Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Amnistía, semana I: incendio en la Fiscalía y maniobras de dejar fuera a Puigdemont
Felipe VI, diez años del rey que no ha recuperado la imagen de la monarquía
Opinión - Un muro de impunidad. Por Rosa María Artal

¿Janusz Wojciechowski? El “desaparecido” comisario de Agricultura, en la diana en plenas protestas

El comisario de Agricultura, Janusz Wojciechowski, en una imagen de archivo.

Irene Castro

Corresponsal en Bruselas —

6

Las protestas agrarias llegaron hace un par de semanas al epicentro de la UE durante una cumbre de líderes. Los tractores bloquearon el barrio europeo en Bruselas para que se escucharan sus quejas, que tienen en algunos casos tintes nacionales pero un común denominador en la política comunitaria, a la que acusan de demasiadas trabas administrativas y de un exceso de regulación 'verde'. El primer ministro belga, Alexander de Croo, que se la juega este año en las elecciones, improvisó justo después de la cumbre de los 27 una reunión con los representantes agrícolas a la que asistió su homólogo holandés, Mark Rutte, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. Ni rastro del interlocutor de los agricultores, el comisario polaco, Janusz Wojciechowski, que se encuentra en el disparadero en plena revuelta agraria.

Lo llamativo en este caso es que buena parte de las críticas proceden de su propio partido: el ultranacionalista Ley y Justicia. El líder de la formación, Jarosław Kaczyński, pidió la dimisión del comisario que fue designado por ellos, que estaban al frente del Gobierno polaco hasta hace unos meses. “Es una decisión exclusivamente suya, pero debido a sus desafortunadas declaraciones, debería poner fin a su misión”, expresó Kaczyński, según recoge Politico.

Lo que le recrimina Ley y Justicia es que haya avalado el Pacto Verde Europeo, que es uno de los caballos de batalla comunes de las asociaciones agrarias y al que desde el primer momento se ha opuesto la extrema derecha. La 'agenda verde' incluyó medidas medioambientales con afectación en las industrias, también en el sector primario, y también la estrategia 'de la granja a la mesa', con la que pretendía reducir el uso de pesticidas, antibióticos y fertilizantes.

El comisario ha permanecido prácticamente en silencio ante esas críticas y con perfil bajo durante la crisis agraria. De las pocas cosas que ha dicho públicamente fue un mensaje a través de X (antes Twitter) dirigido a los agricultores de su país dado que estaba en polaco, en el que figuraba una lista de medidas puestas en marcha desde Bruselas para calmar la situación, como la derogación de las normas respecto al barbecho durante un año más o las restricciones al libre comercio de grano ucraniano que afectaba especialmente a los países del este.

“No podemos hacer una valoración positiva del trabajo de este comisario de Agricultura. Eso es indiscutible”, respondió el portavoz de Vox, Jorge Buxadé, tras reunirse con él este miércoles. Fue el único miembro de la Comisión Europea que recibió a los consejeros de agricultura de Vox, que forman parte de su familia política europea (ECR). “Es general, pero hay que identificar las reponsabilidades por su orden. Por su orden está Von der Leyen, que es la primera y principal responsable, y después Timmermans como vicepresidente y luego la pandilla de fanáticos del clima”, agregó.

Pero las críticas no vienen sólo de sus propias filas, sino que Wojciechowski está en la diana de los socialdemócratas, que también piden una dimisión que a estas alturas tendría meros efectos simbólicos dado que al mandato le quedan unos meses.

“Me llama la atención que, con todo el sector agrícola levantado en Europa y con un debate tan importante como este, el comisario de Agricultura esté totalmente desaparecido, no solo de esta Cámara, sino por completo”, dijo la jefa de los socialdemócratas, Iratxe García, en un debate sobre la situación del campo durante el último Pleno en la Eurocámara. La voz de la Comisión Europea la puso Maroš Šefčovič, el vicepresidente al frente del Pacto Verde, las Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva.

“Si tuviera dignidad, el comisario de Agricultura dimitiría ya, porque ha hecho un papel lamentable para la agricultura”, sentenció una semana después la eurodiputada socialista Clara Aguilera durante un debate parlamentario con representantes del sector ante los que lamentó como “una PAC reformada tarde”, a lo que sumó “toda la legislación encadenada del Pacto Verde que les ha ido cayendo (...) desafortunadamente con poco diálogo por parte de la Comisión Europea”.

Ese diálogo lo anunció Von der Leyen en el debate sobre el estado de la Unión en septiembre y echó a andar a finales del mes de enero, cuando los tractores estaban ya a lo largo y ancho del continente. Ha sido la alemana la que ha llevado la voz cantante en este tema en las últimas fechas. Además de participar en la sesión inaugural del 'diálogo estratégico', ha sido ella la encargada de anunciar, por ejemplo, la retirada de la directiva con la que Bruselas pretendía reducir a la mitad el uso de pesticidas químicos, que era una de las principales reclamaciones del sector agrícola. Y es que el tiempo ya apremia para que dé el paso de anunciar si opta a un segundo mandato.

Precisamente por esa cercanía a las elecciones europeas, su partido, el PPE, lleva tiempo marcando distancias con la 'agenda verde' impulsada por el gobierno comunitario. El PPE pidió una moratoria de dos años en la aplicación de la normativa medioambiental, en línea con la exigencia de los agricultores, y se ha opuesto a leyes clave, como la directiva para la reducción de los pesticidas que finalmente se ha retirado, o la de restauración de la naturaleza.

Conscientes de que es tirar piedras contra su propio tejado porque aspiran a que Von der Leyen sea su candidata, el PPE ha puesto el énfasis en el socialista Frans Timmermans, que fue el vicepresidente para el Pacto Verde Europeo, como culpable de todos los males. Pero la alemana ha hecho suya la 'agenda verde', que ha sido el primer legado de su mandato más allá de haber encarado la pandemia y la guerra en Ucrania.

En pleno conflicto, el comisario sí ha mantenido encuentros con algunas asociaciones agrarias y este miércoles ha recibido a cargos de Vox y del PP español. Los consejeros de Agricultura de Castilla y León, Aragón y la Comunidad Valenciana, así como el de Gestión Forestal y Mundo Rural de Extremadura, han asegurado que la política agrícola “necesita un cambio de rumbo” ante lo que consideran un “exceso de intervencionismo y ambición ambiental extrema”. Entre sus peticiones a Wojciechowski está la aplicación de cambios en la PAC –cuya reforma se planteó durante su mandato y fue avalada por la mayoría de Estados miembros y la Eurocámara– dirigidos a dar más flexibilidad a los gobiernos a la hora de aplicarla.

“Está muy preocupado, porque dice que no solo ha sido un problema las medidas de la UE sino que hay problemas de cada país en las tractoradas que se vienen haciendo”, ha respondido el eurodiputado del PP Juan Ignacio Zoido a la pregunta de qué le había dicho el comisario sobre las protestas. En su caso, ha preferido culpar a los socialistas, entre ellos Timmermans, y al Gobierno de Pedro Sánchez por las movilizaciones del campo.

Etiquetas
stats