De alarmas a paneles solares: el intento de Telefónica por lograr nuevos ingresos ante el freno en el negocio de las 'telecos'

José María Álvarez Pallete, presidente de Telefónica.

Un reciente informe de Moody's señalaba que el mercado de las telecos adolecía desde hace años de un crecimiento "lento" en los ingresos, especialmente en España. Una situación que se va a ver empeorada durante los dos próximos años por la crisis del coronavirus y la intensa competencia. Este hecho ha provocado que las compañías apuesten por la batalla de precios para intentar captar mayores cuotas de mercado. En este contexto, Telefónica ha comenzado a lanzar nuevos negocios con los que abrirse a nuevas vías para captar ingresos.

El último negocio en sumarse ha sido el de la sanidad privada esta misma semana, con un acuerdo con la empresa estadounidense Teladoc Health, pero no es la única actividad, ajena a la suya tradicional, que ha incorporado en poco más de un año. Además compró el 50% de Prosegur Alarmas para vender alarmas para hogares, relanzó su alianza con CaixaBank para ofrecer créditos al consumo o ha comenzado recientemente a probar la oferta de paneles solares, un negocio que todavía se encuentra en fase de test en la zona del Levante español.

Con este abanico de nuevos negocios que se distancian de manera significativa de su actividad tradicional que ha sido la telefonía y, más recientemente, también la televisión, Telefónica busca entrar en nuevas vías de ingresos para diversificar su presencia, según señalan fuentes del mercado consultadas por elDiario.es. Estas fuentes apuntan que Telefónica está intentando crear una serie de productos en torno a la conectividad de los hogares que van más allá de la telefonía y la conexión a internet, como fue también el lanzamiento de Aura.

El citado informe de Moody's apuntaba que "la debilidad macroeconómica y el incremento de la competencia limitarán el crecimiento del mercado de telecomunicaciones español en los próximos 18 meses". Además, junto con otros informes que han realizado distintas casas de análisis como Morgan Stanley, apuntan a que la guerra de precios en este negocio, el tradicional de Telefónica, no va a dejar de producirse a corto plazo. "Los precios desfavorables para el sector, con ofertas con más datos, velocidades más rápidas y/o precios más bajos reflejan el estado de un mercado saturado que recientemente vio entrar a dos nuevos competidores y donde las marcas de gama baja se vuelven más agresivas y las marcas premium se ven obligadas a reorganizar", apuntaba dicho informe.

Con estos lanzamientos, Telefónica tantea nuevas vías de ingresos, como fue en su día la adquisición de Digital + a Prisa. Así, el grupo lanzó Movistar Money el pasado año para adentrarse en el negocio de los créditos al consumo, uno de los pocos que ha tenido un alto crecimiento en el sector financiero en los últimos años, más allá de la financiación para la compra de terminales. Para ello, relanzó una alianza que había hecho con CaixaBank en 2014 y ha lanzado servicios similares en Alemania o, esta misma semana, en Brasil. En España ofrece únicamente para sus clientes préstamos de hasta 4.000 euros. Según datos de la propia compañía, ha prestado en este tiempo 84 millones de euros en 30.000 créditos.

Lo cierto es que Telefónica no es la única teleco que ha realizado movimientos de competencia frente a los bancos. La francesa Orange lanzó el pasado año su banco en España, aunque ya venía trabajando en él en Francia desde hacía años. La operadora gala ofrecía a sus clientes una cuenta corriente, una de ahorro o una tarjeta de débito, yendo más allá de Movistar Money. Según datos de la empresa presentados en abril, había captado 35 millones en depósitos de 20.000 clientes.

El otro negocio al que ha entrado Telefónica, ya en este año, ha sido la venta de alarmas para el hogar, un sector que ha protagonizado en los últimos tiempos intensas campañas publicitarias. Cerró a comienzos de año una empresa conjunta (joint venture, en su nombre en inglés) con Prosegur. En concreto, Telefónica adquirió la mitad del negocio de alarmas de Prosegur en España por unos 305 millones de euros que abonó en acciones a la empresa de servicios de seguridad. La teleco defendió en marzo que la intención de esta alianza era "capturar la oportunidad de crecimiento que presenta el mercado de alarmas en España, apoyándose en el gran encaje estratégico y la complementariedad de ambos socios". Más recientemente han incorporado servicios de asistencia fuera del hogar.

El tercer negocio no tradicional para Telefónica en el que ha entrado este año ha sido el de la sanidad privada. En este caso no ha creado una empresa conjunta con un socio, sino que ha sellado una alianza con una empresa estadounidense, Teladoc Health, para que los clientes de la teleco accedan a los servicios de esta multinacional, a través de Movistar Salud. En concreto, la teleco incluye así el servicio de médico de atención primaria a distancia mediante llamadas y videollamadas por una tarifa de unos 11 euros al mes. "Con Movistar Salud damos un nuevo paso en nuestra estrategia de crecimiento siendo más relevantes en los hogares españoles", justificó la compañía.

En la presentación del acuerdo con Teladoc, el presidente de Telefónica España, venía a justificar el lanzamiento de nuevos negocios y la estrategia del grupo para adentrarse en actividades que no son las suyas tradicionales. "Forma parte de una estrategia de conectividad y tecnología de vanguardia en el hogar, las empresas y administraciones, diversificando productos y servicios que cada vez son más demandados", apuntó.

Tras la seguridad en el hogar, los créditos la consumo y la sanidad privada, el energético puede ser el próximo sector donde entre Telefónica en los próximos meses. Por el momento se trata únicamente de una prueba, aunque con la intención de extenderla si los resultados que se consiguen son interesantes para el grupo. En concreto, ha comenzado a comercializar la instalación de paneles solares en los hogares para situarse en el sector del autoconsumo energético. Según explica en su web Movistar Paneles Solares, como se ha dado a llamar esta filial, se ofrece por el momento únicamente en Alicante, Valencia y Murcia. Telefónica se sirve de su filial de créditos al consumo, donde está asociada con CaixaBank, para financiar estas obras a siete años.

Estas cuatro son líneas de negocio que todavía tienen poco recorrido y no aparecían citados en las cuentas de resultados del primer semestre, si bien la compañía ha citado en encuentros con analistas que ve recorrido de crecimiento tanto en el negocio de las alarmas como en el de los servicios digitales de salud. Estos nuevos negocios y el desarrollo de cambio de estrategia anunciado a finales del año pasado, centrando sus esfuerzos en solo cuatro países y en negocios como la ciberseguridad o los servicios a empresas, llegan en un contexto en el que la compañía ha tocado mínimos en Bolsa en casi 25 años. El próximo día 29 se conocerán los resultados de la compañía entre enero y septiembre de este año.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2020 - 22:05 h

Descubre nuestras apps

stats