La portada de mañana
Acceder
Cómo Aragonès y Sànchez encauzaron una investidura encaminada al fracaso
Así empezó la nueva guerra entre palestinos e israelíes
España se sitúa a la cabeza de la UE en la vacunación de los mayores frente a la COVID

El Gobierno aprueba el subsidio extraordinario para empleadas del hogar dadas de alta que pierdan ingresos

Una empleada doméstica junto a una persona mayor.

El Gobierno ha aprobado en el Consejo de Ministros de este martes el subsidio extraordinario para las empleadas del hogar dadas de alta en la Seguridad Social que hayan perdido sus trabajos durante la crisis sanitaria o cuyos contratos queden suspendidos. En España hay cerca de 400.000 empleadas domésticas cotizando y otras 180.000 aproximadamente que trabajan en la economía sumergida, y que no podrán beneficiarse de este subsidio.

La cuantía de este "subsidio extraordinario" será del 70% de su base de cotización y tendrá como tope el salario mínimo interprofesional. Si la empleada ha perdido uno de sus trabajos (en el empleo del hogar es muy frecuente el pluriempleo), podrá cobrar la parte proporcional del subsidio. Puesto que el empleo doméstico es el único colectivo asalariado que no cotiza por sus ingresos reales sino por tramos salariales que escoge el empleador, sindicatos y asociaciones alertan de que este subsidio se calculará sobre una base que no refleja realmente lo que las trabajadoras cobran, lo que hará que las ayudas sean bajas. 

Tendrán derecho a este subsidio las empleadas del hogar que estuvieran dadas de alta en la Seguridad Social antes de la entrada en vigor del estado de alarma y que hayan dejado de prestar servicios en uno o varios domicilios, total o parcialmente. También podrán cobrarlo las que hayan sido despedidas durante la crisis sanitaria. Será necesario una "declaración responsable" firmada por la persona empleadora o bien la carta de despido.

La prestación se cobrará desde la fecha de ese despido o desde la que figure en la carta firmada por el hogar que emplea. El subsidio es compatible con otros salarios si en cómputo no se supera el salario mínimo interprofesional. No se puede cobrar si se está de baja por incapacidad temporal ni es compatible con el permiso retribuido recuperable que el Gobierno aprobó el domingo para las personas que trabajen en actividades no esenciales. Será el Servicio Público de Empleo el que tramite este subsidio.

Según los últimos datos de afiliación, en España hay 394.000 trabajadoras domésticas dadas de alta en la Seguridad Social, la inmensa mayoría mujeres y, muchas, migrantes. Son el único colectivo sin derecho a paro: un despido o una suspensión del contrato (aunque técnicamente no puedan acceder a ella) supone que estas trabajadoras se van a casa sin derecho a ninguna prestación. El Gobierno se comprometió a ratificar el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que dota de protección social al colectivo. Otras 200.000 empleadas domésticas trabajan en la economía sumergida si atendemos a los datos de la Encuesta de Población Activa.

De momento, y ante la situación excepcional por la crisis del coronavirus, el Ministerio Trabajo ha diseñado este modelo temporal, pero que podría ser retomado más adelante para aprobar una prestación ya definitiva para las empleadas domésticas. 

Etiquetas
Publicado el
31 de marzo de 2020 - 15:06 h

Descubre nuestras apps

stats