Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Israel se prepara para una ofensiva en Rafah mientras el mundo mira a Irán
EH Bildu, una coalición que crece más allá de Sortu y del pasado de ETA
Opinión - Pedir perdón y que resulte sincero. Por Esther Palomera
ENTREVISTA Secretaria general de USO en Ryanair

Lidia Arasanz: “Ryanair cree que con amenazas los trabajadores claudicaremos, pero nos ha dado más fuerza para luchar”

Lidia Arasanz, secretaria general de USO en Ryanair.

Laura Olías

5

Ryanair se enfrenta a la mayor huelga de su historia, de cinco meses de paros de sus tripulantes de cabina desde el próximo 8 de agosto, que han convocado los sindicatos USO y Sitcpla en España. Lidia Arasanz, responsable de USO en Ryanair y trabajadora de la aerolínea irlandesa de bajo coste desde 2007, denuncia que Ryanair no cumple con mínimos laborales como el respeto al derecho a huelga o al de la conciliación en casos de reducciones de jornada por cuidado. “Estamos hablando de esclavismo laboral”, critica.

Arasanz explica en esta entrevista los motivos de ambos sindicatos para emplazar a la tripulación de cabina a nuevos paros, que intensifican los celebrados en junio y julio, y las peticiones a Ryanair para resolver el conflicto laboral.

USO y Sitcpla han aumentado la convocatoria a una gran huelga a partir de agosto, de cinco meses y cuatro días de paros a la semana. ¿Por qué se ha llegado a esta situación?

Porque parece ser que a Ryanair no le interesa escuchar a sus trabajadores. No solamente eso, sino que nos está sancionando por haber ejercido el derecho a la huelga. Es muy grave y hemos decidido alargar los paros hasta que la empresa se siente a hablar con sus trabajadores. Un convenio colectivo consiste en eso: una negociación entre empresa y trabajadores.

En junio y julio ya han realizado paros en la aerolínea irlandesa. ¿Cómo ha sido el seguimiento por parte de los trabajadores? 

Ha sido maravilloso, estamos muy contentos. También por eso hemos seguido con este parón tan largo, porque nos hemos dado cuenta de que nos respalda más gente incluso de la que esperábamos.

Son más de 1.500 trabajadores en Ryanair y lo han hecho prácticamente todos los trabajadores de la empresa a pesar de haber tenido servicios mínimos abusivos por parte del Gobierno y de que la empresa además los ha manipulado para que todavía fueran más abusivos. Hemos conseguido cancelar 319 vuelos y más de mil retrasos.

¿Cuáles son las reclamaciones de ambos sindicatos a Ryanair para la plantilla? 

Siguen siendo las mismas. La primera, que se cumpla la legislación española, los derechos laborales mínimos de todos los trabajadores en España, y que la empresa acate las sentencias judiciales que ya hemos ganado, por ejemplo en la Audiencia Nacional.

Luego hemos añadido el motivo de la reincorporación inmediata de todos aquellos trabajadores que han sido despedidos y la retirada de los casi 100 procesos de investigación que la empresa ha abierto a trabajadores que han ejercido el derecho a huelga.

¿Cuántos despidos se han llevado a cabo finalmente?

De momento llevamos 11 personas que han sido despedidas injustamente por ejercer la huelga. Pero no olvidemos que tenemos a casi 100 trabajadores expedientados. Cualquiera de ellos puede acabar en un despido.

En Ryanair dicen que los despidos se justifican por incumplir servicios mínimos.

Es totalmente falso. Y así se lo han dicho en la Inspección de Trabajo en el pasado. Lo que Ryanair hace es manipular esos servicios mínimos y meter a todas sus tripulaciones en ellos, y aun así se han cumplido.

Pero incluso en el momento de llegar a la oficina para operar el servicio mínimo que los trabajadores tenían asignados, se les iban cambiando los horarios laborales, los turnos, los vuelos a voluntad de la empresa. Eso no se puede hacer. En una jornada de huelga, un trabajador tiene estipulada su jornada laboral y no puede estar 24 horas pendiente para los cambios que la empresa quiera solicitar. No vamos a tolerar eso.

Lo que hemos visto en Ryanair en las jornadas de huelga es esclavismo laboral; tienes que estar las 24 horas del día pendiente de la empresa y a expensas de esta, sin poder tener una vida personal ni conciliar

Ustedes aseguran también que se ha llamado a tripulantes que estaban fuera del trabajo en estos días de servicios mínimos.

Estas últimas jornadas de huelga, Ryanair estaba llamando a tripulaciones para operar vuelos en sus momentos de descanso, en sus días libres. Y si el trabajador no contestaba a estas llamadas, les ponían una falta disciplinaria que puede acabar en un despido porque, según ellos, no están siguiendo los servicios mínimos que marca el Gobierno.

Tenemos casos de personas que están en proceso disciplinario, que tenían niños a su cargo en casa y llevaban desde las 6 de la mañana trabajando, y que al aterrizar en las bases para irse a su casa, la empresa les ponía dos vuelos más. No podían quedarse, tenían que ir a sus casas a cuidar de su familia. Estamos hablando de esclavismo laboral, porque tienes que estar las 24 horas del día pendiente de la empresa y a expensas de esta, sin poder tener una vida personal ni ejercer tan siquiera la conciliación familiar. Es tremendo.

Piden que se garanticen los derechos laborales mínimos. ¿Ryanair incumple la legislación laboral en España? ¿En qué aspectos?

En varios. Nosotros principalmente lo que pedimos son los 14 festivos que tiene todo el mundo en España, los 22 días de vacaciones y cuestiones como las 14 pagas al año. En Irlanda solo hay 12 pagas y cuando nos pasaron a los contratos españoles nos las tendrían que haber reconocido, aunque fueran prorrateadas, pero no fue así. Por lo que reclamamos estas dos pagas extra.

Luego, por ejemplo, seguimos teniendo a personas trabajando para agencias ilegales, agencias de subcontratación que la Audiencia Nacional ya ha dictaminado que incurren en cesión ilegal de trabajadores.

Han denunciado también contratos de cero horas, ilegales en España.

Sí. Tenemos trabajadores que, a pesar de estar contratados durante 30 días al mes con contratos indefinidos, solo cobran por las horas de vuelo, por lo que dependen totalmente de si la empresa les da o no trabajo. En muchos casos estas personas no llegan ni al salario mínimo interprofesional.

Estoy hablando de nóminas de 300 y 400 euros al mes, pero teniendo que estar pendiente de la empresa. Es decir, tampoco te puedes buscar otro trabajo porque el resto de las jornadas estás de guardia en tu casa. Guardias que no te las paga nadie.

USO y Sitcpla han llevado muchas de estas prácticas a tribunales, con múltiples condenas y actas de infracción de la Inspección de Trabajo. Pero Ryanair recurre y recurre alargando las batallas judiciales y, según dicen, sigue incumpliendo la ley. ¿Qué sería necesario para el cumplimiento de estos derechos básicos?

Creemos que hay dos cuestiones primordiales. La primera es que Ryanair se siente a hablar con sus trabajadores de buena fe, que se siente con nosotros, que les hemos demostrado que somos los representantes de sus trabajadores.

El segundo punto sería, obviamente, la intervención de nuestro Estado. Somos trabajadores españoles y el Estado está dejando que una empresa extranjera haga esclavismo laboral con sus trabajadores. Además abiertamente, para que todo el mundo lo vea. Y son incapaces de sentarse y decir 'esto no podemos permitirlo en nuestro país, vamos a intentar solucionarlo'. No, directamente han ignorado el tema.

En julio ya intensificaron los paros y Ryanair sigue minimizando la huelga y sus efectos, con una postura inmovilista respecto a sus peticiones. ¿Por qué tienen esperanza en que esta nueva huelga les haga cambiar de actitud?

Cuando se levantó de la mesa de negociación, creo que Ryanair esperaba que todo esto fuera a menos. Es decir, que los trabajadores acabaran cansados, derrotados y al final, claudicáramos. Obviamente, es una multinacional que tiene muchísimo poder y que puede aguantar este tirón aunque tengan pérdidas, porque nos consta que hay: las ventas a bordo no se están haciendo, las ventas de billetes también han bajado en el número de pasajeros, los aviones ya no van llenos como iban antes porque la gente no se quiere arriesgar a que le cancelen un vuelo...

También están jugando a las amenazas. Han despedido a 11 personas y tenemos casi 100 expedientados. Ryanair creen que con las amenazas y el miedo vamos a decaer, pero no ha sido así. Todo lo contrario. Los trabajadores cada vez tienen más fuerza porque ven lo que les ha pasado a sus compañeros y ven que esos compañeros que han despedido podrían haber sido ellos. Nos han dado todavía más fuerzas para seguir adelante y no parar de luchar.

La huelga de este verano se desata después de que Ryanair se levante de la mesa de negociación del convenio tras el acuerdo de mejoras laborales con otro sindicato (CCOO). ¿Cómo recibieron este movimiento?

Anonadados. Lo primero porque, cuando todo esto pasó, CCOO no tenía apenas estos afiliados en Ryanair. Eran cinco personas contadas y una vez pasó esto se fueron varias. Algunos trabajadores han firmado el acuerdo, pero nos consta que son muy poquitos. Respetamos totalmente la libertad sindical, faltaría más, pero lo que no vamos a respetar es que llegue un sindicato sin ningún tipo de representación y negocie en nuestro nombre.

Lo acordado son cosas que nosotros ya teníamos cerradas en la mesa de negociación del convenio. Y en cuanto a las mejoras salariales, hay cosas que son mentira. El acuerdo pasa dinero de un complemento variable a uno fijo, pero los trabajadores acaban perdiendo dinero. La gente sabe sumar y no lo está firmando.

Dicen que CCOO no tenía apenas presencia en la empresa, pero USO y Sitcpla tampoco son los representantes legales de los trabajadores. La plantilla les votó en asambleas para negociar el convenio en 2019, pero después nunca convocaron elecciones sindicales. ¿Por qué?

No habíamos convocado elecciones sindicales porque esperábamos primero tener un convenio colectivo, un acuerdo para todos, y luego hacerlo. Lo único que realmente resultaba de las elecciones eran las horas sindicales, que no las tenemos, aparte de la representación legal en la empresa, pero considerábamos que había cosas muchísimo más importantes. Como era un convenio colectivo.

Aunque diré que tenemos representación y muy legítima. Porque nosotros abrimos asambleas a todos los trabajadores antes de montar la mesa de negociación del convenio. Eso le da validez a este proceso, la gente votó a USO y Sitcpla, y eso da representación a aquellos sindicatos que se presentaron a las asambleas, que no las impugnó nadie.

En Ryanair les acusan de ser incapaces de cerrar acuerdos, mientras sí lo hacen con sindicatos como Sepla (de pilotos) o ahora CCOO. ¿Qué ha pasado para no lograr ese convenio desde 2019 cuando la plantilla les votó para negociarlo?

Básicamente, que ha habido una pandemia de por medio. Como con todo, esta empresa, a pesar de ser muy solvente, se ha querido asegurar de que sacaba tajada de sus trabajadores por esta crisis. Los empleados ya hemos sufrido suficiente, hemos estado metidos en un ERTE durante muchísimo tiempo, más de un año, ya nos habían descontado el 10% del salario unilateralmente...

En estas negociaciones del convenio, Ryanair no quería negociar nada, solo planteaban rebajas salariales a cinco años. Recuperar salarios de 2019 en 2024. Era alucinante. No podemos pactar ni negociar esto. ¿Por qué nos tienen que quitar dinero cuando la empresa funciona perfectamente? Nos negamos. Otra cosa es que la empresa tuviera problemas, como otras de aviación, pero no es el caso.

¿Qué debería hacer Ryanair para que los sindicatos desconvocaran la huelga?

Es muy fácil. Simplemente tiene que readmitir a los 11 trabajadores despedidos, borrar todos los expedientes disciplinarios de trabajadores por haber ejercido su derecho a huelga y acatar la legislación española. Que la empresa cumpla los derechos básicos mencionados. Ya está.

Estamos abiertos, les hemos mandado emails durante las jornadas de huelga para sentarnos a hablar, pero lo único que hemos recibido han sido cartas amenazantes hacia el comité de huelga.

Etiquetas
stats