Bankia reconoce un freno en la firma de hipotecas a la espera del Tribunal Supremo

Bankia pide que el fallo del Supremo sobre hipotecas sea claro y confía en que no haya retroactividad

Bankia ha notado el impacto de la "incertidumbre" sobre el pago del impuesto de actos jurídicos declarados. Así lo ha reconocido este lunes el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, quien ha apuntado que se ha producido un freno en la formalizacion de nuevas hipotecas.

En concreto, el directivo ha señalado que los clientes están retrasando la toma de decisiones a la espera de que el Tribunal Supremo tome una decisión sobre quién debe abonar el impuesto y si hay o no retroactividad. Sin embargo, ha apuntado que se ha mantenido la petición de información sobre los créditos hipotecarios.

Sevilla ha reclamado que, de tener que pagar el impuesto la entidad, la sentencia debe ser "hacia adelante" asegurando que no tendría sentido que se dictaminase una retroactividad en el impuesto. Sobre una posible repercusión en los costes para el cliente, el directivo ha defendido que el precio final lo marcará la "importante competencia" que se vive en el sector financiero. Ha reclamado que la sentencia sea "clara y transparente".

En conclusión ha este tema, Sevilla ha solicitado que se "defienda" el sector hipotecario español ya que, según ha declarado, ha permitido a "millones de familias" adquirir sus viviendas en las últimas decadas. Ha defendido que este sistema ha permitido que se pudiesen adquirir viviendas en España a "menores costes que en el resto de la UE"

El consejero delegado de la entidad ha realizado estas declaraciones en la presentación de resultados de Bankia en los nueve primeros meses del año. En este periodo, Bankia ha obtenido un beneficio de 744 millones de euros, con un crecimiento de apenas el 0,6%. En lo que se refiere a los ingresos, la compañía obtuvo un margen de intereses de 1.542 millones de euros, con un retroceso del 10% frente a un año antes, si se contabiliza la suma de Bankia y BMN cuya fusión se cerró a finales del pasado ejercicio. El margen bruto cayó un 5,5%.

Pese a estos datos, Sevilla ha asegurado que la integración sigue a un ritmo "mayor del previsto" inicialmente. Ha señalado que el ERE que realizó la empresa tras la fusión se dará por finiquitado a finales de noviembre de este año. Sobre cierre de oficinas ha apuntado que, aunque siguen analizando la Red actual, "no se prevén importantes cambios".

Respecto a la futura privatización de la entidad, Sevilla ha reconocido que "no parece el mejor momento" por el valor actual de la acción del grupo. Sin embargo, ha defendido que esta decisión dependerá del Ministerio de Economía, quien es su principal accionista a través del FROB.

El directivo ha analizado también el proyecto de presupuestos del Estado, cuyo acuerdo fue anunciado por PSOE y Unidos Podemos. En este tema, el consejero delegado ha asegurado que lo importante es que se cumpla con los objetivos de deficit, "lo que parece que se respeta" y con el compromiso en la mejora de los desequilibrios como la deuda y el desempleo.

Etiquetas
Publicado el
29 de octubre de 2018 - 11:50 h

Descubre nuestras apps

stats