por la patronal: una rebaja de las cotizaciones sociales. Rajoy ha lanzado, de forma completamente inesperada, la noticia de que a partir del día de hoy, cualquier contrato indefinido que realice una empresa que esté aumentando plantilla, pagará una cuota fija a la Seguridad Social de 100 euros, independientemente del sueldo que se abone al trabajador.

La iniciativa es revolucionaria y el propio presidente la ha calificado como el impulso más importante para la creación de empleo "de la historia". " No ha sido posible adoptarlo antes", ha reconocido Rajoy. 

En la actualidad, se abona alrededor de un 30% de la nómina en cotizaciones sociales. El propio presidente ha hecho los cálculos del ahorro con un sueldo de 20.000 euros brutos anuales (un sueldo alto ya que según el INE el sueldo más frecuente en España es 15.500). Así, una empresa pasará a pagar 1.200 euros frente a los 5.700 euros que pagaría sin esta medida, con un ahorro del 75%. La rebaja de cuotas se extenderá durante 24 meses siempre y cuando la empresa preserve el contrato durante los tres años siguientes y genere empleo neto (para evitar que haya despidos y luego contrataciones con este beneficio).

La pega a esta medida es clara. La Seguridad Social está incurriendo en déficit y desde hace dos años tiene que echar mano de la hucha de las pensiones para pagar las pensiones. De hecho, y con el fin de paliar esta caída de las cotizaciones, el Ejecutivo de Rajoy hizo una segunda vuelta a la reforma de las pensiones realizada por el Ejecutivo de Zapatero, introduciendo un nuevo factor para contener la subida de las prestaciones que ha desligado de la inflación. Con una población activa a la fuga y el envejecimiento de la población, los años de esta crisis pueden terminar haciendo mella en el sistema de pensiones.

Así las cosas, una medida que mermará las arcas de la Seguridad Social supone jugársela por parte del Gobierno que claramente espera un impacto positivo, ya que puede animar la contratación. Es, sin embargo, una propuesta contradictoria con las medidas que el Gobierno ha ido aprobando en el último año: flexibilización de las condiciones para hacer contratos temporales, a tiempo parcial, de prácticas y formación. De hecho, la contratación estable ha caído en los últimos diez meses, mientras que la eventual ha subido.

Esta medida se suma a la anunciada en el debate del estado de la nación hace un año en la que se impuso también una tarifa plana, en este caso de 50 euros, para los autónomos. Hasta el momento, ha tenido un éxito relativo ya que todavía se destruye empleo por cuenta propia. Estas tarifas planas corren a cuenta de la Seguridad Social, es decir, el cotizante está cubierto de igual forma que cualquier otro trabajador que pague la cotización completa.

Reducción fiscal

Lo cierto es que animado por los datos económicos, Rajoy anunció varias medidas económicas. Así, el presidente esbozó las principales líneas de la reforma fiscal que ha puesto en marcha el Ministerio de Hacienda. Aunque el presidente fue parco en datos (sin duda guarda algún as en la manga para su cara a cara con el líder de la oposición), sí adelantó que la reforma bajará impuestos a 12 millones de contribuyentes de rentas "medias y bajas".

Así, el presidente ha anunciado que los que ganen menos de 12.000 euros estarán exentos de pagar el IRPF gracias a una deducción que se creará ad hoc para ahorrarles este pago. Además se elevará el mínimo exento de las familias con hijos. Ese mínimo exento es lo que se considera que es esencial para cubrir los gatos familiares y está libre de tributación. En la actualidad está en 5.151 euros. También se mejorará la fiscalidad de las familias que tengan un dependiente a cargo.

Estos cambios estarán operativos en 2015, a cargo del ejercicio de 2014 y se anunciarán formalmente entre abril y mayo después de que el grupo de sabios, a los que Cristóbal Montoro encargó una propuesta de reforma, presente su informe final. Además, parece que será un programa fiscal que cambie en los ejercicios siguientes según evolucione la coyuntura. En palabras de Rajoy, la reforma fiscal además de estimular "el crecimiento económico, favorecerá la cohesión social". 

En cuanto al resto de las medidas que ha anunciado Rajoy en materia de empleo, ya se conocían. Es el caso de la implantación de la colaboración entre las empresas de trabajo temporal y los servicios públicos de empleo, que lleva meses fraguándose y que el Gobierno tuvo que paralizar por el recurso de varias asociaciones de agencias. La defensora del Pueblo, además, ha pedido a Empleo que elimine el incentivo que incluyó en este acuerdo marco para que las agencias delataran a parados que cometieran irregularidades

El presidente del Gobierno ha hablado también de que en abril estará en marcha el portal único de empleo, una medida que se remonta al anterior Ejecutivo y que nunca se ha llegado a poner en marcha. Rajoy ha asegurado que habrá una reforma integral de la formación profesional de los parados y que dentro del Plan de Empleo Juvenil se fomentará la contratación de mil jóvenes con titulación universitaria o de FP superior.

Crédito

Rajoy ha relegado en su discurso lo que para muchos es el auténtico problema de la economía: la falta de crédito. Pese a la factura millonaria del rescate financiero, la liquidez sigue sin llegar a la economía y pymes y autónomos van a la quiebra por falta de crédito. Sin embargo, el presidente ha anunciado que para este viernes lanzará un paquete de medidas destinadas a facilitar el crédito.

En primer lugar, se darán más garantías a las empresas con la obligación de dar un preaviso por parte de las entidades financieras de tres meses cuando se vaya a cancelar o reducir la financiación de las pymes. Además, y atendiendo a la petición del FMI, el Gobierno facilitará el canje de deuda corporativa en acciones para que los bancos se puedan quedar con parte de los créditos sin que penalice su solvencia. Esto se hará con cambios en la ley de concursos de acreedores.

Rajoy ha anunciado también una “ley ascensor” que facilitará que según una empresa cambia su tamaño pueda acceder a distintas fórmulas de financiación. También se aprobará este viernes el acceso del capital riesgo a las pymes.

Por último, el presidente ha insistido en que seguirá reformando las Administraciones Públicas y que volverá a afinar los plazos de pagos a proveedores para limitar la morosidad del sector público. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha