Hay una España que ya ha vuelto a la normalidad: los sitios donde la gente se desplaza igual que antes del coronavirus

Normalidad

Pilar de la Horadada es un pequeño municipio alicantino en el que ciertas cosas siguen igual. O incluso mejor que antes, porque es una de las pocas localidades españolas que creó empleo en marzo. “Al ser zona de costa, aquí hay mucha construcción. También varias naves agrícolas de envase de fruta y verdura”, señalan desde la policía local. “Estamos a diez minutos de San Javier y de San Pedro del Pinatar, en Murcia, y puede que las empresas temporales estén enviando gente de allí a trabajar”.

Tras dos intensas semanas de confinamiento extremo, en las que solo los servicios esenciales pudieron funcionar, los viajes entre Pilar de la Horadada y San Javier y entre Pilar de la Horadada y San Pedro del Pinatar han vuelto a niveles normales. Superiores, de hecho, a la tercera semana de febrero, cuando España aún no intuía la que se le venía encima. Entonces se hacían unos 8.000 viajes semanales. Ahora son más de 20.000.

Esta semana (del 14 al 21 de febrero) es la que el Ministerio de Transportes usa de referencia para estudiar cómo evoluciona la movilidad durante el estado de alarma. Y es la que hemos empleado en eldiario.es para, con sus datos, analizar qué rutas entre provincias y municipios de distintas provincias se recuperaron después de Semana Santa. El 13 de abril terminaron los permisos retribuidos y las actividades no esenciales volvieron al trabajo. Los cambios que se han dado desde entonces tienen que ver, principalmente, con eso.


Fuente: Ministerio de Fomento


El mapa muestra, municipio a municipio, dónde volvió a la normalidad el número de desplazamientos (en rojo) y dónde no (en azul). Incluimos los viajes a otro municipio, desde otro municipio, a otra provincia y dentro de la propia localidad. Ver metodología.

La ribera del Ebro

Entre Castellón y Teruel y viceversa hubo alrededor de 18.000 viajes en la tercera semana de febrero. Son prácticamente los mismos que se hicieron del 13 al 17 de abril. Son las provincias entre las que hay menor caída de movilidad, la ruta en la que los viajes están prácticamente en números pre-confinamiento. Desde el sindicato Comisiones Obreras lo atribuyen a los desplazamientos para trabajar en el sector cárnico y el campo, aunque sin certeza total.


Así subió la movilidad en España justo después de la vuelta de Semana Santa

Evolución del número de viajes internos y los viajes externos realizados en las comunidades autónomas respecto a la que había antes del confinamiento. Se compara con el mismo día de la semana del periodo de referencia.

Fuente: Ministerio de Fomento


En términos absolutos, la ruta que más viajes tiene y menor caída registra es la de La Rioja y Navarra. Es llamativo porque La Rioja es la comunidad española con más contagios y muertes con coronavirus por cada 100.000 habitantes, seguida de Madrid, Castilla-La Mancha y Navarra en cuarto lugar. Entre los municipios de Alfaro (La Rioja) y Valtierra y alrededores (Navarra) los viajes se han incrementado un 52% respecto a febrero. La causa hay que buscarla en la construcción y las empresas de alimentación de la zona. “Navarra tiene mucha industria. La Rioja, mucha mano de obra”, resume Javier García, de CCOO La Rioja.

“En La Rioja hay construcción, pero no es tan potente como en Navarra. Muchos riojanos subimos a trabajar allí. En Pamplona, mucha edificación la están haciendo empresas riojanas. O las subcontratas son riojanas”, continúa García. “Yo conozco varias empresas que salen con furgonetas para arriba. Desde el 14 hasta el 30 de marzo hubo algunas que dijeron: cogeos unas vacaciones o mirad a ver. Y en cuanto se quitó el permiso recuperable, la construcción dijo: vamos a tirar todos p'alante”. Como ahora los trabajadores deben ir separados, las empresas han alquilado más furgonetas para llevarlos de tres en tres.



Eso por un lado. Por otro, están las grandes compañías agroalimentarias ubicadas en el eje del Ebro y alrededores, que además de no cerrar han aumentado su producción. En Viana, cerca de Logroño, está la fábrica de Mondelez, de donde salen todas las galletas Oreo de Europa. “El otro día me dijeron del comité que iban a contratar 60 o 70 personas más”, añade. A las Oreo hay que sumar las ensaladas Florette, con sede en Milagro, todos las verduras congeladas de Mercadona, que fabrica Ultracongelados Virto en Azagra, y la planta de General Mills de San Adrián, que hace los productos de Old el Paso.

“Son empresas de más de 500 trabajadores. En Old el Paso son casi mil. También han abierto muchas conserveras”, concluye García. “Cuando abra el motor será otra cosa. Pero esto al final se mueve”.



