eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un ex alto cargo de Fomento con Rajoy ficha por Cabify en pleno debate sobre la regulación de las VTC

Isaac Martín era presidente de Ineco, la empresa pública de ingeniería y consultoría en transporte, hasta el 30 de septiembre

Fue nombrado por el último ministro de Fomento del PP, Íñigo de la Serna, ya anteriormente fue directivo en el Icex

Su paso de la empresa pública dependiente de Fomento a Cabify se produce cuando aún está abierto el conflicto de esta empresa y otras como Uber con el taxi

- PUBLICIDAD -
Santander participará en un nuevo proyecto europeo, dotado con casi 4,3 millones de euros

El exministro Íñigo de la Serna y el ex presidente de Ineco (derecha), en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Un ex alto cargo del Ministerio de Fomento durante la etapa de Mariano Rajoy acaba de fichar por Cabify. Isaac Martín, hasta el pasado 30 de septiembre presidente de Ineco, empresa pública de ingeniería y consultoría en el sector del transporte, ha sido nombrado, según su perfil de Linkedin, "chief cities and communities officer", un puesto de nueva creación en la empresa de vehículos con conductor, tal y como ha podido confirmar eldiario.es tras recibir una información a través del buzón seguro y anónimo " Fíltrala".

Una de las funciones de Martín, según Cabify, será "liderar distintos departamentos como marketing y recursos humanos a nivel global", dentro del "proceso de maduración" en el que está inmersa esta compañía tras su creación hace 7 años.

Cabify, que traduce el puesto de Martín como "jefe de ciudades y comunidades", destaca la trayectoria de su nuevo fichaje en materia internacionalización e innovación empresarial. A preguntas sobre este asunto, la compañía, que recalca que no es una VTC, "sino una plataforma tecnológica que pone en contacto conductores y usuarios", explica que ese nuevo puesto persigue "dotar a Cabify de una estrategia con enfoque local que alimente la visión global de la empresa".

La empresa pública que ha dirigido Martín, licenciado en Derecho y funcionario del Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado (los conocidos como 'tecos'), no se encarga directamente de temas directamente vinculados a la regulación de los vehículos de alquiler con conductor, que es el campo de negocio de Cabify. Pero en su faceta de consultora Ineco es desde hace años un apoyo clave en la planificación del sistema de transportes en España.

Empresa pública de ingeniería con proyectos en más de 50 países y 2.500 trabajadores, Ineco es conocida por haber supervisado las obras del AVE entre las ciudades saudíes de Medina y La Meca. Pero este instrumento de Fomento cuyo accionariado se reparten Enaire, Adif y Renfe también ha elaborado numerosos informes sobre movilidad urbana y sostenible para diferentes administraciones.

Así, Ineco colabora tradicionalmente  en la elaboración de los planes de transporte del Ministerio de Fomento y ha elaborado  planes de movilidad sostenible para A Coruña, Logroño y Hospitalet de Llobregat. En el exterior, ha participado por ejemplo en la actualización del Plan Maestro de Transporte 2006-2026 de  Catar, que engloba su red de transporte público (incluidas las denominadas VTC); y ha asesorado también en esta materia en Ecuador o el sultanato de Omán, por citar dos ejemplos.

Ahora, en plena batalla entre el taxi y las VTC, y con el Ministerio de Fomento como principal árbitro normativo, uno de sus ex altos cargos con el PP pasa a desempeñar, nada más ser cesado, un puesto de responsabilidad en una de las empresas implicadas en la disputa.

La salida de Martín, con el que eldiario.es ha intentado contactar sin éxito, prácticamente ha coincidido con la  aprobación en Consejo de Ministros de un real decreto para ceder la competencia estatal a las comunidades autónomas y municipios sobre la regulación de las VTC. Las empresas afectadas, principalmente Uber y Cabify, amenazan con recurrir ante los tribunales un decreto que entienden que les perjudica. La norma todavía tiene que ser convalidada en el Congreso.

Fuentes del Ministerio de Política Territorial y Función Pública, del que depende la Oficina de Conflictos de Intereses de los altos cargos, explican que, basándose en un informe aportado por Ineco, esa oficina ha dado el visto bueno al fichaje de Martín por considerar que no ha tenido relación con Cabify. En el portal de transparencia no consta ese permiso, pero esta web no se actualiza desde julio. 

Martín, que antes de presidir Ineco fue directivo del Instituto de Comercio Exterior (Icex), ha sido reemplazado al frente de Ineco por Carmen Librero, secretaria general de Transportes del Ministerio de Fomento desde enero de 2012 hasta la llegada del nuevo equipo tras la moción de censura. 

El nuevo directivo de Cabify fue nombrado presidente de Ineco por el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en febrero de 2017. Su sucesión se retrasó unas semanas por la polémica que rodeó al que primeramente fue designado como su sustituto tras la llegada del PSOE al poder: el catedrático de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad de Valencia Jordi Garcés-Ferrer, cuyo nombramiento acabó siendo  descartado tras publicarse que había sido condenado por el Tribunal Supremo por apropiarse del proyecto de un alumno.

Reforzamiento de afines y subvención irregular 

Cuando se produjo el cambio de Gobierno, y aún como presidente de Ineco, Martín  aprovechó una reorganización de la cúpula directiva aprobada horas antes del traspaso de carteras en Fomento para reforzar a algunos directivos afines a los que incorporó a su llegada hace año y medio a esta empresa estatal.

Por otra parte, su esposa vulneró la normativa de incompatibilidades al obtener el año pasado una subvención del Icex a una empresa que ella administraba sin la preceptiva autorización, pese a ser funcionaria en el Ministerio de Economía, del que depende precisamente el Icex, del que Martín había sido directivo hasta unos meses antes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha