La portada de mañana
Acceder
El Estado presupuesta más en Andalucía y Catalunya pero ejecuta más en Madrid
Los iconos de la pandemia pasan a la segunda fila
Opinión – Emociones, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Draghi anuncia un plan de compra de deuda de 60.000 millones mensuales hasta septiembre de 2016

Mario Draghi.

El Banco Central Europeo (BCE) realizará compras de activos públicos y privados por importe de 60.000 millones de euros al mes, según ha anunciado el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, que ha señalado que dicho programa estará vigente al menos hasta septiembre de 2016.

Como consecuencia de este plan, el BCE inyectará en 19 meses unos 1,1 billones (equivalente al tamaño de la economía española), más de lo esperado por los analistas, para tratar de impulsar la economía europea.

El esperado programa de compra de deuda, que comenzará el próximo mes de marzo, estará en cualquier caso vigente "hasta que veamos un sostenido ajuste en la inflación, consistente con nuestro objetivo y con tasas inferiores pero cercanas al 2% a medio plazo", ha anunciado el italiano en la habitual rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que decidió mantener los tipos de interés en el 0,05%.

Draghi, que ha señalado que este programa es "necesario" para la eurozona", ha precisado que el programa tendrá límites (no más del 33% de un emisor, y no más del 25% de una emisión), y que las compras de esos activos se articularán a través de los bancos centrales de cada país, lo que encaja con las tesis de la canciller alemana, Angela Merkel, contraria a mutualizar esa deuda. El presidente del BCE ha reconocido que el programa impone límites a la mutualización de riesgos en respuesta a las "preocupaciones" de determinados países.

En el caso de Grecia, el presidente del BCE ha dicho que el programa no contempla "ninguna regla" específica para este país, ya que tiene "reglas generales que aplican a todo el mundo". Pero "obviamente hay ciertas condiciones bajo las que podemos comprar bonos griegos".

Draghi, que ha reconocido que no ha habido unanimidad total en el seno del BCE sobre si este era el momento adecuado para lanzar este programa (se ha aprobado por una "amplia mayoría", ha dicho), ha explicado que los riesgos estarán compartidos en la eurozona en el 20% de las compras, mientras que el 80% restante corresponderá a cada banco central nacional.

Draghi, que no ha querido comentar la reciente decisión del Banco Nacional de Suiza de desvincular la cotización de su divisa de la del euro, ha descartado que este plan incentive la creación de burbujas de activos, aunque ha señalado que "probablemente" se produzca "algún episodio local en ciertos mercados específicos donde los precios subirán rápido". En su comparecencia, de algo más de una hora, ha advertido de que sería un "error" que los países interpreten este programa de liquidez masiva como un incentivo para relajar su disciplina fiscal.

El efecto inmediato del anuncio ha sido un impulso al alza de las bolsas (el Ibex 35 sube en torno a un 1,5%), una aceleración en la depreciación del euro y una caída de las primas de riesgo, que en el caso del bono español se ha hundido al reducirse el diferencial con el bono alemán hasta niveles cercanos a los 90 puntos básicos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats