Banco Santander anuncia un nuevo ajuste de plantilla y un plan de recorte de costes en España y Europa

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, en la junta general de accionistas 2019.

El Banco Santander realizará un nuevo plan de ajuste de costes y plantilla, según ha confirmado la entidad este martes en la presentación de resultados del tercer trimestre. En concreto, el grupo ha avanzado que impulsará la simplificación de su oferta en toda Europa (España, Portugal, Reino Unido y Polonia), que estará enfocada en el recorte de 1.000 millones de euros de costes en dos años, que afectará también a la plantilla de estos cuatro países. Así lo ha anunciadp el consejero delegado de la entidad, José Antonio Álvarez.

El ejecutivo del banco no ha confirmado el número de trabajadores que se pueden ver afectados por este nuevo ajuste de plantilla, asegurando que se informará primero a los sindicatos. "Lo que tengamos que hacer, lo hablaremos primero con los sindicatos", ha subrayado Álvarez. "Va a haber ajustes de plantilla, lo que implica dialogo con los sindicatos, de una forma correcta", ha señalado. "El número lo desconozco", ha incidido. "Próximamente nos pondremos en contacto con los representantes de los sindicatos". Santander ya realizó un importante ajuste de plantilla el año pasado, tras haber integrado a Popular que afectó a más de 3.000 empleados.

El diario 'Expansión' había avanzado este martes un ERE en el grupo para 3.000 trabajadores, una cifra que no ha sido confirmada ni por la presidenta del banco, Ana Botín, ni por el el consejero delegado, en sus apariciones públicas de hoy. Esta noticia ya ha levantado las protestas de los sindicatos, que han denunciado que no se les ha planteado todavía el nuevo ajuste. "Bastantes sacrificios acumula ya la plantilla como para sumar ahora este desmán", ha señalado CCOO en un comunicado a los trabajadores. "No va a ser traumático, será mediante el acuerdo, dialogando", ha apuntado Álvarez en la presentación de resultados.

El Banco Santander ha cerrado el periodo entre enero y septiembre con unas pérdidas de 9.048 millones de euros debido al impacto que ha tenido la crisis del coronavirus, provocando distintos ajustes contables en los fondos de comercio de varias unidades del grupo, según ha explicado a la CNMV. Al mismo tiempo, este martes ha celebrado su junta de accionistas para aprobar el pago del dividendo en 2021 que tuvo que suspender este año debido a las recomendaciones del Banco Central Europeo.

Durante esta junta ha tomado la palabra la presidenta de la entidad, Ana Botín, quien ha subrayado que sin el impacto de esta pandemia, los resultados de la compañía habrían sido unos beneficios de 3.658 millones de euros. "Son unos resultados excepcionales, teniendo en cuenta las circunstancias adversas, y que  demuestran las fortalezas del Santander", ha señalado en su discurso a los accionistas. "En segundo lugar, nuestra actividad comercial está recuperándose hacia niveles próximos a la  situación pre-COVID", ha añadido.

Sin embargo, en este contexto y con la previsión de que los tipos negativos se mantengan durante varios años, la presidenta de Santander ha avanzado que el banco va a "acelerar" un plan de transformación de cara a los próximos ejercicios, llamado 'One Santander'. "Simplificaremos los productos y servicios que ofrecemos a nuestros clientes para mejorar la  experiencia con el banco, y a la vez seguiremos impulsando la innovación apalancando  nuestras capacidades digitales, rediseñando nuestro modelo de distribución y automatizando  nuestros procesos sobre una plataforma común", ha señalado Botín. Es en este plan donde se incluye un ahorro de costes de 1.000 millones de euros que afectará también a la plantilla de sus cuatro mercados europeos, incluido España.

Dentro de las nuevas líneas estratégicas trazadas por el banco, además del ajuste de costes, destaca la apuesta por los créditos al consumo. En concreto, el grupo va a crear "un banco global de financiación al consumo nativo  digital", con la integración de dos de sus filiales: Santander Consumer Finance y el banco digital Openbank. "Son dos negocios con gran potencial de crecimiento", ha señalado Botín.

Junto a este negocio, la entidad va a apostar también en la creación de una gran plataforma de pagos. "Los pagos  son clave en nuestra estrategia de vinculación pues son parte del día a día de nuestros clientes", ha señalado la presidenta del banco. Este plan consiste en convertir este negocio en una compañía autónoma con el objetivo de "ofrecer soluciones a los  clientes de Santander en una primera etapa, y posteriormente a nuevos clientes y a otras  compañías". "La creación de esta empresa nos ayudará a generar nuevas fuentes de ingresos además de  continuar creciendo con nuestros clientes. La oportunidad de mercado global es de unos  500.000 millones de euros, de los que 50.000 millones son comercios y 350.000 comercio  internacional", ha subrayado.

Respecto a los resultados entre enero y septiembre, la empresa ha señalado en su informe financiero presentado este martes ante la CNMV que los ingresos (tomando el margen bruto como referencia) se ha recortado en un 9,6% frente al mismo periodo del año pasado, hasta los 33.355 millones de euros, destacando el desplome del 14,3% en los ingresos por comisiones. La entidad achaca esta caída al descenso de la actividad debido a la crisis sanitaria y a los tipos de interés. El grupo ha añadido 2.535 millones de euros a dotaciones para el deterioro de los créditos, lo que suma ya un total de 9.562 millones en lo que va de año.

En lo que se refiere en concreto a la situación del negocio en España, Santander explica que el beneficio se ha visto recortado en un 58%, hasta situarse por debajo de los 500 millones de euros. El banco apunta a un crecimiento de 7.700 millones de euros (+2% interanual) muy localizado en autónomos, pymes y empresas, debido al impacto de los préstamos avalados por el ICO. Los niveles de formalización de hipotecas y consumo se mantienen en niveles inferiores a los del pasado año, en línea con la ralentización económica del país. Los ingresos de la filial española han caído un 10%.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats