La portada de mañana
Acceder
La falta de acuerdo sobre el pacto de rentas castiga a la economía española
Guía de las elecciones que pueden encumbrar a la ultraderecha en Italia
OPINIÓN | 'Lesmes nombra heredero', por Elisa Beni

Las empresas del Ibex reducen el sueldo medio de su plantilla un 1,2% mientras el de sus altos directivos sube un 6%

Pantalla con la evolución del Ibex.

“Las empresas del Ibex 35 propician con sus prácticas que la desigualdad aumente”. Es la principal conclusión de un informe publicado este miércoles por Oxfam Intermón que, con indicadores como los salarios, prácticas fiscales y reparto de dividendos de las firmas del selectivo, intenta trazar una panorámica del comportamiento de las compañías que forman la élite empresarial española desde el punto de vista de la desigualdad.

El sueldo medio de los consejeros del Ibex bate su quinto récord consecutivo y ya roza los 700.000 euros anuales

El sueldo medio de los consejeros del Ibex bate su quinto récord consecutivo y ya roza los 700.000 euros anuales

El informe, Quien parte y reparte: la huella de la desigualdad de las empresas del Ibex 35, recuerda que “tras varios años de crecimiento económico, los salarios en nuestro país siguen sin crecer” y que las empresas apenas aportan en impuestos la mitad que antes de la crisis; “buena parte del sector empresarial” no hace partícipe de su éxito “ni a las personas a las que emplea, ni al conjunto de la sociedad”; y las firmas del Ibex “canalizan los beneficios a accionistas y altos directivos, replicando dinámicas que propician una mayor desigualdad”.

En el caso de los altos directivos del Ibex, se destaca que en 2018 disfrutaron de una subida de su retribución media del 6%, mientras el sueldo medio de las plantillas bajó el 1,2%. Oxfam no analiza el sueldo medio de los consejeros en su conjunto (según la Comisión Nacional del Mercado de Valores, batió en 2018 su quinto récord anual consecutivo), pero sí el de los vocales que más ganan, los ejecutivos.

Estos recibieron de media 4,4 millones de euros por cabeza en 2018, un 6,7% menos, mientras los empleados tuvieron un salario medio de 35.810 euros (1,5 veces la media española). Iberdrola (11,9% y Colonial 11,9%) fueron las que más redujeron su gasto salarial medio. Oxfam asegura que “la brecha salarial aumenta, y la distancia media entre el sueldo más alto y el salario medio de cada empresa ya es de 123 veces”.

Las empresas donde esta distancia es mayor son Inditex (455 veces), ACS (424) y Naturgy (388), y las menores diferencias salariales son en Aena (4 veces), Bankia (15) y Red Eléctrica (18), con “fuerte presencia estatal” en su accionariado. La ONG destaca que en 22 de las 35 sociedades del Ibex, el primer ejecutivo gana más de 50 veces el sueldo medio de la empresa.

El informe analiza la información aportada por las compañías del Ibex tras la entrada en vigor de la Ley de Información no Financiera, que comprende aspectos medioambientales, sociales y de empleo. “No ha resultado sencillo obtener resultados concluyentes” porque la información aportada “ni es precisa ni es comparable”, pero la conclusión es que “las empresas del Ibex 35 propician con sus prácticas que la desigualdad aumente, fundamentalmente por la insuficiente proporción que pagan en impuestos y por las enormes diferencias salariales”.

Según Oxfam, las que más contribuyen al aumento de la desigualdad son ArcelorMittal, IAG (dueña de Iberia) y Mapfre. Mientras, Acerinox es la que “presenta un balance más positivo”. Su análisis se basa en cinco criterios: brecha salarial de género, diferencia entre el sueldo más alto y el salario medio, impuestos pagados en relación al tipo legal, filiales en “paraísos fiscales” y beneficio que va a dividendos.

Brecha de género

Respecto a la brecha de género, un 17% de las empresas del Ibex no aportan información (Aena, ArcelorMittal, IAG Iberia, Inmobiliaria Colonial, Merlin Properties y Siemens Gamesa) y las que sí lo hacen presentan datos “de escasa calidad y no permiten conocer la brecha salarial de género con suficiente fiabilidad”. En todo caso, Oxfam estima que el 40% presenta una brecha superior al 20%.

El promedio en las que aportan datos es del 15%. Esa es la diferencia entre el sueldo medio de las mujeres (33.137 euros) y los 38.218 euros de los hombres. Esto significa que las mujeres tardan un año y 56 días en ganar lo mismo que sus compañeros en un año. La empresa donde la brecha es mayor es Banco Santander, con un 31%, seguida de Mapfre con un 28% y Viscofan, con un 26%. En contraste, cuatro tienen paridad salarial: Acerinox, Iberdrola, Inditex y Melià Hotels.

En materia de impuestos, el informe critica que “la mejora en resultados de las empresas del Ibex no ha repercutido en una mayor contribución fiscal por su parte”. Así, desde 2015, su resultado de explotación creció un 65% mientras los sueldos de sus plantillas cayeron un 0,5%. Y “son los accionistas quienes sí han podido disfrutar de esa bonanza, puesto que recibieron en forma de dividendos 3 de cada 4 euros de los beneficios obtenidos”.

“La palma se la lleva un año más Endesa, que en 2018 destinó el 107% de sus beneficios a retribuir a Enel, su matriz italiana, en lo que puede suponer una descapitalización de la empresa”.

Y ¿cuánto pagan en impuestos? Según Oxfam, más de la mitad abona menos del 75% del tipo legal [en teoría, el gravamen es del 25% sobre la base imponible] “o no da ningún dato al respecto”. Y está el efecto de los multimillonarios créditos fiscales, que permiten a las empresas deducirse importes en su futura factura fiscal por adquirir sociedades en pérdidas.

En el Ibex, estos créditos ascienden a 66.142 millones, más de dos veces y media el importe que se recauda anualmente por Sociedades, según Oxfam. Y aunque hay ciertas limitaciones para su utilización —cada ejercicio las empresas sólo pueden usar el 25% de esos importes para reducir su factura fiscal— “suponen una amenaza para la suficiencia del sistema fiscal”.

Otro factor que mina la recaudación de las arcas públicas, según Oxfam, es la “amplia presencia” de las empresas del Ibex en “paraísos fiscales”. Según sus cálculos, en el último año tenían 805 filiales en estos territorios, aunque el cómputo incluye a Holanda, Irlanda y Luxemburgo, que son parte de la UE y no son considerados paraísos por España ni por las autoridades europeas.

Oxfam apunta que, con su criterio de contabilización, la presencia del Ibex en esos paraísos habría caído un 6% en un año. “A ese ritmo, tardarían hasta 15 años en liquidar su presencia en paraísos fiscales”. Según sus cuentas, Delaware (Estados Unidos) es “el paraíso fiscal preferido” por el selectivo, con 352 filiales, seguido de Holanda (119), Irlanda (75) y Luxemburgo (56). Esos territorios “acumulan el 75% del total de filiales de empresas del Ibex 35 en paraísos fiscales”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats