La portada de mañana
Acceder
El PP intenta enterrar la investigación judicial de las primarias de Mañueco
Los cuatro nuevos debates que plantea ómicron frente a la pandemia
OPINIÓN | ¡Paguen más!, por Esther Palomera

Banco Santander propone a los sindicatos un ERE para 4.000 trabajadores y la recolocación de otros 1.100 empleados

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

La dirección de Banco Santander ha trasladado a los sindicatos su intención de acometer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para un máximo de 4.000 personas, es decir, el 14,78% de su plantilla en España, y de reubicar a otros 1.100 empleados. El anuncio, confirmado por la propia entidad, se ha hecho llegar a los representantes de los trabajadores en la cuarta de las reuniones que se han producido en los últimos días antes de comenzar el periodo legal de negociación del ERE.

Asimismo, Banco Santander ha planteado a la representación sindical la necesidad de cerrar en torno al 30% de su red de sucursales en España, es decir, entre 900 y 1.000 oficinas. La entidad cuenta con 3.110 oficinas repartidas por el territorio español, según los últimos datos disponibles correspondientes al cierre del pasado mes de septiembre.

El grupo que preside Ana Botín justifica que se busca impulsar la flexibilidad interna, reubicando a trabajadores en otras sociedades del grupo para la atención a clientes en canales remotos. Además, la entidad también ha confirmado la puesta en marcha de un plan de recolocación externa, el cual será liderado de nuevo por la consulta Lee Hecht Harrison, del Grupo Adecco, que ya se reunió con los sindicatos esta semana. Esta agencia participó en los ERE anteriores de la entidad y se compromete a que los trabajadores que se acojan al proceso pero quieran seguir trabajando puedan conseguir un nuevo empleo.

En el último ERE, realizado hace poco más de un año, ya se acordó la salida de más de 3.000 empleados, tras haber integrado la red de Popular tras su absorción en 2017. En este caso se justifica el recorte en la apuesta por los canales digitales. Ya se había confirmado por la empresa hace unas semanas su intención de acometer un ajuste de plantilla que afectará a las filiales en España, Polonia o Reino Unido, con un recorte de costes de hasta 1.000 millones en dos años.

Tras las reuniones previas, la entidad y los sindicatos se han emplazado para el próximo martes, cita en la que se constituirá la mesa negociadora y que dará paso al periodo legal de negociaciones, que durará 30 días. Durante los próximos encuentros se plantearán varias ofertas económicas, la afectación por áreas geográficas y por negocios, entre otros puntos. Como es habitual en este tipo de procesos, las cifras definitivas variarán en función del trabajo negociador de ambas partes.

La intención del banco es llevar a cabo un plan de transformación y eficiencia para ajustar la dimensión en España a las nuevas realidades. Afectará a la red comercial, los servicios centrales y el centro corporativo.

Etiquetas
Publicado el
13 de noviembre de 2020 - 14:12 h

Descubre nuestras apps

stats