Los dueños de los quesos García-Baquero se suman a la fiebre de las socimis

Edificio España, en Madrid.

La familia García-Baquero Vela, primera fortuna de Castilla-La Mancha y propietarios de los famosos quesos manchegos García-Baquero, se suman a la lista de millonarios españoles que quieren sacar partido del boom de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis).

Las cifras de las socimis: logran 2.200 millones de beneficio y el 75% tiene cinco o menos empleados

Las cifras de las socimis: logran 2.200 millones de beneficio y el 75% tiene cinco o menos empleados

Buena parte de la avalancha de inversiones que han atraído las socimis, que han convertido a España en tiempo récord en el segundo país del mundo con más vehículos de este tipo (solo por detrás de Estados Unidos), procede de grandes fondos internacionales, pero también de las principales fortunas españolas.

En el caso de los dueños del primer productor de quesos del país y el tercero de Europa, que figuran en el puesto 89 de la última edición del tradicional ranking de grandes fortunas españolas que elabora cada año El Mundo, se han incorporado como accionistas junto a otros inversores en dos de las cuatro socimis cuya salida a Bolsa ultima la gestora Corpfin Capital Real Estate a través de su vehículo de inversión Inbest Real Estate.

Las cuatro socimis de Inbest están pilotadas por el también presidente de la patronal del sector Asocimi, Javier Basagoiti, que recientemente negaba en una entrevista eldiario.es que estos vehículos tengan relación con la burbuja de precios del alquiler en las grandes ciudades porque su peso en el alquiler de vivienda es muy reducido.

Estos cuatro vehículos tienen previsto salir a cotizar al mercado alternativo bursátil (MAB) antes de septiembre. El objetivo es evitar que expire el plazo legal de dos años desde su constitución para saltar al parqué y disfrutar de las importantes ventajas fiscales que tienen estos productos de inversión.

En el caso de las socimis de Inbest, están especializadas en el segmento retail (locales comerciales) en zonas prime de grandes ciudades y, como suele ser habitual en el sector, previsiblemente estarán gestionadas a través de una gestora, por lo que no tendrán plantilla. Los datos muestran que el 75% de las socimis que cotizan en España tienen cinco o menos empleados.

Los dueños de la quesera manchega se han incorporado a esos vehículos a través de su sociedad familiar Coblilac SL, cabecera de sus negocios y que en 2016 (último ejercicio disponible) acumulaba más de 560 millones de euros en activos. La representante de Coblilac en las socimis de Inbest es Mar García-Baquero Vela, la presidenta y consejera delegada de la empresa alimentaria.

Los García-Baquero Vela emulan así a sus primos, los tres hermanos García-Baquero Arias, cuya rama de la familia vendió su 50% en la quesera en 1996 y que tienen su propia socimi, AM Locales, también especializada en locales comerciales.

Otros ricos

Junto a los multimillonarios manchegos, se han sumado a esos vehículos de Inbest otras grandes fortunas españolas como, entre otros, los Usó Ferrera, socios de Coca-Cola European Partners y en el puesto 106 del citado ranking de ricos de El Mundo; los valencianos Martinavarro Ferrer, copropietarios del gigante alimentario Cítrico Global (cuya familia ocupa el puesto 149 de los más ricos de 2019); los Serratosa (en la persona de Begoña Serratosa Luján); una rama de los Mora-Figueroa (los Masaveu Mora-Figueroa), los Dolz (del grupo castellonense de componentes de Automoción Industrias Dolz); y los Bello, antiguos accionistas del grupo alimentario Frudesa que aparecían en la Lista Falciani.

Tres de esas sociedades han conformado ya sus respectivos consejos de administración, tras una serie de ampliaciones de capital en las que los inversores han comprometido los fondos que se irán depositando en función de las necesidades de inversión de los distintos vehículos (una fórmula conocida como capital call).

Las participaciones de cada uno de esos accionistas, que Inbest declina precisar, se conocerán en el momento en que se publiquen los respectivos documentos de incorporación al MAB.

En total, las compañías sumarán una inversión conjunta de 400 millones a través de fondos propios y deuda. Buena parte se ha desembolsado ya con la compra de tres edificios de El Corte Inglés en Madrid, Valencia y Bilbao y la adquisición de los locales comerciales del Edificio España, en la capital, donde la cadena hotelera RIU ultima la apertura de un hotel.

Etiquetas
Publicado el
20 de junio de 2019 - 22:04 h

Descubre nuestras apps

stats