La España que trabaja (en otra provincia)

El de La Rioja a Navarra es uno de los principales flujos interprovinciales que tiene identificados el Servicio Público de Empleo Estatal, que cada año publica un completo informe con datos de movilidad laboral en España. Cabría pensar que en el resto de flujos importantes también se recuperaron los desplazamientos desde el 13 de abril. Y en parte lo han hecho, pero no a los exagerados niveles de La Rioja, donde pese al estado de alarma están solo un 11% por debajo de una semana normal.

Véamoslo en datos. Los flujos entre Guadalajara y Madrid y Toledo y Madrid son los que más trabajadores mueven entre provincias de toda España. En Guadalajara está el corredor del Henares y en Toledo el de La Sagra, dos potentes puntos logísticos. Antes del coronavirus, el primero colocó a Guadalajara como la provincia con mayor tasa de actividad de España. Los viajes entre la capital y ambas han caído menos que otros, pero siguen siendo un 47% menos que en febrero.


¿En qué CCAA hay una movilidad más parecida a la que había antes del confinamiento?

Evolución del número de viajes internos, entradas de otras regiones y salidas a otras regiones realizados en cada comunidad autónoma respecto a los que había antes del confinamiento. Se compara con el mismo día de la semana del periodo de referencia.

Fuente: Ministerio de Fomento


En el sudeste levantino, entre Valencia y Alicante, Alicante y Murcia, Murcia y Almería y Valencia y Castellón, también se mueven muchos trabajadores en situación normal. Pero estos flujos siguen relativamente parados: solo se ha recuperado la mitad de la movilidad. En Cataluña, son Girona y Tarragona las que aportan trabajadores a Barcelona, y la tendencia es similar (caídas de entre el 50 y el 60%). Los números son parecidos en Andalucía, entre Sevilla y Cádiz, Córdoba y Huelva, y entre Málaga y Cádiz y Sevilla.

En Galicia hay muchos municipios que han vuelto a cifras de febrero. Entre Pontevedra y A Coruña suele haber movimiento de trabajadores en situación estándar. La ruta, en ambas direcciones, está solo un 30% por debajo de lo normal. Pero en los alrededores de A Estrada y Rodeiros, en Pontevedra, han aumentado los viajes. La Guardia Civil de A Estrada no le encuentra mucha explicación —“es una zona tranquila y todo va con normalidad” — y conocedores de la zona lo atribuyen a gente que va a trabajar a Santiago.

Hay una ruta interprovincial que destaca por encima de todas: la que va de Barakaldo a Vitoria capital. “Hay mucha gente funcionaria que trabaja en el Gobierno vasco”, explica un policía local. “Continuamente sale gente y autobuses desde aquí van a la zona de Vitoria. Hay gente que hace teletrabajo y gente que va. Es la única explicación que puedo dar. Aunque siempre haya listillos, Barakaldo está vacío”.

Madrid-Barcelona y las islas, en mínimos

En el extremo contrario, los desplazamientos han caído casi al 100% entre Madrid y Barcelona, entre Madrid y casi todas las capitales de provincia y entre Barcelona y Valencia. También en y hacia los archipiélagos canario y balear.

La mayoría de la gente de otras provincias que entra a trabajar a Madrid y a Barcelona lo hace en el sector servicios, que permanece bajo mínimos desde que entró en vigor el estado de alarma. Ambas provincias, además, apenas tienen trabajos agrícolas, el sector que más movilidad laboral tiene en España, seguido de la hostelería. Eso explicaría que, a diferencia de otras zonas, no hayan recuperado en absoluto los desplazamientos desde fuera de una semana habitual.

Los datos recogidos en este artículo terminan el día 18 de abril, sábado. Este domingo entran en vigor los desplazamientos con niños, que impactará en la movilidad interna de los municipios. Mientras tanto, las comunidades ultiman sus propios planes de desescalada. Cuando esta empiece a producirse, podremos analizar qué zonas vuelven más deprisa a su nueva normalidad.

Metodología:

Metodología:Este artículo parte del análisis de una base de datos con más de 56 millones de registros con todos los trayectos entre municipios desde el 29 de febrero hasta la actualidad. Los datos han sido proporcionados por el Ministerio de Transportes, que ha contratado a la empresa Nommon Technologies para hacer un estudio de la movilidad durante la crisis el coronavirus.Como se utilizan antena móviles para el análisis geográfico, se considera viaje a los desplazamientos de más de 500 metros. En zonas rurales, donde hay menos antenas, los trayectos mínimos pueden ser superiores a 500 metros y que algunos trayectos de mayor distancia no se identifiquen en el estudio. Por otro lado, los desplazamientos miden el origen y el destino finales: si vas de Madrid a Valencia y paras a comer en Tarancón, solo se considera el trayecto entero y no se parte en dos. Los datos de Nommon proceden de las antenas de la operadora Orange, que se elevan al total de la población. Para corregir errores de muestreo, se aplica un factor de elevación por sección o distrito censal de residencia y estrato sociodemográfico.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats