El FMI ve “apropiado” subir los impuestos a los ricos y a las empresas que más ganan

Kristalina Georgieva, directora general del FMI.

Daniel Yebra


11

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ve “apropiado” subir los impuestos a los ricos y a las empresas que más ganan en esta crisis de inflación -bancos y energéticas principalmente-, “según viene recogido en los Presupuestos Generales de España para 2023”.

La mitad de la subida de la deuda en 2020 y 2021 fue por la pandemia y salvó 2,7 millones de empleos

La mitad de la subida de la deuda en 2020 y 2021 fue por la pandemia y salvó 2,7 millones de empleos

“Como se prevé que los precios de la energía permanezcan en niveles elevados el próximo año, recaudar ingresos temporales adicionales para financiar el apoyo a los más vulnerables es una estrategia bienvenida, pero el seguimiento del impacto de las medidas es necesario”, observan los técnicos de la institución en un informe sobre la economía de nuestros país publicado este miércoles.

“Si bien se prevé que los ingresos netos por intereses de los bancos aumenten en el corto plazo de forma paralela a los tipos más altos, las condiciones financieras más restrictivas y las perspectivas macroeconómicas menos favorables podrían incidir de forma sustancial en los costes debido a un aumento de los activos deteriorados en escenarios de estrés [en alusión al riesgo de incremento de la morosidad]”, ha avisado el FMI.

Así, la institución con sede en Washington considera “importante” vigilar la incidencia de estos impuestos sobre la disponibilidad de crédito, los costes de los préstamos y la resiliencia de los bancos. Y al igual opina sobre las empresas energéticas. Además, el FMI cree que estos gravámenes deben ser temporales.

Por otra parte, señala “oportuno” el despliegue de apoyo público para amortiguar el impacto de la subida de los precios de la energía. Aunque insiste en un “mayor grado de focalización” de las medidas.

Por ejemplo, el FMI celebra la ampliación de los bonos sociales respecto a la energía, el aumento del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y la ayuda sectorial directa para las empresas. Y advierte sobre otros paquetes no dirigidos a las familias y a las empresas más vulnerables, como las reducciones generales de impuestos o los descuentos para todos, como en el caso de los carburantes.

Un ajuste fiscal “discrecional”

En el mismo informe y en el mismo sentido, recomienda “emprender una consolidación fiscal [ajuste] discrecional en 2023”, que “ayudará a impulsar la confianza de los inversores y a contener las presiones inflacionarias”.

En el actual contexto de incertidumbre y “de aumento de los costes de financiación, se recomienda una reducción moderada del déficit [el desequilibro entre ingresos y gastos públicos] para ayudar a aliviar las presiones sobre los precios y reafirmar el compromiso con la disciplina fiscal”, remarca.

El FMI también se detiene en las pensiones en su informe. “Se necesitarán medidas adicionales para contrarrestar el aumento del gasto futuro derivado de la reforma de las pensiones de 2021. La reforma indexó de forma permanente los pagos de pensiones al IPC (Índice de Precios de Consumo) y derogó el factor de sostenibilidad”, dice.

El recetario del FMI

Su último recetario para luchar contra la inflación incluía ya el uso de los “estabilizadores automáticos, como el paro, sistemas de protección social focalizado en las familias más vulnerables, impuestos progresivos y descuentos específicos en transporte, energía, vivienda...”.

Mientras, descartaba “apoyos extraordionarios para el desempleo, esquemas de retención del trabajo como la financiación de los ERTE, descuentos generales, bajadas de impuestos, aplazamientos de gravámenes o medidas generales de financiación directa a empresas”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats