Comienza la mayor huelga en la historia de Ryanair con “decenas” de amenazas a tripulantes de baja médica

Carta amenazante a Ryanair a una persona de su tripulación por estar de baja médica.

Laura Olías


7

Los tripulantes de Ryanair inician la tercera huelga del verano en España, con la mayor convocatoria de paros en la historia de la compañía. USO y Sitcpla han puesto por delante cinco meses de huelga desde este 8 de agosto, de lunes a jueves incluidos durante cada semana hasta el 7 de enero. La movilización busca que la aerolínea garantice derechos mínimos en la legislación laboral, como las vacaciones anuales y el salario mínimo, y que reincorpore a los 11 trabajadores despedidos durante las huelgas de junio y julio, además de levantar otros casi 100 expedientes disciplinarios. Los sindicatos denuncian también que la compañía ha recuperado una de sus maniobras de presión sobre la plantilla: las cartas amenazantes a los trabajadores de baja médica.

Así amenaza Ryanair a sus trabajadores por sus bajas médicas: "Espero ver una mejora inmediata en su asistencia"

Así amenaza Ryanair a sus trabajadores por sus bajas médicas: "Espero ver una mejora inmediata en su asistencia"

USO explica que, en este contexto de huelga, la aerolínea irlandesa ha enviado “decenas” de cartas a tripulantes de cabina que se encontraban de baja por enfermedad, después de que Ryanair hubiera “dejado de enviarlas desde hace un tiempo”, indica el sindicato.

La multinacional irlandesa mandaba cartas a los trabajadores que se ausentan por enfermedad, a partir de la cuarta baja en un periodo de un año, como publicó este medio en noviembre de 2019 y reconocía la propia compañía.

“Durante un tiempo Ryanair dejó de apretar con estas cartas, se vio en evidencia”, afirma Ernesto Iglesias, representante de USO, que cree que la multinacional dejó de usar esta estrategia por la mala imagen en los medios de comunicación. Después llegó la COVID y las restricciones para volar, sin que los sindicatos hubieran detectado este problema de nuevo. Hasta ahora, durante la huelga.

Los sindicatos cuentan “decenas” de cartas de este tipo, como la que ilustra la foto de este artículo. En estos momentos, además de las enfermedades de otro tipo, “hay tripulantes que se han dado de baja por ansiedad, por la situación de presión y amenazas que tienen los tripulantes de cabina”, explica Ernesto Iglesias, representante de USO.

Ryanair, a una persona de baja médica: "Esperamos ver una mejora inmediata y significativa en su asistencia al trabajo, de lo contrario, puede ser necesario tomar medidas disciplinarias

En las misivas, un directivo de Ryanair advierte a la persona afectada de que ha acumulado cuatro bajas en el último año. “Continuaré monitoreando sus ausencias. Esperamos ver una mejora inmediata y significativa en su asistencia al trabajo, de lo contrario, puede ser necesario tomar medidas disciplinarias, ya que la asistencia irregular supone una presión injusta para sus compañeros y las operaciones de Ryanair”, recoge la comunicación.

Los sindicatos aseguran que hay tripulantes que son emplazados a reuniones disciplinarias por este motivo, en las cuales “se les pregunta por los motivos de baja médica”, algo ilegal, ya que las causas forman parte del derecho a la intimidad y privacidad de las personas trabajadoras.

elDiario.es consultó el viernes a Ryanair por estas cartas, pero por el momento no ha recibido una respuesta.

Diez vuelos cancelados este lunes

La huelga ha comenzado este lunes, 8 de agosto, con la cancelación de “diez vuelos”, según han informado los sindicatos a las 9h de la mañana y ha confirmado Ryanair. Los vuelos afectados por las cancelaciones han sido entre Barcelona y Milán, Menorca, Roma y Londres, ida y vuelta, así como entre Palma de Mallorca y Hamburgo, también ida y vuelta.

En cuanto a los retrasos, los sindicatos cifran en “111” hasta medio día, con los aeropuertos de Málaga, Palma de Mallorca y Barcelona como los más afectados.

Tras las dos tandas de paros en junio y julio, Ryanair no se ha acercado a USO y Sitcpla. La aerolínea irlandesa insiste en que los paros están teniendo una repercusión “mínima”, afectando a “un 1% de los vuelos” que opera la compañía. “Se espera que la interrupción sea mínima (si es que hay alguna) en la operativa programada para los próximos meses”, reiteran desde la empresa.

Los sindicatos cifran los vuelos cancelados en junio y julio en “319” debido a las movilizaciones, a pesar de unos servicios mínimos que consideran “abusivos”, decretados por el Ministerio de Transportes, y de que aseguran que Ryanair emplaza a toda la plantilla a los servicios mínimos, aunque estos no alcanzan el 100%. USO y Sictpla han denunciado la situación ante la Inspección de Trabajo y están a la espera de una resolución.

USO y Sitcpla son los sindicatos con los que había establecida una negociación para acordar el primer convenio colectivo de los tripulantes de Ryanair en España. Desde 2019, la situación se había atascado, con escasos avances y conflictos cruzados en los tribunales, con numerosas sentencias a favor de los sindicatos por abusos laborales como la cesión ilegal de trabajadores, vulneración del derecho de huelga y un ERE nulo, entre otros. Finalmente, Ryanair se levantó de la mesa de negociación y acordó mejoras laborales con CCOO, solo para los afiliados de este sindicato.

Los sindicatos han reiterado su voluntad de hablar y reunirse con responsables de la compañía, así como de desconvocar los paros si se cumplen con los puntos mínimos que reclaman.

Lidia Arasanz, responsable de USO en Ryanair, afirma que los representantes de los trabajadores enviaron varios emails a Ryanair para tener algún encuentro en las dos convocatorias de huelga anteriores. “Solo hemos recibido como respuesta cartas amenazantes al comité de huelga y a los delegados sindicales, diciéndonos que estábamos bajo proceso de investigación”, apuna. Aún así, “no cerramos las puertas” a negociar, dice Arasanz.

Desde USO exigen a la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que “dé un paso al frente” e interceda por los trabajadores ante la compañía. “Es un asunto bastante grave”, consideran en USO, que pide que el Gobierno medie entre la plantilla y Ryanair.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats